Blog de mcypweb

VISITA (CRÍTICA) GUIADA POR EL MANZANARES (ex Río)

Las obras de la M-30, impactos sobre el entorno, ¿beneficios?, despilfarros, hipoteca madrileña para siglos venideros, …

Domingo 14 de Febrero
INICIO: Metro P.Pío (12.00 hs)
FINAL: Puente Toledo (14.30 hs)

Organizamos este paseo los de la Comisión de Urbanismo de Ecologistas en Acción.

Al final hay bares de cañas (Marques de Vadillo)

¡¡¡¡ OS ESPERAMOS !!!

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Comunicado sobre lo acaecido ayer en relación al Frontón Beti-Jai

Ante los acontecimientos de ayer en torno al Beti-Jai la plataforma "Salvemos el frontón Beti-Jai " quiere comunicar lo siguiente:

  1. La plataforma no asistió ayer al acto convocado por el PSOE porque, habiendo agradecido su invitación a dicho acto al PSOE, y, tal y como refleja nuestro manifiesto fundacional, queremos ser independientes de cualquier partido político. Nos parece muy bien que el Beti-Jai salte a la palestra y esté en boca de todos, pero estamos convencidos que la solución pasa por un consenso entre todos los grupos políticos. El patrimonio es de todos, por lo que se debería aparcar diferencias políticas y se deberían adoptar medidas por unanimidad que tengan como consecuencia la la restauración del Beti-Jai.
  2. El Beti-Jai no está en ruina, tal y como les gustaría a muchos, sobre todo a los que quieren especular con él. Si bien la cubierta de madera corre grave riesgo de desplome y la fachada exterior está perdiendo poco a poco todos sus elemento ornamentales, en ningún caso el edificio se puede declarar en ruina. La estructura del Beti-Jai no corre riesgo de desplome debido a que es una contrucción muy sólida de ladrillo y hierro. Sería muy difícil que el edificio sufriese un colapso a medio o largo plazo. Esto no implica que no necesite una actuación inminente que permita sacarlo del estado de abandono en el que se encuentra.
  3. Es cierto que el Beti-Jai es una propiedad privada y que el propietario tiene unas obligaciones legales sobre él, que implican su mantenimiento y protección. No obstante, y tal como recoge la ley, las administraciones públicas, en este caso en concreto el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, deben asegurar la conservación de un elemento patrimonial como es el Beti-Jai. Para ello disponen de herramientas legales que les permiten actuar si la propiedad no hace nada. Desde la plataforma solicitamos una acción sustitutoria inmediata. Esto implica que las administraciones pueden y deben actuar, con la posibilidad además, de pasar los costes de dichas obras a la propiedad. Es decir, sin coste alguno para las arcas públicas.
  4. No se debería desaprovechar la oportunidad de que UNESCO Madrid tramite el expediente que tiene como fin declararlo Patrimonio de la Humanidad. Para ello el Beti-Jai debe estar restaurado y conservando su estado original. Madrid no debería perder la oportunidad de tener un edificio catalogado por la UNESCO como patrimoio de la Humanidad.
  5. Esta semana ha aparecido en prensa la actuación del Ayuntamiento en el caso del Hotel Paris. Un elemento, de propiedad privada, y catalogado como singular de nivel 1, al igual que el frontón Beti-Jai. No entendemos porqué en este caso sí hay dinero para restaurarlo y en el caso del Beti-Jai no. Nos alegramos de la actuación en el Hotel Paris, pero solicitamos un trato igual para el Beti-Jai. ¿Porqué no un plan especial también para él?

Beti-Jai vs Hotel Paris

Imágen extraida del blog de Tina Paterson

Tipo de post: 

Palacio del Infante Don Luis: una historia interminable

La Comunidad de Madrid ha rechazado el proyecto de restauración del Palacio del Infante Don Luis presentado por la SGAE. Algo que sucede tres años después de que el Ayuntamiento firmara un convenio de cesión del palacio a esta institución durante los próximos 75 años. Según los técnicos de la Comunidad, el proyecto de la SGAE no se ajusta a la Ley de Patrimonio Histórico.

 

Palacio del Infante Don Luis de Boadilla del Monte

Vista aérea del palacio del Infante Don Luis y sus jardines.

Los jardines del palacio del Infante Don Luis.

 

Nueva sorpresa –aunque algunos ya lo esperaban– en torno al Palacio del Infante Don Luis. Casi tres años después de que la Fundación Autor de la Sociedad General de Autores (SGAE) presentara su proyecto de rehabilitación del palacio, los técnicos de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid han emitido su veredicto al respecto: hay que modificarlo y eliminar el grueso de las obras previstas por la SGAE con el fin de salvaguardar la integridad de un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural.

Algo que ya se había previsto desde un principio por parte de la Asociación Amigos del Palacio tras conocer dicho proyecto. “Las obras que pretendían hacer en el palacio incumplían las leyes de Patrimonio Histórico y por fin, la Comunidad de Madrid ha decidido poner fin a este disparate haciendo un informe desfavorable al proyecto presentado”, asegura Paloma Olmedo, presidenta de la asociación.

El proyecto de la SGAE ha quedado en suspenso principalmente porque bajo el jardín histórico de la primera terraza –que la SGAE había previsto vaciar por completo para construir bajo el parterre un auditorio, salas de conferencias y aulas, una biblioteca...– se encuentra en perfecto estado de conservación todo el sistema original de conducción de aguas, pozos y galerías subterráneas de ventilación sobre los que se asienta este jardín único del siglo XVIII.

Restos históricos

También los arqueólogos e investigadores han encontrado ahí la base de la fuente central del jardín, realizada en fábrica de ladrillo –la misma se puede apreciar en la imagen aérea abajo a la derecha–, y un sistema de galerías abovedadas excavados bajo ella, así como otros restos de interés histórico que se deben mantener y recuperar, entre ellos una noria de agua.

La excavación y vaciado de todo el parterre, así como la creación de dos grandes fosos en la segunda terraza podrían suponer la desaparición de todos estos elementos, protegidos y necesarios para garantizar la supervivencia de los jardines del palacio.

El proyecto de la SGAE preveía la recreación de los mismos y recuperación de su trazado una vez realizada la obra bajo rasante. Pero esta opción tampoco es válida ni se ajusta a la Ley de Patrimonio Histórico por los motivos anteriormente expuestos. Tampoco permite que haya ascensores, escaleras, lucernarios o respiraderos.

Así las cosas, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte debe modificar su Plan Especial y someterlo de nuevo a la aprobación de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, que deberá velar por su legalidad.

José Ramón Duralde, arquitecto especializado en restauraciones históricas con una importante trayectoria a sus espaldas (en Boadilla ha rehabilitado el Convento y su iglesia, la iglesia de San Cristóbal y la explanada del Palacio), reconoce que “este proyecto concreto de la SGAE no respetaba, tal y como han señalado los técnicos, la ley de Patrimonio”. La solución pasa, a su juicio, por hacer otro proyecto “respetuoso con el palacio, abierto al público, no sólo de los jardines sino también del edificio. Todos debemos ponernos a las órdenes del palacio”, afirma.

La respuesta de la SGAE

Pero, ¿qué dice la SGAE al respecto? Un portavoz de esta entidad apunta que desde la misma se “sigue entendiendo que la propuesta que presentó hace unos años para convertir el Palacio en un gran centro cultural es la mejor para ese fin, un fin que beneficiará de manera evidente a la población de la zona”. De momento, anuncia que se “responderá, en el plazo de tiempo que le concede la ley, al informe de la Dirección General de Patrimonio”.

Lo cierto es que frente al deseo de que esta entidad abandone un proyecto impopular, rechazado en gran medida por casi todos (incluso el PSOE de Boadilla, que lo apoyó en la anterior legislatura, ahora está en contra), la SGAE tiene a su favor el acuerdo que firmó con el Ayuntamiento de Boadilla en la etapa de Arturo González Panero: un convenio de cesión del palacio por 75 años  y una serie de derechos al respecto. Es decir, aunque ha visto rechazado su proyecto, podría presentar otro.

Los escollos

Para salir adelante tendrá que superar, entre otros escollos, la denuncia a este convenio que presentó Alternativa por Boadilla (APB), el partido de Ángel Galindo, en los tribunales. Un acuerdo que para APB es contrario al espíritu que presidió la compra del palacio –costó 2.000 millones de las antiguas pesetas–  por el Ayuntamiento en 1998. Galindo pone así en entredicho que un Conjunto Histórico Artístico se convierta “en oficinas de una entidad privada” y el edificio no permanezca abierto al público” [la SGAE abriría a los vecinos principalmente los jardines y las dependencias situadas bajo estos, pero no las dependencias del palacio]. También porque “en el palacio de Boadilla la ley sólo permite hacer actuaciones de conservación y mantenimiento”, añade.

La solución pasa, a juicio del concejal de APB, por que la SGAE abandone sus planes aquí y se haga “un proyecto cultural y público de primer nivel, tanto nacional como internacional. Podemos convertir a Boadilla en el segundo Aranjuez”, dice.

Por su parte, el PSOE de Boadilla del Monte cree que se debe aprovechar la oportunidad para realizar “un nuevo proyecto más abierto a los vecinos de Boadilla”.

Según el portavoz de este partido, Pablo Nieto, “las actuales condiciones del convenio no aseguran el acceso de los vecinos al edifico central, destinado a las distintas oficinas de la SGAE. Tampoco a los jardines y huertas del palacio cuyo acceso público no queda regulado en el acuerdo”.

No lo va a poner fácil tampoco la Asociación Amigos del Palacio, quien lleva años luchando –ha recogido más de 6.000 firmas contra el proyecto de la SGAE– para que en el palacio se lleve a cabo “un proyecto museístico como merece, cultural y público, en el que se respeten todas las normas de restauración que marca la ley”. Sin más.

En el Ayuntamiento, de momento prudencia, conscientes de que hay un convenio en vigor. Pero también se están buscando salidas a una situación que se prolonga en el tiempo mientras el edificio presenta cada vez peor aspecto.

Lo cierto es que si en 2006 el proyecto de la SGAE contaba con todas las bendiciones políticas para salir adelante –lo apoyaba la Comunidad de Madrid y el gobierno central, en manos del PSOE–, hoy estas no lo son tanto. Lo malo, dicen algunas voces, es “que la SGAE tiene dinero”.

¿Cuánto cuesta restaurarlo?

El proyecto de la SGAE para el palacio del Infante Don Luis preveía una inversión de 30 millones de euros para restaurar el edificio y ampliar las instalaciones. Sin embargo, una restauración “más humilde y respetuosa con el edificio, que podría dedicarse a museo, saldría por menos de la mitad”, reconocen los expertos.

Alternativa por Boadilla ha cifrado ese coste en unos nueve millones de euros. Si bien luego habría que tener en cuenta, y más ahora en época de crisis, los gastos corrientes de funcionamiento y mantenimiento del edificio.

 

Fuente: Sólo Boadilla

Tipo de post: 

Tunel de Villanueva o de Bonaparte

Llevamos tiempo recibiendo denuncias sobre el expolio que la nueva M-30, el proyecto denominado Madrid Río, ha ocasionado en numerosos puntos de la ciudad. Esta vez queremos documentar la desaparición del denominado Túnel de Villanueva o Túnel de Bonaparte.

Dicho túnel fué mandado construir al arquitecto Juan de Villanueva en 1811 por encargo de José Bonaparte. Su objetivo era conectar directamente el Palacio Real y los Jardines del Campo del Moro con la Casa de Campo, donde el rey tenía su residencia.

A continuación os mostramos el antes y el después de Madrid Río:

Foto de Ángela Souto
Foto de J.J. Guerra Esetena

 

Y también una imágen aérea de la zona de la época de las obras:

Más información:

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Respuesta a las alegaciones a la construcción del metro Majadahonda - Moncloa que afecta al Parque del Oeste

A continuación os dejamos la respuesta de MINTRA (Metro, Infraestructuras y Transportes - Comunidad de Madrid) a las alegaciones realizadas en relación a la construcción del metro Majadahonda - Moncloa, que afectará al Parque del Oeste y a su entorno.

En líneas generales el escrito da una serie de consideraciones técnicas sobre las ventajas del tren sobre el coche. Respecto al parque del Oeste, que era nuestra mayor preocupación pues se trata de una joya paisajística y botánica, nos dicen que "Sólo se varán afectados un número muy reducido de árboles de escaso valor botánico en la zona del emboquille del túnel" (no sabemos dónde hacen el "emboquille" pero se supone que por la parte baja junto a las actuales vías del tren). También se afectará el paseo de Camoens pero únicamente en su parte de calzada, sin "afección a la vegetación del entorno."

"En cuanto a la afección al arbolado de alineación del Paseo de Moret, se va a minimizar aún más sobre las previsiones iniciales, ya que se va a modificar la ubicación de la estación de Moncloa de forma que quede en la Calle Princesa, bajo la explanada del Cuartel General del Aire."

En principio, las noticias parecen tranquilizadoras, aunque habrá que solicitar más detalles en los principales puntos de afección, porque una cosa son las intenciones y otra como se realicen después, y que no surjan torres de ventilación o salidas de seguridad en mitad del parque. En cualquier caso, la acción ciudadana de haber hecho alegaciones y haber movido el tema en declaraciones de prensa, ha servido para que los técnicos de Metro se hayan puesto las pilas y buscado soluciones en lugar de hacer lo que para ellos habría sido más cómodo, triturando una de las mejores zonas de la ciudad de Madrid.

 

Tipo de post: 

CONVOCATORIA de la plataforma M50 NO para el sábado 30

Nos movilizamos para exigir:

  1. Que la Comunidad de Madrid aplique la misma solución para el tramo que discurre por San Sebastián de los Reyes y Alcobendas que para el Monte del Pardo; si allí discurre a través de un TÚNEL paraara proteger su fauna y floraora ¿por qué nuestros dos Municipios, también espacios protegidos, donde viven miles de personas, no se les quiere dar la misma protección?
  2. Que el actual Equipo de Gobierno de San Sebastián de los Reyes, respete y cumpla la moción aprobada el 18-10-2005 por unanimidad de todos los grupos políticos, que exigían a la C.A.M. la construcción de un TÚNEL en la totalidad del trazado a su paso por S. S. de los Reyes y Alcobendas.

SÁBADO 30 DE ENERO CHOCOLATADA

A las 11.00 en la Pérgola de la AVENIDA NAVARRONDÁN esquina con la Avenida Hayedo de Montejo. Muy cerca del Polideportivo.

Juntos lo vamos a conseguir; nos asiste la razón.

El actual equipo de gobierno de San Sebastián de los Reyes debe de cumplir su compromiso.

 

Más información:

Tipo de post: 

Artículo en El Mundo sobre la Carcel de Carabanchel

Artículos sobre el Beti-Jai en El Mundo

Evaluación y valoración de los daños en la fachada del Beti-Jai

Ante los desplomes parciales sufridos en la fachada sita en la calle Marqués de Riscal número 7, que por suerte no han ocasionado daños a ningún viandante, nos gustaría ofrecer una valoración técnica del estado actual de dicha fachada. No podemos estar pendientes como meros espectadores de como el próximo temporal de nieve, viento o agua, consigue acabar con todas nuestras esperanzas.

IMG_3452
IMG_3440
IMG_3438

 

Queremos denunciar de nuevo el mal estado de conservación del Beti-Jai, así como la obligación del propietario - o por acción sustitutoria de la administración competente - de restaurarlo y rehabilitarlo. ¿Qué más es necesario para justificar una acción inmediata?. Si la propiedad no puede, o no quiere afrontar la restauración tal como exige la Ley de Patrimonio, es el momento de que tanto la D.G. de Patrimonio Histórico como el Ayuntamiento, ejerzan sus competencias respectivas en la materia. ¡¡ Solicitamos una acción sustitutoria ya !!

Si bien los desprendimientos no han sido muy importantes - tan sólo han sido superficiales - son un claro síntoma del estado de deterioro progresivo en que se encuentra el Beti-Jai. El muro sustentante parece sólido y no muestra grietas ni desplomes, pero sí tiene graves erosiones en las partes altas que han deshecho buena parte de la ornamentación -realizada con materiales de poca consistencia como escayola o piedra artificial- y han calado a la propia fábrica de ladrillo en la que se aprecian pérdidas de material. La gravedad es relativa porque no se acusan riesgos de desplome del edificio, pero sí de que los fragmentos a punto de desprenderse puedan provocar un accidente, y además no sería deseable el que desaparezcan los restos de ornamentación que quedan adheridos a la fachada, pues a partir de ellos habrá que tomar los moldes que permitan abordar la futura restauración de una forma rigurosa.

 

IMG_3444
IMG_3445

 

Por otra parte, ¿qué sucedería si la próxima vez le caen los cascotes a alguien encima?, ¿quién sería el responsable?, ¿la propiedad?, ¿la administración?. No entendemos la rapidez que hubo en retirar el andamio de protección si no era para comenzar con las inmediatas obras de restauración.

El andamio no era la solución definitiva, pero al menos protegía la fachada de las inclemencias del tiempo. ¿Existe algún informe técnico estudiando la idoneidad o no de su retirada, y que a su vez que refleje el estado de la fachada?. ¿Habrá que volverlo a colocar?.

Los vecinos no deben sufrir la desidia de la propiedad, que pone en riesgo a las personas y vehículos que pasan por delante. Es el momento de actuar. El Beti-Jai no puede esperar más. Nos gustaría que la administración actúe, tal y como se comprometió, de una vez por todas. Que obligue a la propiedad a realizar de forma inmediata obras de restauración. Y si esto no es posible, que realice una acción sustitutoria, y posteriormente le pase la factura a la propiedad. Creemos que si, finalmente, la propiedad no puede, o no quiere, afrontar dicha inversión, es el momento de llevar a cabo una expropiación.

PLATAFORMA SALVEMOS EL FRONTON BETI-JAI DE MADRID

Tipo de post: 

Los otros cabanyales, vecinos contra el expolio

Os dejamos a continuación un artículo publicado ayer en el diario Público sobre el expolio del patrimonio.

 

Los otros cabanyales, vecinos contra el expolio

La resistencia del barrio de Valencia aviva la pelea ciudadana en defensa del patrimonio. Los atropellos urbanísticos se reproducen

DIEGO BARCALA - Madrid - 17/01/2010 08:00

El proceso se repite en cada ciudad con un patrón calcado. El histórico barrio se empobrece al mismo ritmo que crecen los solares y los edificios vacíos. El ayuntamiento de turno no lo evita y cuando el nivel de vida roza el suburbio más degradado y parece improbable la resistencia vecinal aparece un plan para "rehabilitar" o "sanear" la zona. La operación suele ser incompatible con la conservación del patrimonio cultural o histórico.
La defensa del barrio marinero de El Cabanyal en Valencia ensalza el valor del tesón de los ciudadanos que se agarran a la defensa de su identidad cultural. La justicia, la historia y el Ministerio de Cultura abogan por su conservación, pero el Ayuntamiento de Rita Baberá insiste en la demolición de gran parte del entramado urbano donde vivió Vicente Blasco Ibáñez. Similares luchas se han reproducido en las grandes ciudades españolas con casi siempre goleada a favor de los Ayuntamientos.

Los arquitectos hace tiempo que tomaron partido por los vecinos. Los informes de los colegiados de Madrid a favor del mantenimiento de la cúpula de la cárcel de Carabanchel no sirvieron para evitar que los carabancheleros escucharan su derrumbe desde una acampada de protesta. "Muchas veces el valor del patrimonio no es artístico, sino histórico, por eso se cambiaron las denominaciones de protección. Ahora se dice patrimonio histórico-artístico", explica el arquitecto Antón Capitel.

Este estudioso de la arquitectura madrileña cree que no existe ningún caso en la capital o en otras grandes ciudades españoles que se pueda equiparar al expolio de El Cabanyal. "Es algo propio de las ciudades europeas de finales del siglo XIX, cuando los nuevos barrios obligaban a modificar la ciudad. Por un lado, es lógico que una avenida se prolongue hasta el mar, y por otro, también es normal que se proteja un entorno de valor cultural. Una vez que los jueces del Supremo han decidido, no hay duda. El decreto de la Generalitat para continuar con el proyecto es un delito", sentencia Capitel.

El juego virguero de los políticos valencianos para sacar adelante a toda costa su plan urbanístico revela la ineficacia de las protecciones con las que cuenta la Administración para proteger el patrimonio. "El problema es que el poder ejecutivo es juez y parte en estos conflictos", reflexiona el arquitecto de la plataforma Apudepa (Acción para la defensa del patrimonio aragonés) Carlos Bitrián. Las declaraciones BIC (Bien de Interés Cultural ) son declaradas, mantenidas, limitadas e incluso retiradas por los propios Ayuntamientos. "Siempre podrán acudir a un supuesto interés público o social para retirar la declaración BIC", añade Capitel.

"Existe poca experiencia en conflictos culturales y urbanos en la justicia española aunque cada vez hay más abogados especializados", lamenta Bitrián. Su experiencia en los recursos judiciales para proteger entornos como el del balneario de Panticosa o el casco histórico de El Tubo en Zaragoza revela que "es más útil" alegar que un proyecto urbanístico perjudica a los vecinos que al patrimonio. "Hemos tenido éxito cuando hemos denunciado que se perjudicaban las necesidades de la población. Al final los BIC no impiden que el espacio sea tratado como una mercancía para obtener plusvalías", sentencia Bitrián.

El ejemplo de los vecinos de El Cabanyal ha inyectado ánimo a las miles de plataformas de salvación del patrimonio en toda España. En Valencia, la destrucción de la huerta histórica de la ciudad, el abandono de las alquerías o la comercialización oscura de edificios valiosos como el de la antigua Tabacalera ha propiciado un movimiento de resistencia vecinal que amenaza con enfrentarse a las excavadoras.

Los seis casos

1. Un minivaticano en los jardines

El entorno de San Francisco el Grande en Madrid es un paisaje que aparece inalterable desde las pinturas de Goya hasta hoy. Un plan compartido entre el Arzobispado de Madrid y el ayuntamiento prevé construir edificios sobre el jardín.

"Enfrentar a la Iglesia es duro pero queremos salvar el jardín"

María Ruiz de Gauna lidera a los vecinos contra el plan de arzobispado

La cerca de Felipe IV que rodea la antigua ciudad de Madrid puede contemplarse en los jardines donde Antonio María Rouco y Alberto Ruiz-Gallardón han planeado crear un conjunto de edificios que van desde la Casa de la Iglesia a una residencia de ancianos.

“Tememos que acaben con un legado histórico que se remonta al siglo XVI”, reclama, María Ruiz de Gauna, portavoz de la plataforma del entorno de San Francisco de El Grande, que, al igual que el barrio de El Cabanyal tiene la protección de Bien de Interés Cultural. Los vecinos han recurrido a la justicia porque el proyecto elimina 15.000 metros cuadrados de zonas verdes y crea 20.000 metros de superficie de edificios.
El Colegio de Arquitectos de Madrid ha avalado el valor histórico de los jardines cedidos por Ruiz-Gallardón al Arzobispado, que pretende construir sobre el parque un aparcamiento y una residencia para curas. “Enfrentarse a la Iglesia es duro pero los vecinos sólo queremos salvar un jardín”, defiende Ruiz. 

2. Huertas bajo el asfalto

La Punta es uno de los traumas urbanísticos de Valencia. Entre 2002 y 2003 fueron arrasadas 70 hectáreas de huerta protegida para construir un almacén de contenedores del puerto. La medida acabó con construcciones históricas y la deportación de las familias.

"Fue una masacre, un auténtico abuso de poder"

Rosa Quilis, vecina de La Punta, conservó su casa pero no su histórica huerta

Un gran solar con un barraca moribunda. Es lo que queda de las obras que hace casi diez años destruyeron parte de la pedanía valenciana de La Punta. Unas tierras intocables hasta que en 1999 una modificación del Plan General las devaluó a suelo urbanizable. Un año antes habían sido sentenciadas por el Ayuntamiento y el Gobierno a ser engullidas por la ZAL (Zona de Actividades Logísticas del Puerto).

La resistencia de los vecinos, en torno a las asociaciones La Unificadora y Defensem La Punta, se convirtió en un ejemplo todavía vivo para Salvem el Cabanyal. Entre 1994 y el 2003 se presentaron ocho recursos en los tribunales y se ocuparon numerosas alquerías abandonadas. Sus pobladores siempre sintieron la sombra de la especulación. Muchos todavía no han recibido indemnizaciones. Los más “afortunados” disponen de una de las casas que se construyeron para realojos, junto a las grúas del puerto, en un territorio tomado por el tráfico de drogas y la prostitución.  SERGI TARÍN

3. Modernidad sin identidad

El moderno distrito 22@, presentado como una garantía de Barcelona para afrontar su futuro económico, ha colisionado con la marcada identidad industrial y popular del barrio del Poble Nou, que se conocía como el ‘Manchester catalán’.

"Ya luchamos por salvar las migajas de lo que fuimos"

Tere Bou fue la primera mujer miembro de la junta de l'Aliança del Poblenou

La conflictividad vecinal baja en Barcelona, y el Poble Nou no es la excepción. No son pocos los vecinos que aún lamentan el proyecto del 22@, el distrito que alberga cada día más empresas del sector tecnológico o de los medios de comunicación. Pero se les oye menos. Mucho menos. Hacerlo realidad ha replanteado el barrio y le ha hecho perder “toda su identidad y trama social, además del patrimonio”. Es lo que opina Tere Bou, una mujer activa y del barrio “de toda la vida”, que lamenta que incluso se esté perdiendo un nombre centenario para potenciar “eso de 22@”. Tere, miembro de la asociación de vecinos, lamenta que la lucha sea sólo por salvar las migajas de lo que fue, “como el barrio de pescadores y la Plaça Prim, de lo poco que sigue en pie”. Critica que muchas de las promesas, como las de convertir viejas fábricas modernistas en talleres de creación artística, se incumplan o se hagan a medias. “Del viejo Poble Nou y su sabor familiar ya no nos queda apenas nada”, concluye.  FERRAN CASAS

4. Una ciudad del s. XIII en peligro

La presión vecinal ha obligado al Gobierno de Murcia a frenar su plan de trasladar los restos del yacimiento mozárabe de San Esteban para hacer un parking. Ecologistas en Acción denuncia que los restos encontrados no están siendo protegidos.

"Tememos que se lleven los restos piedra a piedra"

Rubén Vivas, de Ecologistas en Acción, defiende el yacimiento

La polémica por el yacimiento mozárabe de San Esteban, en la ciudad de Murcia, tiene 20 años. El Ayuntamiento preveía cambiar el parque por un aparcamiento hasta que el movimiento de tierra dejó al descubierto un enorme yacimiento de una ciudad mozárabe del siglo XIII. El Gobierno de Murcia ha rechazado el plan original ante la presión vecinal y ahora debate cómo garantizar su conservación.

“Protestamos porque encargaron la obra a una empresa afín al PP que pretendía trasladar la ciudad piedra a piedra, aunque sea de barro”, lamenta Rubén Vives, de Ecologistas en Acción. “Ahora, el problema es que con la lluvia que ha caído durante los últimos días se va a deshacer el yacimiento y el único remedio que ha puesto el ayuntamiento son unos retales de plástico”.  El conjunto de San Esteban que ha quedado al descubierto permite observar dos hectáreas de una ciudad subterránea que podría permanecer oculta en las céntricas manzanas de Murcia.

5. Hotel de lujo sobre una joya

La estación de Canfranc permanece abandonada desde 1970. Un estado que propició su ruina hasta que un decreto la declaró Bien de Interés Cultural en 2002. Una asociación paró en los tribunales un proyecto que pretendía convertirla en hotel de lujo.

"En cada pequeño pueblo, encuentras un Cabanyal"

La asociación de Carlos Bitrián consiguió que un juez parara el destrozo

Apudepa (Acción para la defensa del patrimonio aragonés) engloba a vecinos, arquitectos y amantes de la cultura aragonesa. Su actividad exitosa en los tribunales ha traspasado su comunidad autónoma y reciben denuncias urbanísticas de toda España. El arquitecto Carlos Bitrián pone como ejemplo de expolio cultural el proyecto en Canfranc (Huesca), que pretendía construir una urbanización y un hotel de lujo sobre la antigua estación, protegida como BIC desde 2002. Un juez determinó que el proyecto que pretendía la “rehabilitación” del edificio alteraba su “fisionomía original”. El objetivo era construir una planta más sobre las naves de la estación.

“Al final, cada pueblo de 5.000 habitantes tiene su Cabanyal”, denuncia Bitrián. Otros colectivos defensores del ferrocarril piden la rehabilitación de la línea de ferroviaria que pasaba por la estación antes de que en 1970 se inhabilitara la inmensa infraestructura. Piden a Fomento la vuelta de la línea fronteriza entre Canfranc y Olorón (Francia).

6. Roma bajo Las Monjas

La Plaza de Las Monjas esconde en sus entrañas una edificación romana que los arqueólogos sitúan en el siglo I. Unas obras de remodelación provocaron el hallazgo pero la prisa por terminarlas hizo que los restos volvieran a quedar sepultados.

"La Administración no se implica con el patrimonio"

Jesús de Haro, defiende la protección arqueológica de un yacimiento del siglo I

La Plaza de las Monjas, a la que dio nombre un convento colindante, es el corazón de Huelva. Cuando se anunció su remodelación, la noticia corrió como la pólvora. Con lo que no se contó entonces fue con lo que esconde en sus entrañas, o lo que puede esconder. Los restos hallados fueron identificados por los arqueólogos como una edificación romana del siglo I. Creen que puede ser parte de una ciudad sepultada. Pero las prisas por terminar la obra hicieron que el Ayuntamiento (PP) cubriera los restos hasta la realización de una prospección geofísica.

“Las administraciones públicas no se implican con el patrimonio”, critica Jesús de Haro, presidente de la Asociación Profesional de Arqueólogos de Huelva. El estudio, que se hizo en noviembre, y el resultado, que aún no ha trascendido, serán trasladados a la Junta de Andalucía. Cabe, por tanto, la posibilidad de que el georradar dé la razón a los expertos y la mítica plaza deba ser de nuevo agujereada. RAFAEL ADAMUZ

Tipo de post: 

Páginas