Añadir nuevo comentario

FUEGO EN NOTRE DAME/FEU EN NOTRE DAME DE PARIS

Foto: Ouest-france.fr

Aux françaises

Avec le récente souvenir de l’incendie du Musée National de Rio de Janeiro, nous sommes vraiment desolés par les nouvelles sur le feu qui a détruit le toite de la Cathédrale de Nôtre Dame de Paris.

Ces évenements sont des domages a notre culture, a notre identité, a notre Patrimoine. Parce que c’est pas seulement un Patrimoine de France, mais du tout le monde.

On veut vous envoyer notre solidarité, spécialement aux amis de l'association de Paris Historique. Nous souhaitons que la recuperation de Notre Dame soi possible et la revoir bientôt reconstruit.

 

A los franceses:

Con el recuerdo reciente del incendio del Museo de Río de Janeiro, estamos verdaderamente desolados por las noticias que han llegado sobre el fuego que ha destruido la cubierta de la catedral de Notre Dame de París.

Estos sucesos son daños a nuestra cultura, nuestra identidad y nuestro Patrimonio. Porque esto no es sólo un daño al Patrimonio de Francia, sino de todo el mundo.

Queremos enviaros nuestra solidaridad, especialmente a los amigos de la Asociación Paris Historique. Deseamos que la recuperación de Notre Dame sea posible y pronto la podamos ver reconstruida.

 

Desolados y conmocionados con la tragedia acontecida en París; así nos deja la espantosa noticia, que ha corrido como la pólvora a las 19h de la tarde. Repentinamente el fuego se ha desatado de forma incontrolable en la techumbre de la catedral de Notre Dame de París, consumiendo prácticamente toda la cubierta en cuestión de horas. La aguja que alcanzaba los 96 metros de altura, realizada en el siglo XIX por Viollet-Le-Duc, se derrumbado con todo su peso sobre la cubierta, posiblemente arrastrando una de las bóvedas góticas consigo. La catedral estaba inmersa en pleno proceso de restauración y habían sido retiradas las esculturas de la aguja hace menos de una semana para su limpieza y consolidación, por lo que se han salvado de las llamas. 

Según informan medios locales, se han puesto a salvo del fuego obras de arte y demás enseres del interior del edificio para evitar su destrucción en caso de colapso total. Sin embargo, a medida que ha ido remitiendo la intensidad del fuego, se ha alejado el peligro de que los muros también se vinieran abajo, garantizando la supervivencia estructural del monumento.

No tenemos palabras al ver cómo se destruye un símbolo de la Historia de la Arquitectura y del Arte universal. Esto nos debe llevar a reflexionar sobre el conjunto de nuestro Patrimonio, cómo nos relacionamos con él, cómo lo conocemos, lo divulgamos. Conocerlo nos lleva a defenderlo. Son estos sucesos fortuitos, irreversibles y lamentables los que nos deben hacer pensar en la manera de tratar nuestras ciudades, conocer nuestros monumentos y nuestros conjuntos urbanos, y exigir con firmeza a nuestra autoridades un compromiso real y sin fisuras para con todo el Patrimonio, bien sea monumental, inmaterial, artístico, industrial o natural. El verdadero equilibrio entre desarrollo, sostenibilidad y bienestar social pasa inexorablemente por la defensa de nuestro mundo, porque no tenemos otro.

Confiamos en que la catedral de París pueda ser recuperada en todo su esplendor y sirva de aviso general para evitar futuras calamidades semejante, que por desgracia se suma ya a la lista de desastres como los históricos incendios de los teatros de la Fenice de Venecia, el Liceo de Barcelona, o las bibliotecas de Anna Amalia en Weimar, o la de Sarajevo, incendiada en pleno conflicto bélico yugoslavo.

Queremos expresar de nuevo nuestro más profundo lamento y todo nuestro apoyo ante este triste episodio.

Foto: Time

 

Tipo de post: 

Temas MCyP: