Añadir nuevo comentario

UNA NUEVA VIDA PARA EL PABELLÓN DE LOS HEXÁGONOS (A LA TERCERA VA LA VENCIDA)

UNA NUEVA VIDA PARA EL PABELLÓN DE LOS HEXÁGONOS (A LA TERCERA VA LA VENCIDA)

El pasado miércoles 14 de octubre varios miembros de Madrid Ciudadanía y Patrimonio acudimos a una visita al Pabellón de los Hexágonos del recinto Ferial de la Casa de Campo –obra maestra de los arquitectos José Corrales y Vázquez Molezún-, invitados por la arquitecta Carmen Rojas Cerro, de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Área de Gobierno de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, con el fin de ver los trabajos emprendidos para recuperar el emblemático edificio.

En una primera fase éstos se han limitado a realizar un estudio general del inmueble para conocer su estado de conservación así como sus carencias, habiéndose realizado las catas oportunas para valorar el sistema de evacuación de aguas pluviales, cimentación, etc. Simultáneamente un exhaustivo trabajo de documentación ha permitido establecer definitivamente los cambios sufridos por el pabellón en su compleja peripecia, desde su instalación tan efímera como aclamada en la Exposición Universal de Bruselas en 1958, a su traslado definitivo a Madrid el siguiente año, su adaptación para exposición del Ministerio de Agricultura una década después, o las diversas modificaciones efectuadas por la Escuela Taller que acogió el recinto antes de su definitivo abandono. Como resultado, se ha decidido acertadamente volver al estado inicial establecido por los propios autores, que efectuaron una sensible adaptación del conjunto al clima y paisaje madrileño, organizando sus espacios –de una sorprendente modernidad- en torno a varios patios con el fin de moderar las altas temperaturas de la canícula mesetaria, demostrando al mismo tiempo la extraordinaria flexibilidad del sistema ideado, capaz de adaptarse con naturalidad a cualquier topografía.

Los trabajos proseguirán con la rehabilitación –ya iniciada- de una pequeña parte del edificio donde se alojará una exhibición sobre el propio pabellón, y que servirá como prueba y ejemplo de la metodología a emplear en el resto del inmueble.

Hay que felicitar al Ayuntamiento por el rigor con que ha afrontado la tarea, pues la confrontación de la planimetría localizada con los trabajos realizados in situ permitirá revertir con toda precisión los cambios ejecutados en las sucesivas reformas y recuperar la disposición y volumetría originales; mientras que la obtención de muestras de los materiales empleados permitirá reproducir con fidelidad su materialidad constructiva, con las variaciones imprescindibles para mejorar su comportamiento. Así, las carpinterías de aluminio extruido mantendrán sus secciones y escuadrías originales, pero se verán reforzadas internamente mediante nuevas particiones, y soportarán nuevos vidrios más aislantes; igualmente, los “plementos” que cubrían las singulares “sombrillas” -que constituyen las piezas fundamentales del edificio- serán reproducidos con un aspecto similar pero con mayor ligereza y mejor comportamiento térmico; estando en estudio la posible instalación futura de un sistema de calefacción por suelo radiante con origen geotérmico especialmente respetuoso con el medio ambiente, pues su único objetivo sería templar unos pocos grados el gélido clima invernal madrileño, confiando en que la ventilación natural del edificio y su disposición escalonada en torno a varios patios sombreados por el abundante arbolado de la Casa de Campo basten para suavizar y volver soportables las tórridas temperaturas veraniegas.

Si a esta cuidados intervención sumamos la interesante propuesta de convertir el edificio en un satélite del Museo de Arte Contemporáneo municipal, dedicado en exclusiva a la arquitectura contemporánea –que carece de locales de exposición permanente en nuestra ciudad mas allá de las muestras temporales de la Fundación ICO y de la añorada sala de la Arquería de los Nuevos Ministerios- tendremos una imagen del potencial que puede alcanzar el renovado Pabellón de los Hexágonos, que constituye una de las obras maestras indiscutibles de la Arquitectura española del Siglo XX.

Esperamos que los trabajos ahora emprendidos lleguen a su exitosa culminación –prevista para mediados del próximo año- y se extiendan sin interrupción al resto del edificio para que Madrid recupere definitivamente esta joya arquitectónica que ha de convertirse en foco de atracción para todos los ciudadanos, y muy especialmente para los especialistas, estudiantes, y aficionados a la Arquitectura del mundo entero.

ENLACES

EL MUNDO: "Una segunda vida para el Pabellón de Hexágonos: Madrid estudia incluirlo en el Museo de Arte Contemporáneo"

Guía de Arquitectura del COAM (2003): Pabellón de los Hexágonos

Tipo de post: 

Temas MCyP: