NOTA DE LA VISITA COMPLETA DEL REAL CANAL DE MANZANARES

La Plataforma de Amigos del Real Canal de Manzanares y Madrid Ciudadanía y Patrimonio [MCyP] hicieron con 50 participantes una ruta el pasado sábado 9 de Abril por el Real Canal de Manzanares y sus restos conservados.

 

La excursión, de 8 horas caminando, partió desde Villaverde Bajo-El Cruce a las 10.45 h de la mañana y terminó en el metro de Rivas-Vaciamadrid tras haber recorrido los 18 km que separan los dos puntos.

La intención que perseguía esta excursión comentada es difundir, mostrar y poner en valor los magníficos restos de un canal de navegación del siglo XVIII, único en la Comunidad de Madrid y uno de los tres canales que hubo en España.

Se repartió un díptico con información del Canal al iniciar el recorrido y se puso en antecedentes de toda la obra que se iba a poder ver, contextualizándola con otras obras hidráulicas europeas coetáneas.

La visita permitió conocer la casa del guarda de la Cuarta Esclusa, único edificio persistente del Canal, excelentemente conservado gracias a su uso continuado por la familia Pascual que lo mantiene desde comienzos de siglo XX. Valero Pascual, su actual inquilino, nos recibió cordialmente y permitió contemplar el interior del edificio, con su estructura de cubierta original y sus carpinterías tachonadas. En agradecimiento se le regaló una camiseta del Real Canal.

También se pudo contemplar los magníficos restos de obra hidráulica como la recién excavada Quinta Esclusa, cuyo futuro está entredicho por estar en medio del trazado del desdoblamiento de las vías del AVE, y que fue sin duda una oportunidad única para poder observarla en su lugar original como un fénix resurgido de sus cenizas.

 

 

Pasando al término de Getafe, la ruta nos llevó hasta la Sexta y Séptima Esclusas, que se hallan completamente enterradas como lo estuviera la Quinta, y a continuación a la Octava a su cruce con la Cañada Real, convertida en un vertedero de basuras que apenas permite verla.

En la Novena Esclusa, bastante conservada, se hizo la parada de descanso para reponer fuerzas y comer los bocadillos.

En la segunda etapa se alcanzó la Décima Esclusa, última del Real Canal y perfectamente conservada en toda su obra, a falta únicamente de las puertas de maderas. En sus cercanías se paró a explicar la Casa de los Albergues, ruina de la segunda casa de Administración del Canal.

Seguidamente, ya en el término de Rivas-Vaciamadrid se vieron los únicos puentes exentos conservados del recorrido: el estupendo puente-acueducto del Congosto, el enterrado de Cambroneras, del que asoma apenas un testero como punta de iceberg de un puente con una bóveda de cañón de 32 m de largo, y por último el Puente de Migueles, gemelo del anterior, cerca de la desembocadura del Manzanares y conservado óptimamente.

Vistos ya los 13 elementos que quedan de 22 en su origen (60% conservado) y los 16,36 km de 21,82 km de cauce que aún permanece trazado (75% conservado) se terminó este viaje por la historia con una festiva reunión en el casco antiguo de Vaciamadrid.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS ASISTENTES!!!  Y....   HASTA LA PRÓXIMA

 

Tipo de post: