Operación Canalejas

Nota emitida por la plataforma NOAESTEPLAN

De forma conjunta y elaborada por todos los colectivos que forman parte de la plataforma NOAESTEPLAN, se ha emitido una nota de prensa a todos los medios de comunicación, y en general a todos los madrileños, en la que se denuncia el gran número de operaciones urbanísticas que se están poniendo en marcha en este periodo preelectoral, muchas de ellas hechas de espaldas a los ciudadanos, sin ningún consenso ni información, y sin que supongan beneficios para la ciudad sino todo lo contrario, pues responden en su mayoría a intereses exclusivamente privados, y de hecho privatizan una gran cantidad de suelo y edificios públicos. Es una forma de puentear ese Plan General cuya aprobación se está haciendo imposible por cuestión de fechas, y una manera de hipotecar el futuro de Madrid ante la posibilidad de que se produzca un cambio de gobierno tras las próximas elecciones municipales.

El Patrimonio histórico va a resultar muy gravemente afectado –como ya estamos viendo estos días con las privatizaciones y derribos de los terrenos de las cocheras de Metro de Madrid- a pesar de que la alcaldesa quiera convencernos durante este mes del inmenso amor que le tiene a un patrimonio que por otro lado desprecia y demuele sin compasión.

Derribo de las cocheras originales del MetroDerribos en la "Operación Canalejas"

Enlaces relacionados:

 

Tipo de post: 

PRIMERAS VÍCTIMAS de la 'Operación Canalejas'

Asistimos en estos últimos días a la nueva operación de fachadismo madrileño. La calle Alcalá comienza a convertirse en un decorado teatral, desapareciendo la arquitectura tras sus fachadas con los derribos del 'Complejo Canalejas'.

Nuestra preocupación ante esta irreversible operación nos plantea serias dudas: en las fachadas aludidas cuelgan los preceptivos carteles de licencia, anunciando 'Obras de restauración y consolidación de fachada y primera crujía'; pero ¿dan "licencia para matar"?

25/09/2014 - Foto: Jesús Rodríguez

¿¿¿¿¿ Restauración y consolidación de fachada y primera crujía ?????

Desde MCyP vemos descorazonados cómo el implacable proyecto del 'Complejo Canalejas' desventra poco a poco el interior de un conjunto de edificaciones que fueron en su día suntuosas sedes bancarias protegidas por protecciones de distintos niveles, pero que la modificación del Plan General autorizada ad hoc por el Ayuntamiento de Madrid rebajó en todos los casos a nivel 3 parcial -que en principio no permite derribar la totalidad, aunque sí cambiar distribuciones y alterar el edificio siempre que "sea reconocible su estilo y tipología"-; y ya se están vaciando los interiores. Curiosamente, en la web del Ayuntamiento sólo aparecen licencias de consolidación y restauración, y de instalación de vallas, pero ninguna referente a estas demoliciones.

El primer edificio en desaparecer ha sido el de Alcalá, 6, quizás el de menor importancia arquitectónica, pero protegido al fin y al cabo. Su fachada de piedra fue desmontada y embalada en paquetes que se amontonaron en la calzada.

La segunda víctima está siendo el número 8 de la calle Alcalá: antigua sede del Crédit Lyonnais, que contaba con protección nivel 1 integral antes de la “rebaja”, y cuya “consolidación de primera crujía” está consistiendo directamente en su eliminación.

30/09/2014 - Foto: Paco del Barrio

¿¿¿¿¿ Consolidación de la primera crujía = ELIMINACIÓN ?????

Desde esta página, Madrid, Ciudadanía y Patrimonio denuncia la opacidad de todos los estamentos del actual gobierno (Ayuntamiento, Comunidad y Estado), en esta operación de urbanismo “a la carta” que ha exigido tantos cambios legales y que sienta un peligroso precedente.

Galería de fotos del derribo:


Created with flickr slideshow.

 

Fotos: Jesús Rodríguez

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Patrimonio en Madrid, un consenso imposible

Anteayer tuvimos la ocasión de acudir al debate "Patrimonio en Madrid, un consenso (IM)posible" organizado por la Roca Gallery Madrid. Dicho debate no contó con la esperada presencia de Jaime Ignacio Muñoz Llinás, Director General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, como estaba previsto. En su lugar acudió el subdirector Luis Lafuente Batanero. El resto de ponentes fueron: Baldomero Falcones (expresidente de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC)), Enrique Saiz Martín (Director General de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León), y Paloma Sobrini (exdecana del COAM). El debate fué moderado por Santiago Fajardo, que en nuestra opinión hizo más una labor de conductor de una entrevista pactada que moderar un debate, dejando apenas tiempo a la intervención del público asistente a la sala.

Luis Lafuente expuso las supuestas bondades de una nueva Ley de Patrimonio recién estrenada por la Comunidad de Madrid, que ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional,  y que en absoluto es fruto de ningún consenso. Entre ellas algunas curiosas perlas, como que para mejorar la ley anterior de 1998, que era demasiado proteccionista, se ha decidido rebajar los niveles de protección de forma que se flexibiliza la posibilidad de actuar en bienes en los que antes no estaba permitido hacerlo sin consulta previa. Así se descarga de trabajo a la administración que no da abasto con tanto expediente que tramitar. ¿A quién beneficia esto?, ¿a los que quieren proteger o a los que quieren especular?. Por otra parte dijo que hay que renovar el catálogo porque hay algunos bienes protegidos que ya no existen y por lo tanto hay que actualizarlo para tener una foto actual. ¿Pará qué investigar en qué circunstancias han desaparecido o intentar dirimir quiénes y en qué grado son los responsables de su desaparición/destrucción?. Mejor borrarlos del catálogo y olvidarlos.

El siguiente en hablar fue Enrique Saíz que hizo un publirreportaje sobre lo bien que se trata al patrimonio en Castilla y León. A pesar de una densidad de población baja, lo que repercute en el presupuesto, y un vasto territorio en el que es difícil trabajar, es la región de España con más Bienes de Interés Cultural declarados de España. Durante la exposición hizo hincapié en la importancia de la utilización de nuevas tecnologías para gestionar y mantener el patrimonio. Puso como ejemplo la sensorización de lugares poco accesibles que permite su monitorización y control, así como la posibilidad de abrir al público y vigilar, sin personal presente físicamente en la ubicación sino en remoto, lugares que antes permanecían cerrados. Finalmente incidió en que la protección del patrimonio está abierta a la ciudadanía gracias a la transparencia de las administraciones que ponen al alcance de los ciudadanos los informe y actas de reuniones ya que son públicas. Esto fué contestado posteriormente desde el público.

Paloma Sobrini, transmitió a los presentes que asumía el papel de representante de una ciudadanía poco sensibilizada con el patrimonio que es necesario que valore dicho legado histórico al igual que hoy en día se ha conseguido hacer con temas de ecología y medio ambiente. Puso como ejemplo que la ciudadanía se horrorizaría si permitiesen construir 4.000 viviendas en Doñana con el pretexto de activar la economía y crear puestos de trabajo, pero que no ve con malos ojos la desprotección de bienes de interés cultural en los centros históricos ya que no lo considera como suyos. Afirmó que hay que trabajar para que los ciudadanos interioricen como suyo el patrimonio al igual que lo hacen con el medio natural. Puso como ejemplo de modelo a seguir la restauración de la sede del COAM, las antiguas escuelas Pías de San Antón, que ha sido posible gracias a un acuerdo de colaboración público-privado en el que se ha buscado un equilibrio entre el respeto del patrimonio y el uso actual del edificio.

El último en intervenir fue Baldomero Falcones, que como integrante de consejos de administración de numerosas empresas del ambito de la banca, los seguros y la construcción, ha trabajado en varios proyecto de patrimonio como patrocinador/mecenas. Según su opinión es importante potenciar, como sucede en el extranjero, la visibilidad de las empresas que esponsorizan proyectos relacionados con el patrimonio. De esta forma esa inversión en mecenazgo se puede rentabilizar obteniendo beneficios para la imágen de la marca de una empresa, así como también la posibilidad de obtener beneficios también económicos en algunos casos. La visualización de la marca de la empresa en relación a un acto de mecenazgo y su reconominiento social en los medios repercurte en que dicho mecenas decida volver a invertir, beneficiando además a la sociedad con nuevas exposiciónes, restauraciones, etc.

Tras una interminable ronda de preguntas por parte del moderador, que limitaron la posibilidad de intervención de los asistentes, hubo algunas intervenciones. En primer lugar, un miembro de Madrid, Ciudanía y Patrimonio preguntó al representante de la Dirección General de Patrimonio Histórico de Madrid sobre la increíble idea de solucionar el problema de los BICs catalogados pero desaparecidos/destruidos, simplemente borrándolos del catálogo. ¿Qué pasa con los responsables de que se destruyan BICs del catálogo?. La respuesta fue todavía más increible... se actualiza el catálogo y listo. 

En la misma intervención se le preguntó por el Frontón Beti-Jai de Madrid. Según expuso el señor Lafuente la propiedad, sea pública o privada, tiene la obligación y el deber de mantener el patrimonio a su cargo. Sin embargo, en este caso como en muchos otros, ni el propietario lo mantiene ni las administraciones públicas le obligan a ello. ¿Quién lo protege entonces?. La respuesta fué que al no estar resuelta la expropiación (prevista para septiembre según Lafuente), no se puede hacer nada y que además al no poder localizar a los dueños es imposible obligarles a actuar. Es decir, que si se desmorona no pasa nada porque los dueños están en Guipúzcoa y no se les puede multar por no encontrarles. Se borra del catálogo y listo. Alucinante.

Otro de los presentes preguntó sobre los presupuestos de Madrid y Castilla y León para conservación del patrimonio. La respuesta fue demoledora: 6 millones en Madrid y 10 en Castilla y León. Insuficiente a todas luces en ambos casos.

En cuanto a la supuesta transparencia de la administraciones otra ciudadana le indicó al señor Lafuente que la plataforma en defensa del Teatro Albéniz había solicitado el acta del Consejo Regional de Patrimonio donde se habló de dicho teatro para estudiar su contenido y había obtenido como respuesta que no se lo podían entregar porque es un documento secreto. La respuesta fue que según la Ley sólo son secretos los documentos que afectan a la seguridad del Estado; ¿es dicha acta secreta según la Ley de Secretos Oficiales?, ¿por qué los ciudadanos no pueden acceder a un documento en teoría público?

Para finalizar, otro de los asistentes, también miembro de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, a modo de repaso general hizo hincapié en varios temas. El primero fue incidir que el debate poco tenía que ver con el título ya que el consenso en temas de patrimonio no se ha buscado jamás en la redacción de la nueva Ley de Patrimonio. Dicha ley está hecha a medida de los que quieren especular con el patrimonio y no de los que quieren protegerlo. Puso como ejemplo que muchos edicifios protegidos de los cascos históricos son mantenidos por los que viven en ellos y no es necesario aplicar la ley, y sin embargo sí es necesaria para desproteger el patio de Galíndez en un proyecto como el de la “Operación Canalejas", en el que los intereses poco tienen que ver con la conservación del patrimonio. Por otra parte expuso la barbaridad que supone conservar sólo la fachada del edificio España cuando su verdadero valor reside en su estructura de hormigón -pionera para la época, y que dió lugar al edificio más alto de Europa en aquella época-, en su distribución interna al estilo de los rascacielos contemporáneos en el resto del mundo, y sobre todo en su peculiar fachada trasera, con mayor valor arquitectónico que la delantera. Para terminar su intervención transmitió su desconcierto al ver que en Madrid todos los edificios están obligados a pasar la ITE (Inspección Técnica de Edificios) y sin embargo el Beti-Jai no la ha pasado nunca, ya que al parecer es imposible localizar a sus dueños. Así que lo ideal para no pasar la ITE ni hacer reparaciones en un edificio es empadronarse fuera de la Comunidad de Madrid ya que así no podrán ni multarte por no dar con tu paradero.

Esta última intervención no obtuvo respuesta, dándose por finalizado el debate.

En la prensa:

  • ABC - 30 de julio de 2014: "El Edificio España baja de nivel de protección pero debe mantener la fachada":

 

Tipo de post: 

Mesa redonda en torno a la figura del arquitecto José Grases Riera

José Grases Riera, arquitecto barcelonés, nacido en 1850. Fue condiscípulo de Gaudí y se trasladó a Madrid donde comenzó y realizó una interesante trayectoria profesional. Lo acreditan los edificios y monumentos por él realizados que modernizan la ciudad y que hasta nuestros días condicionan y personalizan el paisaje urbano de Madrid. Entre sus obras destacane el Edificio de la Equitativa (Alcalá con c/ Sevilla), El Palacio Longoria (Mejía Lequerica), El Gran Teatro (Marqués de la Ensenada) o los monumentos Cánovas del Castillo (Plaza de la Marina Española) o el monumento a Alfonso XII en el Retiro.

Intervendrán:

  • Rafael Manzano Martos, arquitecto, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
  • Jaume Sanmartí i Verdaguer, arquitecto, director de la Cátedra Gaudí de la E.T.S.A. de Barcelona.
  • Alberto Telleria Bartolomé, arquitecto, investigador Histórico miembro de Ciudadanía y Patrimonio.
  • José Miguel Gastón de Iriarte Medrano, arquitecto (Moderador)


* Al finalizar el acto se ofrecerá una copa de cava y vermut de Reus.

Fecha: 

Martes, 22 Abril, 2014 - 19:00

Lugar: 

Centro Cultural Blanquerna
Calle de Alcalá, 44
Madrid, Madrid

Temas MCyP: 

Operación Canalejas: las leyes a disposición del negocio

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

DENUNCIA por EXPOLIACIÓN: Madrid, Ciudadanía y Patrimonio contra el actual proyecto para la manzana “Sevilla-Canalejas”

La Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha presentado el día 13 de marzo, en el Registro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, una denuncia por expoliación ante el temor de que la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, propuesta por el Ayuntamiento de Madrid y aprobada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el 16 de enero de 2014, para permitir la realización del proyecto “Sevilla-Canalejas”, esté facilitando una expoliación de patrimonio histórico protegido.

Hay que tener en cuenta que de los seis edificios afectados por este proyecto, dos de ellos –el antiguo Banco Español de Crédito (anteriormente “La Equitativa”) de la calle Alcalá, 14, y el Banco Central Hispano, de la plaza de Canalejas, 1- tienen la consideración de Bien de Interés Cultural, en tanto que el edificio que fue del Crédit Lyonnais, en Alcalá, 8, que estaba protegido con Nivel 1 – Integral, y el edificio de la Banca Sainz, en Alcalá, 12, que estaba protegido con Nivel 2 – Estructural, pasarán a tener una protección baja de Nivel 3 – Parcial. Todas estas rebajas de la protección que antes poseían los edificios, unido a la autorización para que se puedan unir todas las parcelas, derribando todas las estructuras interiores para edificar en su lugar una construcción unitaria, y con una altura igualada para todo el conjunto, supone, entre otras cuestiones, una pérdida de los valores históricos y artísticos de seis piezas muy significativas de la arquitectura bancaria de los siglos XIX y XX, y una grave alteración de un paisaje urbano muy reconocible y consolidado en la memoria de la ciudad.

La denuncia formula como responsables de este posible expolio tanto a la propiedad de los inmuebles afectados, como a las administraciones municipal y autonómica de Madrid, y solicita, que una vez obtenida por parte del Ministerio la información suficiente, se declare por Orden ministerial la situación de expoliación en que se encuentran los seis edificios del conjunto “Sevilla-Canalejas”, y que se tomen las medidas pertinentes para evitar esa expoliación.

Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha presentado alegaciones a varias decisiones administrativas que incumben a este asunto, incluidas las dos revocaciones de Bien de Interés Cultural que han sufrido los edificios del Banco Hispano Americano y de la Equitativa, y queremos aclarar –por desmontar demagógicos argumentos contra nuestra oposición a este proyecto- que en ningún momento hemos rechazado el cambio de uso de estos edificios de la manzana Canalejas, ni el que se incorpore a los mismos una modernización de calidad en las partes que puedan admitirlo, ni el que se haga una renovación tecnológica de sus sistemas e instalaciones, ni el que se obtengan beneficios de ello. A lo que nos oponemos es a que ese cambio de uso y esa rentabilidad se hagan a costa de destruir la configuración arquitectónica de edificios protegidos y de alterar y destruir gravemente el sistema que los protegía, cambiando y retorciendo leyes, planes y normativas, para sentar un gravísimo precedente que puede abrir la puerta a desprotecciones masivas de los bienes históricos de Madrid. Somos conscientes de que los edificios de Sevilla-Canalejas habían sufrido a lo largo del tiempo múltiples alteraciones en sus interiores, unas de estimable calidad y otras de peor factura, pero la solución no pasaba por arrasar con todos ellos salvando poco más que las fachadas y unos cuantos ornamentos, sino por recuperar su dignidad perdida, respetando configuraciones que ya eran históricas y la individualidad y volumetría propias de cada edificio, dotando a cada uno del uso más conveniente a criterio de la propiedad, pero también del que podían admitir sin perder sus principales cualidades estructurales y espaciales. El fachadismo banal e inconsistente con que se va a actuar, destruirá irremediablemente lo que era la “city” madrileña, que dió a Madrid un carácter metropolitano del que antes carecía y un ámbito urbano de gran calidad en el que miles de trabajadores dieron vida al corazón del sistema financiero que movía el país.

Enlaces relacionados:

 

Tipo de post: 

Club de Debates Urbanos: Vodasohl-Canalejas

Debate en el COAM: Duelo al Sol (30/01/2014)

Como describe Jaime Matamoros: “La sala llena, mucha gente, variada, hombres con trajes severos y corbatas, como brokers, pero también mucha gente joven, parecían estudiantes…”.

El debate estuvo mejor de lo que se podía esperar y tuvo intensidad y respuesta por parte del público asistente, y aunque el motivo principal de la convocatoria era hablar sobre el futuro de la Puerta del Sol -tema que el Colegio de Arquitectos, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid ha recogido en un concurso de ideas denominado Piensa Sol que se fallará próximamente- la presencia en la mesa del arquitecto de la Operación Canalejas, Carlos Lamela, dio un giro al debate, que acabó siendo casi monográfico sobre esa operación inmobiliaria y dejando el tema de Sol en segundo plano. En la mesa se sentaron, Carlos Lamela, el arquitecto y urbanista José María Ezquiaga, autor del Plan Centro, y el director del Consorcio de Transportes Dionisio González. Unas breves palabras del decano del COAM, José Antonio Granero, abrieron el debate tras la presentación de los moderadores, los arquitectos Carlos Lahoz y Manuel Leira.

Manifiesto leído por Vicente Patón, presidente de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, durante el acto

La exposición de Carlos Lamela, que intervino en primer lugar, consistió en una extensa información sobre las cualidades de su proyecto y la inevitabilidad de la propuesta para encajar el ambicioso programa de los promotores. Asistido por una escogida secuencia de imágenes de lo lujosos que pueden quedar los edificios y de lo degradado que está su entorno, no pudo evitar la impresión de que el proyecto de la manzana de Canalejas es un puro disparate. Tampoco fue muy hábil (o es imposible serlo con tamaño ladrillazo) y evidenció por múltiples lados tanto la brutalidad de la propuesta como la propia viabilidad de la misma. Las explicaciones que dió sobre la necesidad de forjados completamente horizontales y continuos en toda la parcela no convencieron como justificación para demoler todo el conjunto y levantar esa altura desmesurada, que además quedó ilustrada con una imagen en movimiento donde los edificios actuales se inflaban hasta dar pánico a los presentes, lo que se ganó el calificativo de “soufflé”, utilizado el resto de la tarde para referirse al proyecto. Tampoco resultaron creíbles sus justificaciones acerca de lo degradados que están todos los bajos comerciales de la zona “y nadie se queja de nada” y lo bien que quedarían sus escaparates de lujo, sin caer en la cuenta de que los únicos bajos que se conservan sin degradar son precisamente los de estas sedes bancarias, que no necesitan de marcas más o menos prestigiosas para ser magníficos, con sus artísticas rejas y zócalos de piedra.

José Mª Ezquiaga hizo una intervención larguísima del Plan Centro, con la que intentó convencer a todo el espectro de asistentes a la sala, y en la que junto a aspectos razonables expuso otros más dudosos u oportunistas, pero no se le pudo negar su habilidad expositiva y el trabajar con datos y argumentos consecuentes, aunque deslizó inevitables alusiones a la necesidad de flexibilizar –dichosa palabra- los usos y modos de actuación sobre el patrimonio, y al peligro de aplicar un tratamiento excesivamente rígido a la herencia del pasado. Como si los que queremos conservar el patrimonio fuésemos una rancia secta que se opone a todo cambio por sistema.

El director del Consorcio de Transportes, Dionisio González, tuvo una primera intervención breve y muy técnica sobre transporte y movilidad urbana, en la que dio el dato revelador de que el nudo subterráneo ferroviario que existe en Sol mueve por la zona 75 millones de personas al año, pero en su segunda alocución se le ocurrió decir que los transportes no han subido nada, al parecer gracias a la dichosa campaña del Vodafone Sol, lo que levantó las consecuentes y contundentes protestas del público.

Como comenta Álvaro Bonet al hilo de esta cuestión: Para una ciudadanía tan acostumbrada (malamente) a los engaños filológicos y la perversión del lenguaje, no nos damos cuenta que el hecho de que el Ayuntamiento "renuncia al intercambiador" no implica que no se haga una estación de autobuses subterránea.

En efecto, intercambiador implica que confluyan al menos dos tipos de medios de transporte (para el caso metro y buses), que es a lo que renuncian: a unir la megaparada subterránea de autobuses con la estación de metro Sevilla. Sin embargo no renuncian a re-comprar el aparcamiento de Sevilla para convertirlo en la estación subterránea. Para ello se construyen argumentarios del tipo: "no cumple con las exigencias de un aparcamiento del siglo XXI (no sé en qué se diferencia de uno del siglo XX)" No sé si habrán visto otros aparcamientos pero el de Jacinto Benavente, las Descalzas Reales, el de Recoletos, o Plaza Mayor, por citar ejemplos, son muy semejantes: igual de apurados y viejunos, insalubres y lúgubres.”

Una vez abierto el debate, intervino entre los primeros turnos el arquitecto José Miguel Gastón de Iriarte, criticando que “el Ayuntamiento no ha flexibilizado su postura; se ha puesto a disposición del cliente (Santander y OHL), tirándose al suelo como una alfombrilla”lo que provocó los primeros aplausos. Nos comenta el periodista José Miguel Mateache sobre este entreguismo de las entidades públicas: “¿Cómo es posible que ese personaje diga en público que ‘Four Seasons’ exigió ‘imperiosamente’ que se hicieran las necesarias modificaciones a la legalidad vigente?...¿Cómo puede justificar la unificación interior de los siete edificios porque eso no se puede hacer en un hotel de lujo?...¿cómo puede declararse ‘fachadista’?... y, ¿cómo puede decir sin inmutarse que todo el proyecto se ajusta a la legalidad cuando esta ha sido torcida por la mayoría absoluta de un partido que sirve a la propiedad y a la constructora del mismo?...”

La presencia de MCyP fue muy notoria, y además de las intervenciones de su presidente, que puntualizó que “el debate es imposible por demasiado ambicioso y además llega tarde”, y delató el modo en que la ciudad se hace por los promotores privados al margen de todo estudio o teoría urbana, hablaron otros asistentes como Javier Alau, de forma que Jaime Matamoros califica de deliciosa al recordar que: “dibujó el sinsentido de un hotel de 5 estrellas -como pretende Canalejas- en una zona menestral, de bocatas de calamares y turistas buscando un souvenir. Muy realista, creo yo, e irónico. La inteligencia al poder...,”.

También comenta Jaime: “Mi sensación es que las intervenciones estaban mediadas por la crítica radical (de raíz) de Madrid Ciudadanía y Patrimonio. Por ejemplo, Lamela presentó la reforma de su estudio haciendo una breve historia de los edificios, por lo que me enteré que varios de ellos ya han tenido 'recrecidos y han aumentado su volumen con más pisos de los que originalmente tenían’. En cambio, la crítica al entorno de la plaza Canalejas me pareció vacía, ya que transmite esa idea de ‘limpieza y lujo’, que debe tener una ciudad, y que delata su visión del mundo. Por no mencionar comentarios eurocéntricos y casi racistas, como decir que si miraba esas fotos individualizadas no sabía si Madrid era Caracas.”

Intervino, muy claro y reivindicativo, Álvaro Bonet, y Jesús Rodríguez, que creó un divertido momento en la sala al demostrar en su “tablet” la autoría de una de las fotos que Carlos Lamela acababa de emplear en la exposición de su proyecto. Casi al final del debate habló Amparo Berlinches, cuya breve alocución –rodeada de absoluto silencio- fue calificada por el arquitecto Jesús Gago como la mejor de la tarde, en lo que muchos estuvimos de acuerdo, pues tocó el punto sensible de la tremenda demolición de los principios legislativos y éticos por los que se rigen las sociedades democráticas y civilizadas, que ha supuesto el caso Canalejas.

Sobre el tema de Sol, una mayoría de intervenciones del público se decantó por la defensa de la plaza limpia y sin obstáculos, habiendo sido escasas las palabras en otro sentido, y algunas tan “pintorescas” como la de la representante de los comerciantes de la zona, Paloma de Marco, muy contenta con el proyecto Canalejas y partidaria de un centro finísimo y riquísimo a lo Place Vendôme, que nadie se cree en ese entorno de manolas, cañas y calamares, que la devastadora política cultural de nuestros gobernantes y su afán por exprimir el turismo “hooligan”, no ha hecho sino incentivar cada vez más. Jaime Matamoros describe muy acertadamente esa intervención de la representante de los comerciantes de la Puerta del Sol: “Por su parte, la comerciante de Sol sí nos dio una foto fija del pensamiento de cierta derecha ágrafa, y lo digo con pena, porque son nuestras vecinas y vecinos. Por suerte, el auditorio se arrancó por murmullos y carcajadas. "Los políticos están para beneficiar los pelotazos de las empresas fuertes", "Si una empresa tan importante como Four Season ha elegido Madrid hay que darle todas las facilidades", "Los autobuses mejor enterrados, que no se vean", "Ella va siempre a trabajar en coche porque la da la gana", etcétera. Lo tremendo es pensar cómo son las reuniones entre los asesores de la alcaldesa, los arquitectos del estudio Lamela y este tipo de comerciantes-ciudadanos. Da pavor pensarlo y, al parecer, son quienes deciden cómo se hace la ciudad. Pensar que alguien con una idea del mundo tan simple y superficial pueda entender un fenómeno como el 15M es imposible. Fue muy instructivo.” También Jaime nos describe la interesante intervención que tuvo Jon Aguirre, de Paisaje Transversal: “Muy afortunada. De manera diplomática, agradeció el proyecto Piensa Sol... para afear tanto el experimento del banco (porque se ríe del concepto de participación ciudadana, que es su trabajo y el de su equipo), y decir claramente que el problema de Madrid no es reformar Sol y ni siquiera "revitalizar el centro" (¡ese mantra!), sino la periferia de la ciudad, la que está entre el anillo de la M-30 y la M-40, abandonada a su suerte.” algo que ya José María Ezquiaga había comentado en su intervención.

En la parte final del debate, Nicolás Maruri intentó justificar desde la labor de la CPPAHN, comisión en la que actúa como representante del COAM, tanto la operación Canalejas como la del Palacio de la Música, que según él no se vacía en su interior, cuando es de pura lógica que se pondrá horizontal el patio de butacas, lo que llevará al recorte de los anfiteatros y a la anulación del actual escenario. Vicente Patón le tuvo que recordar que “eso ya nunca será una sala de espectáculos sino un remedo que además no justifica mayor actividad económica de la que tendría una sala de conciertos bien programada y administrada”. El presidente de MCyP cerró el turno de intervenciones dudando que la colosal obra de vaciar los edificios de Canalejas para levantar en su lugar un escandaloso “soufflé” que desfigura la silueta de los edificios protegidos, para obtener tan sólo 1000 metros cuadrados a cambio, sea ni siquiera la opción más rentable, además de ser la más lesiva con el patrimonio y la imagen de la ciudad.

La idea resumen que Ángela Souto nos remite sobre el debate no es en cambio nada complaciente: Airada con lo que escuché a lo largo de casi 3 tediosas horas en las que me pareció asistir a un complot en el que todo estaba acordado y comprado, incluidos ciudadanos de a pie (no sólo la lotera que además es ciudadana de a coche).

En fin, qué lástima de debate y qué poco interés tuvo. El 90% no fue debate, sino propaganda para ver si nos colaban toda esa basura injustificable. A Lamela que le quiten lo bailao, total unos minutos de sonrojo compensan cuando el encargo, el proyecto y la obra tienen todos los apoyos institucionales y económicos. No tuvo ningún pudor en pasarle el marrón de una pregunta capciosa a Ezquiaga, que respondió ni se sabe cómo ni por qué a algo que no le correspondía responder a él.  El director de Patrimonio y Paisaje urbano del Ayuntamiento resultaba de una mediocridad abrumadora. El de transportes otro tanto de lo mismo. Caray, ¡sólo Lamela parecía tener tablas, qué lamentable, colegas!”.

Enlaces relacionados:

Enlaces a PRENSA:

 

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

Ruta por el patrimonio amenazado (El País - 30/11/2013)

Nota de prensa ante la aprobación del Plan Canalejas

Nota de prensa dirigida a los partidos de la oposición ante la noticia de la aprobación del Plan Canalejas el día 28 de este mes. La postura que mantiene la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, contraria al Plan propuesto y a la forma en que se está llevando a cabo, se resume en 9 puntos y se señalas los artículos de la Constitución del 78 que se incumplen:

1 - Sin la menor consulta ni debate público, tergiversando la Legislación de Patrimonio para descatalogar un Bien declarado de Interés Cultural y otro incoado, y SIN QUE SE HAYAN PRODUCIDO MODIFICACIONES SIGNIFICATIVAS durante el período transcurrido entre la declaración y la revocación de ambos. Lo cual no es justificable y por tanto dudosamente legal.

2 - Modificando el Plan General para agregar las parcelas, lo que contraviene todas las cartas internaciones de protección de los cascos históricos al borrar las trazas divisorias de la propiedad.

3 - Desmontando precipitadamente los elementos valiosos de lon interiores de los tres vestíbulos principales del conjunto (Banco Hispano Americano, La Equitativa y Banco Zaragozano), sin garantías de que que vayan a recuperar su configuración anterior, lo cual se ha hecho antes de la aprobación de hoy, no sabemos con qué tipo de licencia, y con el pretexto de que “podrían sufrir robos”.

4 - El hecho de que el banco Zaragozano no fuese Bien de Interés Cultural no le resta valor, pues era uno de los interiores Art Decó mas importante, coherente y en perfecto estado de la ciudad, con impresionantes rejerías, piedras talladas y vidrieras del mismo estilo. El problema de su catalogación no era por falta de valor en sí mismo, sino por el defecto administrativo de no hacer los catálogos con el rigor y el conocimiento que precisan. Conscientes del problema, los promotores de la operación han levantado una valla en torno a su entrada, inusualmente alta, para impedir la toma de fotografías del destrozo realizado.

5 - El volumen proyectado va a alterar de forma escandalosa todo el perfil urbano en sus vistas desde la carrera de San Jerónimo y calle de Alcalá.

6 - Suelo público pasará a ser privatizado al servicio de los accesos al aparcamiento de los nuevos edificios.

7 - Incluso las fachadas supuestamente declaradas Bien de Interés Cultural van a ser gravemente alteradas pues se proyecta convertir ventanas en puertas, suprimir rejas para hacer escaparates, ocultar ornamentos para dar nombre a los nuevos centros comerciales o añadir marquesinas que no existen (como se puede ver en los documentos facilitados a la prensa por el Estudio Lamela).

8 - Se incumplen escandalosamente las condiciones de protección del entorno de los dos bienes de interés cultural, porque al minimizar la escala y sentido de los mismos con un nuevo volumen que asoma inmediatamente detrás de las fachadas –alterando inevitablemente la percepción de su silueta- y en un estilo ajeno e impropio y que ignora totalmente sus valores arquitectónicos, reduce a éstas a un decorado privado de sus cualidades espaciales y materiales. Gravísimo: Al permitir esta actuación, el entorno de protección de los Bienes de Interés Cultural pierde a partir de ahora su sentido, y cualquier cosa podrá ser admitida en el resto de la ciudad.

9 - Se está incumpliendo conscientemente el espíritu y la letra de los artículos de la Constitución que a continuación se transcriben:

Artículo 46

Conservación del patrimonio artístico

Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos deEspaña y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.

Artículo 148

Competencias de las Comunidades Autónomas

Las Comunidades Autónomas podrán asumir competencias en las siguientes materias:

16.ª Patrimonio monumental de interés de la Comunidad Autónoma.

Artículo 149

Competencias exclusivas del Estado

El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias:

28.ª Defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades Autónomas.

Conclusión: no hay que olvidar que el valor inmobiliario del Patrimonio pertenece a su propietario, pero el valor cultural es de todos. Destruir o degradar ese valor, es un expolio.

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

Páginas