Blog de joaquin

BAUWELT condena el derribo del colegio Alemán

Imagen del estado actual del Colegio que ilustra el artículo.

La prestigiosa revista alemana de arquitectura Bauwelt publica en su número 23.2019, correspondiente al 12 de noviembre, un artículo firmado por Reiner Wandler denunciando el derribo del antiguo Colegio Alemán de Madrid, paralizado cautelarmente por los tribunales: https://www.bauwelt.de/rubriken/betrifft/Kein-Abriss-Deutsche-Schule-Madrid-Alois-Giefer-und-Hermann-Maeckler-3460071.html

Esta publicación, cuya traducción reproducimos debajo, viene a sumarse así a otros medios arquitectónicos nacionales e internacionales que exigen que se proteja esta obra destacada de la arquitectura del siglo XX (https://www.revistaad.es/arquitectura/articulos/colegio-aleman-madrid-batalla-contra-demolicion/23682).

 

Texto: Reiner Wandler

Madrid  corre el riesgo de perder uno de sus edificios emblemáticos. A principios de julio, comenzó la demolición del antiguo Colegio Alemán en la Avenida de Concha Espina, en el centro norte de la ciudad; sólo unos días después, las obras fueron detenidas como medida cautelar por los tribunales. Ahora hay un debate sobre cómo hay que proteger (o no) el complejo terminado en 1961, que hasta hace cuatro años acogió las escuelas de primaria y secundaria, y durante un tiempo alojo también el jardín de infancia.

Los nuevos propietarios del inmueble, la orden religiosa Hermanos de San Juan de Dios, compraron el complejo tras trasladarse el Colegio Alemán en 2015 al nuevo edificio proyectado en un suburbio más al norte de la capital española por los arquitectos Grüntuch Ernst Architekten (Bauwelt 35.09 y 47.15). Entonces una parte de la antigua sede se convirtió en una escuela para profesionales de la salud, y el resto comenzó a demolerse para la ampliación de la cercana clínica de la orden Hospitalaria.

"Cuando nos enteramos de la demolición del Colegio Alemán, nos sorprendió. Asumimos que la escuela es un edificio protegido", explica el abogado Ramón Caravaca. Su despacho obtuvo el requerimiento judicial y, por lo tanto, el cese temporal de los trabajos de demolición en nombre de la "Asociación para la Defensa del Desarrollo Ecológico Sostenible", una iniciativa muy activa en Madrid.

"El complejo arquitectónico era muy importante para la capital española. Los edificios fueron realmente revolucionarios cuando fueron terminados ", explica Mercedes Pérez-Frías. La arquitecta fue uno de los niños que se trasladaron por primera vez a los nuevos edificios en el año escolar 1960/61. Más tarde, a fines de la década de 1970, trabajó en la oficina de arquitectura de Max Borban, que participó en la construcción original de la escuela y luego diseñó algunas ampliaciones. "La arquitectura abierta y diversa es un paradigma del progreso de la sociedad hacia Europa. Algo así como un reflejo de lo que sucedió en España en ese momento ", dice Pérez-Frías. Muchos en una España gobernada con mano de hierro por el dictador Franco hasta 1975, admiraban a Alemania por el florecimiento de su economía después de una guerra que devastó el país. La escuela en Madrid, que tuvo un presupuesto de seis millones de marcos, fue en su momento el nuevo edificio civil más grande de la República Federal en el extranjero.

Además del simbolismo sociológico del edificio proyectado por los arquitectos Alois Giefer y Hermann Mäckler -con reconocido prestigio por sus trabajos de posguerra en Frankfurt- en colaboración con el arquitecto local Willy Schöbel Ungría, y Otto Casser (por la antigua Dirección Federal de Construcción), para Pérez-Frías el Colegio  Alemán también es, por supuesto, un ejemplo importante de arquitectura moderna de los años cincuenta y principios de los sesenta. "Es un claro legado de la arquitectura Bauhaus: el diseño espacial, la iluminación, la orientación, la luz y el color, la simplicidad de los materiales, construidos para la eternidad, sin extravagancias ...", dice Pérez-Frías. No es el primer edificio de Schöbel Ungría en desaparecer del paisaje urbano. Hace unos años fue arrasado el Colegio Mayor (Hispano Mexicano), diseñado con el mismo lenguaje arquitectónico.

Lo especial de esta arquitectura es que cada elemento tiene su función claramente definida: cada segmento escolar, desde el jardín de infancia hasta la escuela secundaria, ocupa su propio edificio, y quedan conectados a través de un pabellón de oficinas que albergaba la sala de profesores y la administración de la escuela. Los edificios están perfectamente adaptados al duro clima de Madrid, a los inviernos fríos y los veranos calurosos y soleados. Por ejemplo, el pabellón administrativo se levanta sobre pilotes, dejando en sombra el área de debajo, que forma parte del patio de la escuela. Cabe destacar también la combinación de aperturas grandes y pequeñas que garantizan una buena circulación de aire en las aulas, mientras que los forjados de cada planta se proyectan más allá de las paredes exteriores, sombreando las ventanas. El jardín de infancia separado se conforma como un panal compuesto por salas hexagonales, que permiten una disposición libre de sillas, mesas y áreas de juego, con el piso cubierto de goma. Un pabellón con aseos entre la escuela y la entrada, separado del edificio principal pero accesible a través de zonas cubiertas, divide el patio en dos partes diferenciadas para los pequeños y los estudiantes de secundaria. El vigilante también estaba alojado aquí, y por eso mismo tenía una visión general perfecta de las entradas a los terrenos y los espacios abiertos de la escuela. En total, el Colegio Alemán de Madrid ofreció espacio para 1.300 estudiantes en un solar de 9.000 metros cuadrados.

Toda la planificación se concertó con la comunidad escolar antes de la construcción, que adoptó criterios pedagógicos de vanguardia. Los materiales eran sencillos, pero ya se tratase de hormigón, azulejos o ladrillos rojos, todos estaban sometidos a un estricto control de calidad que no era común en España en ese momento: si un producto no cumplía los criterios previstos, se rechazaba. Además, la tecnología de la calefacción, la electricidad, las persianas de aluminio y los equipos sanitarios, así como los muebles escolares, se importaron de Alemania.

Gracias al éxito judicial del abogado Ramón Caravaca, la ciudadanía se ha enterado de la demolición, y antiguos alumnos del Colegio Alemán recogen hoy firmas en Internet para exigir su preservación e inclusión en la lista de edificios catalogados del Ayuntamiento de Madrid. En cambio, la Orden propietaria, con el apoyo de la administración municipal que ocupa la alcaldía desde junio, ha presentado un recurso contra la orden judicial. "A finales de septiembre tuvieron que presentar sus argumentos, ahora estamos de nuevo en camino", explica Caravaca. Ha encargado valoraciones arquitectónicas porque quiere que arquitectos y expertos en arte defiendan el edificio en los tribunales. "Hasta que se tome una decisión final, bien puede pasar un año", asegura el abogado.

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

Más verdades sobre un jardín polémico

En un artículo firmado por el Ingeniero de Montes Antonio Prieto Rodríguez con el inapelable título La verdad de un jardín polémico, el autor afirma que “en toda decisión que afecta a intereses encontrados es necesario manejar los datos con el máximo rigor y fundamento científico, sin interponer deseos y emociones que malinterpreten la realidad”. 

Pero si se trata de proporcionar datos con el máximo rigor, aquí van algunos que ha pasado por alto: el Noviciado de las Damas Apostólicas del Paseo de La Habana fue construido por una congregación que ya contaba con sede propia en la calle de Santa Engracia, y que quiso crear un convento suburbano con jardines y huertas en el vecino pueblo de Chamartín, que entonces todavía no formaba parte de Madrid. Dicho convento ha sido declarado Bien de Interés Patrimonial por la Comunidad de Madrid, que –sorprendentemente- no ha extendido esta protección a la totalidad de las huertas y jardines que lo rodean y forman parte consustancial del mismo, aunque sí se la ha otorgado al jardín delantero, que considera “de interés reconocido” porque ya figuraba definido en el plano parcelario de Madrid de 1951. En un  informe elaborado por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio  ha quedado demostrado mediante fotografías históricas que el jardín trasero es coetáneo del delantero, por lo que merecería idéntica catalogación, pues si no aparece representado en el citado parcelario es porque se trataba del jardín privativo de las monjas inaccesible a los técnicos que lo dibujaron. Igualmente son históricas las huertas -incluidas en el obligado entorno de protección del BIP- que estuvieron en explotación hasta los años ochenta del pasado siglo, constituyendo el último vestigio del pasado agrícola de Chamartín.

Por lo demás, el autor del artículo antedicho parece desconocer dónde reside el valor patrimonial de un jardín, muy diferente al de una moderna explotación agrícola o maderera; y es que ese valor no se basa en su superficie, ni en el tamaño, variedad, exotismo o edad de los árboles que lo pueblan -por mucho que estas características puedan acrecentarlo-, sino en su historia y en cómo nos permite entender el pasado de una comunidad, sus gustos y aspiraciones. De hecho, basta con que se conserve el límite del recinto y restos de sus trazas -como en el caso que nos ocupa- para que un jardín pueda recibir la consideración de “histórico”, incluso aunque no quede ninguna vegetación en el mismo, ya que al tratarse de un patrimonio ejecutado con un material vivo -que nace, crece y muere- no puede exigírsele la misma inmutabilidad que al patrimonio construido. Y por supuesto que todo este entorno ha sido remodelado hace unos años, pero eso –como ya se ha dicho- no es óbice para negar su valor patrimonial, pues igualmente ha recibido y sigue recibiendo incontables reformas -no siempre deseables- un Jardín Histórico tan indiscutible y reconocido como el del Retiro.

 

Amparo Berlinches Acín

Presidente Madrid Ciudadanía y Patrimonio

 

Enlaces relacionados:

 

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

Los Amigos de la Alcazaba de Almería reintegran un plano histórico al Instituto Cultural del Ejército

El Archivo Histórico Militar de Madrid

ha recuperado un mapa de la capital andaluza fechado en 1842

que había sido robado en la década de los setenta del pasado siglo.

El pasado miércoles 25 de septiembre, en un acto presidido por el General de División Director del Instituto de Historia y Cultura Militar, D. Enrique Bohigas Jayme, y la presidenta de la Asociación de los Amigos de la Alcazaba, Dª. María Teresa Pérez, se ha hecho entrega del plano localizado en el mercado de antigüedades madrileño por el historiador y académico D.~Valeriano Sánchez Ramos, quien dio aviso a la asociación, que lo adquirió por 1.850 €. El plano había sido manipulado para dificultar su identificación; así, se había borrado el sello del Depósito General Topográfico de Ingenieros y se había recortado el borde derecho para eliminar la leyenda original -sustituida por una nueva cartela en el ángulo inferior izquierdo-, al tiempo que se modificaba su fecha de ejecución a 1845; pero una vez reconocido su origen la asociación denunció los hechos a la Unidad de Medio Ambiente del Cuerpo Nacional de Policía y la Brigada de Patrimonio, y no ha dudado en reintegrar el documento a su legítimo propietario para que lo reincorpore a sus valiosísimas colecciones.

Al acto de entrega asistieron diversos representantes del Ejército y la Administración, así como particulares y miembros de distintas asociaciones defensoras del Patrimonio, como Hispania Nostra, Amigos de los Castillos de España, la Federación Española de Amigos de los Museos, ICOMOS, y Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

Imagen del acto con el Director del Instituto de Historia y Cultura Militar y la presidenta de la asociación.

 

Imagen del plano robado.

 

Asociación de amigos de la Alcazaba de Almería

 

Tipo de post: 

RUTA CIEMPOZUELOS A LAS SALINAS DE ESPARTINAS

RUTA CIEMPOZUELOS A LAS SALINAS DE ESPARTINAS
Domingo 27 Enero de 2019

10:15 horas polideportivo de cienpozuelos

 

La Sociedad Caminera del Real de Manzanares convoca la primera salida de 2019 que se realizará en el sur de la comunidad de Madrid, un entorno muy diferente al habitual de la sierra de Guadarrama.
La ruta bordeará el valle del Tajo por los cerros que lo dominan desde su margen derecha, saliendo desde Ciempozuelos hasta las salinas históricas de Espartinas, situadas en el barranco de Valdelachica, muy cerca del límite con Toledo, en las proximidades de Illescas.

Más informacion en la página Sociedad Caminera

Tipo de post: 

La exposición de Hispania Nostra recala en Boadilla

Con motivo de su 40º aniversario, Hispania Nostra ha organizado con Acción Cultural Española una exposición itinerante titulada Re-conociendo el Patrimonio Español en Europa, que podrá verse desde el 11 de diciembre de 2018 al próximo 8 de enero de 2019 en el Palacio del Infante D. Luis de Borbón en Boadilla del Monte gracias a la colaboración de la Asociación de Amigos del Palacio y del Ayuntamiento de dicha localidad. La muestra presenta todos los premios Europa Nostra en España (el país con mayor número de galardones) además de los Premios Hispania Nostra.

 

“El Patrimonio, como testigo irremplazable del pasado, constituye una parte importante de la herencia de toda sociedad, que tiene como responsabilidad primordial su preservación para las generaciones presentes y futuras. Contribuye a definir su identidad y constituye la expresión fundamental de la riqueza y de la diversidad de su cultura. Afortunadamente hoy la protección y conservación del Patrimonio supone ya una tarea común a todos los países europeos como valor esencial de nuestro acervo cultural compartido” (Hispania Nostra).

Más información en:

Asociación de Amigos del Palacio de Boadilla del Monte

Ayuntamiento de Boadilla del Monte

Acción Cultural Española

 

 

Tipo de post: 

El colectivo patrimonial RESCATA incorpora a sus investigaciones/trabajos la experiencia de Madrid Ciudadanía y Patrimonio mediante una VIDEO-ENTREVISTA

 “REHABILITACIÓN” es un proyecto audiovisual enfocado en los procesos de recuperación del patrimonio cultural urbano en las ciudades de Santiago de Chile, La Habana y Madrid entre otras.

El investigador y arquitecto chileno Luis Rolando Rojas, integrante del colectivo RESCATA, es el autor principal del proyecto REHABILITACIÓN

El Colectivo Rescata es una instancia de trabajo interdisciplinario en pro de la conservación y difusión del patrimonio cultural de Chile. En sus propias palabras. “Comprendemos el patrimonio, desde lo intangible, como un instrumento de desarrollo social y, desde lo tangible, como una forma de mejorar la calidad ambiental de los paisajes, tanto urbanos como rurales”.

Dentro de la pluralidad de acciones desarrolladas se encuentra el proyecto Rehabilitación, que tiene como objetivo difundir y contrastar experiencias de desarrollo sostenible en el patrimonio cultural, llevadas a cabo por parte del Estado o las comunidades, como un proyecto a distintas escalas y niveles de avance.

Además de los trabajos desarrollados en Chile, se han grabado dos proyectos:

-       Centro Histórico de La Habana

-       Madrid (Madrid Ciudadanía y Patrimonio).

La entrevista a MCyP fue realizada durante el mes de noviembre de 2017, en la ciudad de Madrid y se publicó el 1 de abril de 2018. Queremos agradecer a la librería TRAFICANTES DE SUEÑOS su amabilidad por prestarnos su espacio para dicha entrevista.

Enlaces y datos de contacto:

 

Tipo de post: 

Suscribirse a RSS - Blog de joaquin