Nota de Prensa / Comunicado

Aparece un hermoso artesonado que permanecía oculto en la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Blanca

Nos alegramos que las apreciaciones que en su día hicieron Vicente Patón y Alberto Tellería sobre la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Blanca en la Guía de la Arquitectura de Madrid del COAM finalmente se hayan confirmado:

“Este presbiterio está cubierto por una artesa de escayola bajo la que asoma todavía -a falta de un florón o pinjante de remate- la decoración tallada en las pechinas bajo los cuadrales, lo que permite intuir la existencia de un artesonado de madera de par y nudillo de raigambre mudéjar y decoración renacentista, oculto bajo el actual revestimiento”. 

Fuente: Iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Blanca (Guía de la Arquitectura de Madrid del COAM)

 

Foto: Comunidad de Madrid

 

Foto: Comunidad de Madrid

 

Foto previa a las obras: 

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Blanca

(Guía de la Arquitectura de Madrid del COAM)

Foto: Parroquia Nuestra Señora de La Blanca

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

El Paseo de la Fuente del Cura de Miraflores, declarado "Paisaje para la contemplación del Cielo Nocturno"

Con ocasión de las III Jornadas sobre contaminación lumínica en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama que se celebrarán en Hoyo de Manzanares los próximos días 16 y 17 de noviembre, y anticipándose a las mismas, el próximo sábado 3 de noviembre el Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra va a declarar el Paseo de la Fuente del Cura como "Paisaje para la contemplación del cielo nocturno", inaugurando con este motivo un sencillo monolito que recuerda la afición del poeta y Premio Nobel Vicente Aleixandre a contemplar las estrellas desde este lugar.

Enlaces al blog:

--- DENUNCIA: Peligrosa intervención en el Paseo de la Fuente del Cura (Miraflores de la Sierra)

--- OBSERVATORIO DE PATRIMONIO: Paseo de la Fuente del Cura (Miraflores de la Sierra)

Tipo de post: 

PATRIMONIO Y TURISMO: INTERFERENCIAS EN LA PLAZA DE LA ARMERÍA, por Javier García-Gutiérrez Mosteiro

Reproducimos por su gran interés y con permiso del autor, Javier García-Gutiérrez Mosteiro, el artículo publicado previamente el 17 de octubre en el blog del Club de Debates Urbanos.

 

PATRIMONIO Y TURISMO: INTERFERENCIAS EN LA PLAZA DE LA ARMERÍA, por Javier García-Gutiérrez Mosteiro

 

Desde que en el siglo XVIII se sentaron las bases de la contemporánea cultura de preservación del patrimonio arquitectónico, el proceso del turismo —o del prototurismo— se ha ido generando en interacción con ella (cabe, incluso, que hablemos de una cierta y sana convivencia entre las raíces de ambos conceptos en siglos anteriores). Con el nuevo orden establecido tras la II Guerra Mundial, la ampliación y mundialización de la noción de patrimonio ha corrido pareja con el extraordinario auge de la industria turística. Y en nuestros días, en fin, cuando en algunas ciudades históricas ya ha aparecido el término «turismofobia» y se adjetiva a esa industria como esencialmente «depredadora», podemos constatar las interferencias entre ambos vectores; caracterizar, en concreto, el conflicto entre dos opuestas visiones: la patrimonialización turística del bien (su restricción a este uso sobrevenido) frente a la dimensión urbana del patrimonio (como uso propiamente ciudadano).

Dejemos claro que no se trata de contraponer la conservación del patrimonio arquitectónico con el fenómeno del turismo (y la fenomenología que conlleva). Si nos encastillamos en los extremos —de un lado, quienes ven en la actual práctica turística un agente erosivo per se; de otro, quienes la contemplan como recurso económico al que no hay que poner cortapisas—, poco se puede avanzar. Convendría, más bien, establecer un razonable —si pudiera ser, «simbiótico»— equilibrio entre lo uno y lo otro.

En esta deseable coexistencia, tiene protagonismo la tan traída y llevada cuestión de la accesibilidad. En coherencia con la progresiva socialización del bien patrimonial producida en la historia —desde la propiedad privada del coleccionista de antigüedades en el Renacimiento hasta el actual concepto de «patrimonio de la Humanidad»— se ha ido conformando un ya irrenunciable derecho: el de acceso y disfrute del bien. Hoy, este acceder al patrimonio arquitectónico (acceso tanto cognitivo como material) puede y debe ser garantía de conservación; pero puede, también, plantear fricciones: ya lo consideremos desde las expectativas del turista (o de sus agentes, más bien) ya desde el rechazo del ciudadano a perder ese disfrute patrimonial —y por tanto, ese ser accesible— en su genuino valor de cotidianidad.

Cuando un edificio, un conjunto urbano o una plaza pública se descontextualiza de su realidad social por hipertrofia de su uso turístico, se produce una merma patrimonial; y con ésta, el riesgo de producir configuraciones aisladas —cuando no, indeseables parques temáticos—. La «musealización» del bien produce, con cierto sentido contradictorio, un menoscabo de lo que se quiere «poner en valor» (por utilizar este expresión tan generalizada como peligrosamente imprecisa).

En Madrid se nos presenta ahora un caso que ilustra el mal acuerdo entre presión turística y conservación de valores patrimoniales. Me estoy refiriendo al proyecto de Patrimonio Nacional para «accesos a la Armería del Palacio Real de Madrid, Museo de Colecciones Reales y Campo del Moro». La plaza de la Armería, aun siendo de reciente conformación, constituía —ahora veremos el porqué del pretérito— un momento estelar en el paisaje urbano de la ciudad. El hecho de que contara con los debidos niveles de protección (después, merced a la mágica varita descatalogadora, no tenidos en cuenta) avalaba sus reconocibles valores patrimoniales; desde los puramente formal-arquitectónicos hasta los paisajísticos: aquel espacio, como un plano metafísico y tajante, abierto al horizonte, en que se irguiera en soledad la estatua del monarca que implantó la capital de su imperio en tal lugar precisamente. Valores estos que eran captados y degustados por usuarios propios y ajenos: tanto por viajeros y turistas como por los habitantes de la ciudad; a unos y a otros se les podía —insisto en el pretérito— ver juntos, compartiendo las asombrosas puestas de sol junto a la verja que cerraba la plaza por su lado occidental.

Eso fue así hasta 2003, cuando comenzaron las obras del voraz Museo de las Colecciones Reales. La franja oeste de la plaza perdió su carácter y su suelo público (¿el Ayuntamiento tiene algo que decir?); el monumento a Felipe II desapareció (mejor es no indagar dónde y cómo se encuentra ahora); y la verja de marras…

Ahora que las obras del interminable museo parecen avanzadas, salta a la palestra un detalle que, sorprendentemente, no estaba contemplado: la accesibilidad directa de los visitantes desde Palacio. He aquí el quid —no quiero decir la razón— del proyecto que examinamos.

¿Qué es eso de que los sufridos turistas tengan que salir de nuevo a la plaza, se mezclen con los vecinos del lugar y hayan de pasar otra vez por las horcas caudinas de los controles y arcos de detección? ¡Nada de eso! Solución: se desplaza la verja hacia oriente un buen tramo (25 m de ancho), ocupando el suelo público y parte de la fachada de la catedral; y todos contentos. ¡Segregación perfecta!: los visitantes, por un lado (el de las fabulosas vistas); por el otro, los frustrados ciudadanos (que sólo verán el desfile de turistas encarrilados, como en los pasillos de vidrio y seguridad en los embarques de los aeropuertos).

Aun por si alguno de esos madrileños tuviera intención de entrar al —ya privado— mirador, con su ticket y en horario de visita, se pretende intercalar en la verja (justo en el lugar del que fue apeado Felipe II) dos nuevas construcciones para el necesario control: dos cabinas de diseño que se dice «transparente» y que (a juzgar por las perspectivas que incluye el proyecto) se nos aparece inexplicable; como inexplicable nos parece que estas construcciones, por mucha transparencia que aleguen, puedan ser compatibles con el nivel de protección de Palacio Real y su inmediato entorno.

Paremos un momento, por favor. Estimemos las verdaderas necesidades; consideremos ese deseable balance entre intereses. Con el proyecto que se está tramitando sabemos bien lo que se pierde; pero, en verdad… ¿qué se gana?

Madrid está esforzándose ahora en obtener la nominación Patrimonio de la Humanidad para el eje del Prado. Aquí está, junto a Palacio, la otra margen —la primigenia— de la ciudad histórica (no menos merecedora de tal mención). ¿Es mucho pedir una cuidadosa atención a los altos valores patrimoniales que aún conserva? ¿Es mucho reclamar acciones que, lejos de propiciar su deterioro, favorezcan la articulación del uso turístico —no sus «efectos perversos»— con la función urbana y social?

España, primera potencia mundial en el binomio patrimonio/turismo (segundo país, después de Francia, en turismo; y tercero, tras Italia y China en sitios declarados por la UNESCO), debiera liderar las buenas prácticas en la conjunción de ambos conceptos. Tal política de turismo cultural tendría que ser de interés estructural para el Estado y para sus organismos públicos. Uno de éstos es Patrimonio Nacional, quien tanto ha hecho y sigue haciendo en pro de la conservación y adecuada gestión de destacadísimos conjuntos históricos (que en buena parte son patrimonio mundial); lástima sería que su labor de tanto tiempo —continua, callada y sin ostentación— se viera ahora desleída por una intervención tan poco atenta a ese indicado binomio como la que aquí nos ocupa.

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

PRESENTACIÓN del DEBATE (PDF): Pasado y presente del Frontón Beti-Jai de Madrid

Os trasladamos el contenido de la presentación realizada el pasado jueves 18 tal y como os comunicamos que haríamos.

En ella encontraréis la cronología actualizada con los últimos avances y descubrimientos, fotos actuales del Frontón Beti-Jai y ejemplos positivos y negativos de edificios históricos cubiertos y descubiertos desde el punto de vista de su conservación patrimonial.

Esperamos que sea de vuestro interés.

Enlaces relacionados:

 

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

ADMITIDO a trámite un nuevo recurso contra el Ayto. por la NO protección de las Cocheras Históricas de Metro

NOTA DE PRENSA – 17/10/2018

 

 

ADMITIDO A TRÁMITE UN NUEVO RECURSO CONTRA EL AYUNTAMIENTO DE MADRID POR LA NO PROTECCIÓN DE LAS COCHERAS HISTÓRICAS DE METRO

El día del 99 aniversario de Metro nos ha sido notificado que el TSJM admite a trámite un nuevo contencioso de MCyP contra la decisión municipal de no proteger las Cocheras de Cuatro Caminos.

En junio pasado al Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid decidió seguir adelante con el Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI), que supone la demolición de las históricas Cocheras del Metro de Madrid en Cuatro Caminos, aprobándolo inicialmente e iniciando un largo procedimiento que también hemos decidido recurrir judicialmente.

En el caso de las Cocheras de Metro, son el núcleo originario de Metro, donde comenzaba la línea inaugurada hoy hace 99 años. Ese centro neurálgico de operaciones nos ha llegado prácticamente íntegro hasta la actualidad, a pesar del nulo mantenimiento, que ha carecido en las últimas décadas por parte de Metro.

Dice el artículo 46 de la Constitución Española: “Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.”

En 2015, la Junta Municipal de Distrito de Chamberí, aprobó por mayoría una proposición para que el Ayuntamiento de Madrid catalogase el edificio. A pesar de ello, el Consistorio no ha procedido a realizar la preceptiva Modificación Puntual que permitiese reformar el Plan General de Ordenación Urbana y compatibilizase así el desarrollo de viviendas con la permanencia de esta singularísima estructura centenaria. Es precisamente lo que desde MCyP solicitamos oficialmente al Ayuntamiento en febrero de 2016 y que fue desestimado por silencio administrativo, lo que mediante este procedimiento judicial se recurre.

La importancia como Patrimonio Histórico Industrial de las Cocheras no sólo ha sido reconocida por entidades especializadas y por expertos en la materia, sino por la propia Comunidad de Madrid, que reconoció en 2016 elementos con valores “desde el punto de vista formal, volumétrico y constructivo”; en 2017 la Comisión Local de Patrimonio Histórico se refirió en un dictamen a elementos de las Cocheras “susceptibles de catalogación urbanística, por constituir un elemento del Patrimonio Industrial Valioso”.

Lamentablemente, la sociedad civil se ve abocada a defenderse de su propia Administración, que no atiende las solicitudes, ni escucha las preocupaciones de los movimientos vecinales y culturales, por lo que por enésima vez no vemos otra alternativa que acudir a los tribunales.

Confiemos en lograr preservar un Patrimonio Industrial e Histórico único en España.

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

DESTRUCCIÓN del Archivo del COAM: La importancia de la documentación ... para quien la trabaja

LA IMPORTANCIA DE LA DOCUMENTACIÓN….PARA QUIEN LA TRABAJA

 

Vemos con sorpresa no ajena de indignación, cómo al amparo de una Orden (883/2018) emanada de la Comunidad de Madrid y publicada en pleno mes de agosto, se faculta al Colegio de Arquitectos, coam, a permitir según su propuesta, la destrucción de gran parte de los proyectos visados entre los años 1973 a 1995.

Los técnicos, arquitectos, historiadores, documentalistas… que hemos trabajado en documentación de arquitectura, conocemos el valor indiscutible e insustituible de estos proyectos hasta hoy custodiados por nuestro colegio., más allá de la necesidad ineludible de consultar un expediente para realizar por ejemplo un trabajo de rehabilitación, una ITE, un certificado …

Al redactar la publicación Arquitectura de Madrid, comúnmente asumida como la “guía de Madrid”, trabajo realizado en sus primeros volúmenes entre los años 1999-2002 y que tuve el honor y trabajo de dirigir desde mi vocalía en la Junta de Gobierno del coam, y más tarde su volumen Periferia dirigido desde el propio Servicio Histórico colegial, el archivo de visado fue en estos años, como no podía ser de otra manera el fondo documental insustituible para seleccionar, estudiar y redactar los datos de nuestra “guía”.

Recuerdo que el archivo colegial no custodiaba los proyectos de los años anteriores a 1954 pues en una operación desgraciada se “eliminaron” aquellos proyectos por “falta de espacio…”

Muchas veces nos hemos acordado de aquella irreflexiva y bárbara decisión y del decano que la propugnó.

Nadie que no haya pretendido investigar nuestra arquitectura reciente puede conocer el esfuerzo que supuso en aquellas fechas, localizar en un viejo libro de registro que afortunadamente se conservaba, - tapas de gutapercha, hojas con matrices para fechas y datos… sí de esos de las películas del XIX -, y en el que se encontraban las entradas manuscritas por algún funcionario colegial que más tarde derivaba en la búsqueda del autor, muchas veces fallecido o sin la facultad de facilitar un proyecto desaparecido de su estudio ya inexistente, o la búsqueda posterior tantas veces fallida del expediente municipal. Porque no es más fácil y lo digo explícitamente, es en ocasiones mucho más difícil, encontrar un proyecto en el Ayuntamiento que en el coam. Los documentalistas que colaboraron en la guía y siguen trabajando en este campo pueden corroborarlo.

No nos engañemos, aquella desafortunada destrucción, supuso un gravísimo inconveniente y la imposibilidad de documentar muchos elementos notables de nuestra arquitectura. A día de hoy, cuando la digitalización de documentos es cosa habitual e imprescindible, el coam plantea hacer desaparecer el ejemplar que custodia de los trabajos de muchos de sus colegiados sin una digitalización previa

Inimaginable. 

Y ello, con la iniciativa de esta Orden y autorización expresa de la Dirección General de Patrimonio que tiene la vicepresidencia del Consejo de Archivos y cuyo cargo ostenta en este momento tan delicado una antigua decana del coam. Esta DGPC es quien ha aprobado la propuesta del coam para la destrucción de su archivo en el espacio temporal 1973-1995

De este criterio se ha decidido “salvar” según reza la Orden:

  • Bienes de Interés Cultural. Son pocos los tramitados por el coam pues casi todas las actuaciones son promovidas por la Administración.
  • Edificios protegidos en el Catálogo del PGOUM.(el vigente de 1997 y el “avance del futuro”). La destrucción de estos expedientes se efectuará a los tres meses de la promulgación de esta Orden si no se ha recurrido en este plazo. El Catálogo del PGOUM no está revisado y el avance mencionado no está definido ni lo estará en los próximos tres meses… ¿qué se va a destruir entonces?
  • Edificios de la Guía del coam. La guía es un documento cuya publicación se realizó en 2003 de las zonas Centro y Ensanches y en 2007 de Periferia. No es una publicación con criterio de exhaustividad; hubiera sido mucho mayor y debería llegar a serlo. Nuestro criterio fue seleccionar la arquitectura más relevante pero quedó sin incluir mucha arquitectura doméstica, incluso industrial por falta de espacio. ¡Cuántas veces descubrimos edificios notables que merecieron estar en la guía y que en su momento no fueron considerados!

En la investigación de arquitectura constantemente se descubren ejemplos no contemplados, incidencias sobre lo publicado y circunstancias que merecieran reflejarse y a las que no habrá lugar si se destruye esta documentación. La necesaria actualización de la Guía quedará incompleta si esta operación de destrucción se culmina.

  • Intervenciones de los arquitectos censados en el Servicio Histórico del coam.

¿Y los que no están censados?, no son “ilustres”, no tienen “reconocido prestigio” pero han sustentado y sustentan el coam como aquellos otros y tienen derecho a que su trabajo permanezca en el archivo colegial. 

  • Legados de arquitectos singulares y de renombre que cedan sus documentos al coam. Elemental. ¡Faltaría más!

Queremos suponer, ¿debemos suponer…?, que el coam es consciente de esta actuación o por el contario persigue prioritariamente con ello eliminar un gasto de custodia documental.

Ya por el grupo ADNcoam se ha recurrido ante el Consejero de Cultura esta decisión. Recurso que apoyamos sin fisuras y hemos publicitado en la medida de nuestras posibilidades.

Querríamos llevar al ánimo de nuestros responsables colegiales la necesidad de revisar esta decisión. Se pueden expurgar los expedientes, tarea costosa de por sí… o dejarlos completos y esperar a mejor ocasión para digitalizar todo el fondo, aunque ya es conocido el criterio mantenido hasta el momento por los técnicos de archivos que el soporte papel no debe desaparecer. 

Expurgar, digitalizar pero conservar un ejemplar de todos y cada uno de los proyectos custodiados. Esta Junta se expone a que los investigadores y estudiosos de hoy y del futuro recuerden esta decisión como una gestión nefasta del mismo modo que hoy recordamos a quienes en su momento quemaron más de veinte años de documentos colegiales.

No queremos pensar que esta decisión sólo pueda ser anulada por un recurso contencioso administrativo.

 

Madrid 26 Septiembre 2018

Amparo Berlinches Acín
-arquitecto-
Presidente de Madrid Ciudadanía y Patrimonio

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Nota de prensa: El plan urbanístico de Cocheras a tribunales.

El TSJM admite a trámite el contencioso de MCyP contra el Plan Parcial de Cocheras que tramita el Ayuntamiento de Madrid.

A finales de junio de este año la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó inicialmente el Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI), que supone la demolición de las históricas Cocheras del Metro de Madrid en Cuatro Caminos; este año el edificio cumple un siglo desde que se empezó a edificar y en octubre de 2019 se celebrará el centenario de su inauguración.

Desde MCyP vemos con preocupación la falta de sensibilidad de las Administraciones Públicas hacia el poco Patrimonio Industrial que nos queda en Madrid, del que estas instalaciones ferroviarias son un singular ejemplo a nivel europeo y mundial. La pérdida de Patrimonio Histórico es siempre irreversible y es una lacra para nuestra Cultura, nuestra Memoria Colectiva y nuestra autoconciencia como pueblo.

En este caso, llevamos ya un largo tiempo pidiendo un esfuerzo a nuestros responsables políticos por compatibilizar la operación urbanística con la conservación de las Cocheras de Cuatro Caminos, obra de Antonio Palacios y el equipo de ingenieros dirigidos por Miguel Otamendi.

Tal esfuerzo no ha llegado, y muy al contrario, la decisión del Ayuntamiento de seguir adelante con la tramitación, representa la voluntad de pasar por encima de la ciudadanía con el rodillo de la Administración, como si de una apisonadora se tratase.

El Plan Parcial de Cuatro Caminos incumple muchos preceptos básicos del marco de ordenamiento jurídico urbanístico vigente; defender la protección del Patrimonio también conlleva exigir que cualquier intervención prevista y que entre en conflicto con su conservación, ha de ser -como mínimo- legalmente impecable.

La altura de la torre, las rasantes, la inaccesibilidad de los espacios públicos y la desigualdad que ello genera son algunos de los aspectos más significativos, pero también los errores de números, como computar el viario existente como cesión de la propiedad al Ayuntamiento.

La preocupación es creciente entre la ciudadanía y cada vez hay más personas interesadas por la conservación de este Patrimonio Industrial, núcleo y origen de Metro, considerado uno de los 100 elementos del Patrimonio Industrial español por el Comité Internacional TICCIH. Desde nuestra asociación haremos todo lo posible porque este Bien integrante de nuestro Patrimonio Cultural español no acabe como el Taller de Precisión de Artillería y tantos otros, lamentables pérdidas que desdibujan nuestro pasado.

Por todo ello desde MCyP hemos dado el paso de presentar un nuevo Contencioso Administrativo contra este Plan Parcial, que da comienzo con la reciente admisión a trámite.

 

DESCARGA: La nota de prensa en PDF


ENLACES A MEDIOS

El País: "El TSJM admite el recurso contra el plan urbanístico de las cocheras de Cuatro Caminos" 

El diario.es: "El Tribunal Superior admite un recurso contra el proyecto urbanístico en las cocheras de Cuatro Caminos"

Madridiario: "El TSJM admite a trámite el recurso contra el plan de las cocheras de Cuatro Caminos"

La Vanguardia: "El TSJM admite un recurso contra el plan de las cocheras de Cuatro Caminos"

Somos Chamberí: "Admitido el contencioso contra la Torre Metropolitan que se construirá en Cocheras"

Europa Press: "TSJM admite el recurso contra el plan de las cocheras de Cuatro Caminos y pide al Ayuntamiento el expediente"

ABC: "El TSJM admite el recurso contra el plan de las cocheras de Cuatro Caminos"

Finanzas.com: "El TSJM admite un recurso contra el plan de las cocheras de Cuatro Caminos"

 

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

Metro sigue considerando que la “Operación Cocheras” puede NO salir adelante y lo refleja en sus presupuestos

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

¿Por qué aquí no? (reflexión sobre las Cocheras de Cuatro Caminos)

¿Por qué aquí no?

 

Es gratificante ver cómo en países de nuestro entorno, no sólo se conserva el patrimonio industrial, sino que se busca para estos grandes contenedores, usos que dignifican su arquitectura y se convierten en lugares de encuentro cultural y social apreciados y frecuentados por la ciudadanía. Así sucede con el conjunto Zollverein en Essen, Peenemünde en Mecklenburg ambos en Alemania, Gran Hornu en Bélgica, los 23 FRAC de Francia y tantos otros ejemplos europeos.

Recientemente se ha habilitado en Bruselas con el nombre de KANAL el antiguo garaje Citröen, espacio de más de 35.000 m2 ideado en 1930 por M. Citröen para instalar la que sería la fábrica y salón de ventas de coches más grande de Europa, obra de los arquitectos belgas Dumont y Van Goethem.

 

 

Ha sido un proceso largo y meditado en el que ha tenido parte esencial el SAU, departamento de Urbanismo de Bruselas-Capital. Este organismo compró en 2015 el gran edificio y buscó a la fábrica una parcela de gran superficie al otro lado del río para una nueva instalación acorde a los sistemas actuales reservando este gran conjunto para uso museístico, sede de sus Archivos de Arquitectura y otros usos culturales buscando un interés y repercusión supra nacionales.

Se convocó ese mismo año 2015 un concurso de arquitectura al que concurrieron 92 equipos y de ellos se seleccionaron 7 finalistas que debieron entregar sus propuestas en diciembre 2017. De éstos se ha designado ya en 2018 un equipo ganador formado por  los estudios: NOA / EM2N / SERGISON BATES.

 

 

Paralelamente al proceso arquitectónico, y tras lanzar una oferta a nivel mundial para interesar a instituciones artísticas prestigiosas, se ha convenido finalmente con el Centro Pompidou la creación de una institución que contenga los usos mencionados y sea capaz de atraer al gran público de la cultura a nivel mundial. Así se replica el modelo por ejemplo del MOMA en su PS1 de Queens, alejado del centro de la City y tantos otros museos con “sucursales” en puntos urbanos más alejados, otras ciudades o países, como el Pompidou de Lens.

El Centro Pompidou copartícipe de esta aventura cultural, ha prestado 300 obras contemporáneas que se exhiben en los talleres Citröen y así puede contemplarse en su integridad todo el conjunto, aún sin restaurar y el público va entrando en este inmenso contenedor y haciéndose con esta gran idea. El proyecto ganador de la restauración se comenzará a construir en 2019 y finalizará en 2023. Es decir un proyecto de largo alcance.

 

 

El recorrido por este conjunto, evoca por su evidente similitud aunque escala menor, a nuestros ejemplos cercanos: Cocheras de Cuatro Caminos, Parque Móvil… son ejemplos de estructura muy similar a la que citamos y que nos vienen a la memoria deambulando por estos espacios y viendo por contraste cómo es apreciada aquí tal estructura por su sencillez, valor arquitectónico  intrínseco, y gran simplicidad.

A su vez nuestros ejemplos madrileños se diferencian por provenir de organismos públicos que nunca debieran amortizarse a favor de terceros, sino  cuidarse y mantenerse para uso y disfrute de todos los ciudadanos. 

Y no es sólo la falta de medios económicos como se arguye, lo que impide plantear soluciones de esta importancia que finalmente son más rentables, es la falta de imaginación y perspectiva de futuro. Nuestro sistema político de elecciones cuatrienales parece obligar a nuestros políticos a proyectos de corto alcance, de rápidos resultados. 

 

 

Sigamos el ejemplo de algunas de nuestras inversiones culturales de largo recorrido que están dando frutos indiscutibles, Casa Encendida, Matadero…

Ayudemos a nuestras administraciones a incentivar operaciones culturales de calado y traigamos  a su conocimiento estos ejemplos sugerentes que nos gustaría ver aquí realizados.

¿Por qué no un Prado Móvil en el Parque Móvil? ¿Por qué no un Museo de Metro en las Cocheras de Cuatro Caminos como venimos proponiendo?, sugerencias no faltan, ni faltarán.

 

11 agosto 2018

Amparo Berlinches Acín


     

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

Derriban los árboles del desaparecido Taller de Precisión de Artillería

A pesar de que las zonas verdes previstas en la operación urbanística sobre el desaparecido TPA, así como el patio interior de manzana, coinciden con la ubicación de la mayoría de la vegetación, con árboles de gran porte, entre los que se contaban numerosos plátanos de indias y hermosos cedros, están siendo talados sin ninguna perspectiva de integrarlos en la nueva traza, ni trasplantarlos, como al menos, obliga la ley del arbolado de 8/2005.

Sólo está permitida la tala de ejemplares mayores de diez años si se justifica la imposibilidad de su traslado, pero estos ejemplares bien podían haberse trasladado incluso dentro de la propia parcela.

Por desgracia, en nuestra sociedad no gobierna el sentido común, ni la sostenibilidad, sino el rompe y rasga, lo más barato. Siempre lo más barato; pero lo barato es caro... caro para el medio ambiente, caro para nuestra ciudad, que se trata como un simple tablero de juego del Palé o Monopoly.

Mientras no cambiemos nuestra forma de hacer ciudad, estaremos avocados al desastre.

#NO+TALAS 

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

Páginas

Suscribirse a RSS - Nota de Prensa / Comunicado