Metro de Madrid

CARTA AL ALCALDE PARA SALVAR LAS COCHERAS

MCYP LE DIRIGE UNA CARTA AL ALCALDE DE MADRID PARA SALVAR LAS COCHERAS

Desde Madrid Ciudadanía y Patrimonio hemos registrado hoy una carta al alcalde de Madrid, Sr. Martínez-Almeida, para solicitarle la intercesión ante el caso de las Cocheras para buscar una solución satisfactoria.

No nos cansamos de repetir que la compatibilidad todavía es posible. Hay soluciones que integrarían el Patrimonio, y acabarían esta innecesaria confrontación entre el interés general y el particular. 

Si la solución es la compatibilidad, el Ayuntamiento tiene ahora en su mano la capacidad de hacerlo.

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID ANUNCIA QUE RECURRIRÁ LAS SENTENCIAS DE COCHERAS CON EL MISMO ARGUMENTO CON QUE JUSTIFICÓ NO RECURRIR LAS DE MADRID CENTRAL

NOTA DE PRENSA, MADRID 24 DE MAYO DE 2021

 

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID ANUNCIA QUE RECURRIRÁ LAS SENTENCIAS QUE ANULAN EL PLANEAMIENTO DE LAS COCHERAS USANDO EL MISMO ARGUMENTO CON EL QUE JUSTIFICÓ NO RECURRIR LAS DE MADRID CENTRAL.

 

La arbitrariedad del gobierno municipal ha quedado en evidencia al actuar contrariamente ante dos casos semejantes: ante lo que han denominado “defectos de forma”, los servicios jurídicos municipales aconsejaron no recurrir Madrid Central, mientras que sí van a recurrir la anulación del Planeamiento en las Cocheras y talleres históricos de Metro en Cuatro Caminos.

El Planeamiento de las Cocheras de Cuatro Caminos ha estado jalonado por irregularidades desde el principio y no tiene mucho más recorrido que volver a empezar desde cero.

El Concejal de Urbanismo tacha a las asociaciones de “sectarias” a pesar de ser entidades sin ánimo de lucro y con un largo historial de trabajo reconocido por las propias Administraciones.

Desde que los gobiernos de Ana Botella e Ignacio González aprobasen en 2014 la Modificación Puntual del Plan General, ahora anulada, la sombra de la sospecha ha sobrevolado la tramitación de esta operación urbanística. Basta recordar que el Ayuntamiento había olvidado un paso imprescindible como era la publicación plena en el Boletín Oficial. Ese paso, que también habría sido un “defecto de forma”, habría sido motivo igualmente de nulidad radical y completa del planeamiento. La seguridad jurídica a la que tanto se apela consiste precisamente en que no haya siquiera defectos de forma.

Lamentamos la arbitrariedad del Ayuntamiento, que en el caso de Madrid Central - una herramienta con beneficios para la salud demostrados- decidió no recurrir las sentencias acaecidas también por “defectos de forma”. Según contaba una agencia de noticias el pasado 5 de febrero, “el Consistorio, al no recurrir, sigue el criterio técnico de los servicios jurídicos municipales, que ya en junio del pasado año desaconsejaron la interposición del recurso de casación por tratarse de un defecto formal producido durante la tramitación”.

Por otro lado, cabe señalar que el “defecto de forma” no es igual si se trata de un hecho aséptico como haber dejado sin efectividad un procedimiento administrativo por no haberse publicado en el Boletín Oficial, como es prescriptivo, que haber obviado dos estudios necesarios en la tramitación. En ese caso, el “defecto de forma” se reduce a su falta, pero incurre en un “defecto de fondo” como consecuencia, pues no se puede aventurar, ni condicionar el resultado de un estudio -que ha de ser cierto, veraz, e independiente- a un resultado predeterminado como es este caso, en el que el Ayuntamiento parece insinuar -de manera consciente o inconsciente- que los dos estudios inexistentes van a ser completamente favorables y encajar como un guante a una operación ya desarrollada hasta el pormenor.

Desde nuestro punto de vista, esto constituye una nueva irregularidad para tratar de salvar un planeamiento insalvable, y cuya anulación implica necesariamente tramitar de nuevo una Modificación Puntual que ampare las expectativas actuales.

La necesidad de tramitar una nueva Modificación Puntual constituye el momento adecuado para buscar un punto de encuentro, en vez de menoscabar el trabajo altruista de las asociaciones que reclamamos a nuestros responsables políticos soluciones satisfactorias, que sepan conjugar intervenciones urbanas con el respeto al Patrimonio Cultural. En ese sentido, reclamamos al Ayuntamiento de Madrid la paralización de la demolición y replantear la operación, donde se conjugue la reforma urbana con la conservación de la parte histórica de las Cocheras, que sólo ocupa un tercio del suelo.

El incremento de edificabilidad sigue sin estar justificado, pero no encontraría trabas si se introdujera el Patrimonio Cultural en la ecuación y se buscase una solución consensuada con la compatibilidad entre el aprovechamiento urbanístico y la preservación de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, algo que no sólo es un derecho sino un mandato de la propia Constitución Española. 

Si de gobernar para el interés común se trata, hay soluciones mucho más integradoras y democráticas que la tábula rasa y la imposición de unos motivos sobre otros. Confiamos en que finalmente lo que se imponga sea la racionalidad y el consenso. Estamos a tiempo. Ahora es el momento.

#SalvemosLasCocheras

 

Las Cocheras de Cuatro Caminos en la actualidad; todavía se puede lograr una solución satisfactoria para todos.
 

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

METRO VENDIÓ SUELO MUNICIPAL EN EL RECINTO DE LAS COCHERAS DE CUATRO CAMINOS SIN CONOCIMIENTO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

 

NOTA DE PRENSA – 27/04/2021

 

La parcela, con 416 m2 de superficie, está dentro del recinto de las Cocheras. Fue adquirida por expropiación y sigue figurando actualmente en el Registro de la Propiedad como titularidad municipal plena. Madrid Ciudadanía y Patrimonio ha dado parte al Ayuntamiento para que recupere ese suelo.

Desde que comenzó la investigación histórica sobre el origen y devenir de las históricas Cocheras y Talleres de Metro en Cuatro Caminos, han ido surgiendo los datos y las piezas que dibujan el puzle que conforma el recorrido de este sitio trascendental para entender la historia urbana y tecnológica de Madrid.

Concretamente, ha aparecido en los últimos días esta información sobre una superficie de suelo que, aunque Metro ha tenido “okupada” en el último medio siglo, pertenecía desde hace más de ocho décadas al Ayuntamiento de Madrid, quien la obtuvo por expropiación forzosa. 

El Ayuntamiento tuvo conocimiento en 1964 que el solar había quedado dentro del recinto de Metro. La compañía había cercado el recinto de las Cocheras en el punto donde acababan las viviendas de la calle Esquilache, adjudicándose a partir de ahí el suelo no edificado tanto propio como ajeno. El propietario original solicitó la reversión, y aunque nunca se concluyó, la parcela sí fue deslindada por técnicos municipales ante la presencia de responsables de la compañía del Metro, tal y como figuran en el acta que levantaron.

Este hallazgo de suelo demanial, que ha sido comunicado a las Áreas de Hacienda y Urbanismo por registro, supone que el Ayuntamiento de Madrid pueda -y deba- reclamar legalmente su parte proporcional en la operación, lo que podría tasarse en más de un millón de euros, en proporción a la edificabilidad que supone.

Además, el Ayuntamiento ya aportaba más de 3.000 m2 de superficie dentro del ámbito, que incluye parte del viario existente, del que se deriva parte de la edificabilidad concedida a la operación urbanística, lo cual no deja de ser escandaloso, pues cesiones de suelo aparte, al Ayuntamiento de Madrid le correspondería beneficiarse igualmente de la parte proporcional correspondiente, algo que no se ha considerado en ningún momento desde la administración municipal y que va en detrimento de todos los madrileños

Desde nuestra asociación seguimos reivindicando el valor como Patrimonio Histórico ampliamente reconocido y que estas Administraciones Públicas -municipal y autonómica- se niegan a reconocer. En una operación cuyo planeamiento acaba de ser anulado radicalmente por el TSJM, y con muchos vicios acumulados desde el principio, parece abocada al fracaso.

Creemos que es el momento de consensuar una salida que pase por el respeto a la parte histórica de las Cocheras, que representa apenas una tercera parte del suelo, y que no impediría la compatibilidad con una operación urbanística bien diseñada, inclusiva y respetuosa.

Mientras no haya voluntad, sólo cabrá seguir defendiendo los intereses públicos y civiles en los tribunales.

 

Descarga (PDF): SOLICITUD registrada en las Áreas de Hacienda y Urbanismo

Descarga (PDF): NOTA de PRENSA: METRO VENDIÓ SUELO MUNICIPAL EN EL RECINTO DE LAS COCHERAS DE CUATRO CAMINOS SIN CONOCIMIENTO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

EL TSJM ANULA EL PLAN URBANÍSTICO DE LAS COCHERAS HISTÓRICAS DE METRO EN CUATRO CAMINOS

  • La anulación de este plan urbanístico implica que la licencia de demolición debería quedar también anulada por causa sobrevenida, cesando el derribo.
  • Desde Madrid Ciudadanía y Patrimonio nos congratulamos de la decisión judicial, pero exigimos un cambio de rumbo para buscar una solución satisfactoria al conflicto.

Tras un largo recorrido judicial, esta tarde ha trascendido la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha estimado los contenciosos tanto de nuestra asociación como del colectivo local Corazón Verde de Chamberí, anulando la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid aprobada en 2014 durante el mandato de Ana Botella al frente del Ayuntamiento y de Ignacio González al frente de la Comunidad.

Esta resolución judicial llega muy oportunamente, pues aunque ya se ha dado comienzo a la demolición del conjunto, la parte histórica -y de un valor excepcional e irremplazable- sigue en pie, siendo recuperable sin perder su autenticidad y su sentido de Patrimonio Histórico.

El conflicto surge viciado desde el principio, pues la Comunidad de Madrid, como propietaria última del terreno, es la que ha promovido este plan equivocadamente para obtener un escaso rendimiento económico a cambio de destruir para siempre el único origen de nuestro Metro, hoy ya centenario. 

Todavía queda pendiente conocer si el Tribunal Supremo puede estimar nuestra demanda de incoar (abrir) un expediente para la posible declaración del conjunto como Bien de Interés Cultural; sin embargo, mientras se dilucida ese aspecto, ya sabemos que el planeamiento en que se sustenta la ordenación urbanística es nulo de pleno derecho.

Creemos que es el momento de que las autoridades responsables se replanteen a fondo toda la operación, buscando soluciones más comprometidas con la historia de nuestra ciudad y nuestro Patrimonio Cultural (urbano, paisajístico, arquitectónico, industrial, tecnológico, simbólico,  inmaterial…)

Ahora que el planeamiento ha sido anulado instamos a las autoridades a poner fin a este conflicto, tanto para quienes creemos en un modelo integrador del Patrimonio Cultural en el desarrollo de la ciudad como para las personas que han invertido su tiempo y su dinero en una operación que el propio Metro lleva considerando inviable desde 2016: “(ante) la incertidumbre (de) que el proyecto no pueda ser realizado finalmente, los Administradores, considerando muy probable que la compraventa realizada en 2014 tenga que ser resuelta, acordaron que la Sociedad registrara en el ejercicio 2016 la reversión de la venta (INFORME CORPORATIVO ANUAL DE METRO DE MADRID, 2019).

Consideramos que Metro ha de recuperar la parcela y plantear con tranquilidad una ordenación de la misma que busque su adecuado aprovechamiento social y cultural, que no tiene por qué ser incompatible con algún tipo de uso residencial, pero anteponiendo siempre los intereses generales a los particulares.

Por su parte el Ayuntamiento habrá de responder con las oportunas indemnizaciones a los cooperativistas afectados, y dar una solución al conflicto por el que han tenido retenidas a estos ciudadanos en una operación imposible.

La solución pasa -por supuesto- por plantear una catalogación municipal del conjunto histórico edificado que lo proteja en su integridad. El tiempo nos ha venido a dar la razón en las cuestiones urbanísticas, y creemos que también nos la dará en las de Patrimonio Cultural, que son las que nos mueven. Y es que el valor de un Patrimonio Cultural es inherente a su existencia, lo posee per se, y las Administraciones con sus catálogos y protecciones se limitan a reconocerlo, pero no a otorgarlo. El valor es preexistente y previo a su reconocimiento, y en el caso de las históricas Cocheras y Talleres de Cuatro Caminos ha sido un valor creciente, y que ha generado una expectativa cultural en muchos ámbitos, desde el local al especializado en materia de Patrimonio Industrial.

Madrid Ciudadanía y Patrimonio defiende una solución que pase por el Patrimonio Histórico, que se haga pensando en Madrid, y en la herencia cultural que podemos dejar a las generaciones venideras. 

Conservando las Cocheras de Cuatro Caminos, gana el barrio, gana Chamberí, y sobre todo gana Madrid.

 

Descarga (PDF): EL TSJM ANULA EL PLAN URBANÍSTICO DE LAS COCHERAS HISTÓRICAS DE METRO EN CUATRO CAMINOS

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

Debate electoral sobre Patrimonio Cultural entre las candidaturas, organizado por MCyP

 

Con motivo de las próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo de 2021, la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio ha organizado el primer debate de la campaña electoral, con representantes de los distintos partidos políticos presentes en la asamblea madrileña que han explicado sus propuestas respecto al Patrimonio Cultural de la Comunidad.

Los ponentes han tenido que responder a cuatro puntos clave:

  • En primer lugar, la Ley de Patrimonio de la Comunidad. La actual Ley fue aprobada en 2013 y declarada parcialmente inconstitucional tres años después; desde entonces –hace ya cinco años- estamos esperando que se promulgue la que ha de sustituirla. En nuestra opinión, una ley debe cambiarse para corregir los defectos encontrados durante su aplicación; y dado que la Ley de Patrimonio tiene como objetivo primordial proteger el acervo cultural de los madrileños, creemos que lo más importante es comprobar si ha habido pérdidas en ese acervo y encontrar el medio de atajarlas. A pesar de las distintas protecciones vigentes  los madrileños hemos visto derribar edificios emblemáticos en los últimos años, muchos de arquitectura contemporánea, desde la pagoda de Fisac a la casa Guzmán, el colegio mayor HispanoMexicano o el recién derribado Colegio Alemán, o numerosísimos cinematógrafos, como el Real Cinema; pero también edificios históricos protegidos, como los antiguos bancos de la Operación Canalejas, donde sólo se han salvado las fachadas y elementos decorativos dispersos, o numerosos ejemplos del caserío más antiguo de los siglos XVII y XVIII. Queremos saber cuáles son las propuestas de los ponentes para que la nueva Ley impida nuevas pérdidas patrimoniales en el futuro.
  •  Muy ligada a esta pregunta está la segunda, referida al Presupuesto para el Patrimonio y la Dirección General de Patrimonio Cultural (DGPC), que a día de hoy es insuficiente para mantener en buenas condiciones el extenso Patrimonio madrileño, pero también para dotar a la DGPC de los medios materiales y humanos necesarios para cumplir correctamente sus funciones de investigación, información y protección del Patrimonio (arqueológico y monumental, pero también etnográfico, histórico, documental, archivístico, bibliográfico, paisajístico e inmaterial), de supervisión de los proyectos que le afectan y de vigilancia de las obras que se realizan en elementos protegidos. Es preciso que los partidos nos expliquen cómo van a solventar estas carencias.
  • Nuevamente relacionada con la anterior pregunta está la tercera, referida a la Política de Bienes de Interés Cultural (BIC), pues es patente la demora en su incoación y catalogación a pesar de tratarse de una lista muy restringida; hay bienes incoados desde 1977 pendientes todavía de declarar, otros muchos cuentan con declaraciones ambiguas o incompletas que habría que revisar, y la mayoría no tienen el necesario entorno de protección. Si además sumamos la lentitud en realizar las declaraciones –muy pocos elementos del siglo XX están actualmente protegidos a pesar de ser los más abundantes en nuestra región- vemos que la lista de Bienes solicitados y pendientes por declarar es cada vez más numerosa en vez de reducirse. Necesitamos saber qué proponen los distintos grupos políticos para resolver esta problemática.
  • Por último, y de nuevo relacionada con la anterior, querríamos conocer las Políticas de transparencia y participación ciudadana propuestas, pues a día de hoy la primera brilla por su ausencia, ya que hasta las actas del Consejo Regional de Patrimonio son secretas, y es imposible saber cómo se desarrolla un expediente para un BIC; mientras que la ciudadanía está ausente de estos consejos y de todas las decisiones, eliminándose en la Ley de 2013 la presencia de las asociaciones en el Consejo Regional que sí preveía la norma anterior de 1998. Por poner un ejemplo que nos afecta directamente, MCyP pidió en 2014 la declaración como BIC de la Quinta de Torre Arias; petición que reiteró en 2019, sin recibir más respuesta que la consabida coletilla de que se estaba estudiando; pero ha bastado que fuese el Ayto. de Madrid –propietario de la Quinta- el que solicitase dicha declaración para que la DGPC encargue los informes necesarios. Por supuesto nos alegramos de que así sea, pero no deja de sorprender que la incoación de un BIC no dependa de su valor intrínseco sino de quién sea el solicitante. Es imprescindible que los partidos permitan a los ciudadanos intervenir en la protección de un Patrimonio cuyo valor procede precisamente del aprecio que siente por él la ciudadanía.

El turno de intervenciones lo ha abierto el representante del gobernante Partido Popular, D. Pedro Corral, para dar cuenta de la situación actual y las propuestas de su partido para los dos próximos años; seguido por los ponentes de los demás partidos en función de su actual número de escaños: Dª. Manuela Villa por el Partido Socialista Obrero Español, D. Miguel Mayoral por Ciudadanos, Dª. Alicia Torija por  Más Madrid, D. Jaime de Berenguer por Vox, y D. Mariano Muniesa por Unidas Podemos.

Fuera de programa se han formulado dos preguntas respecto a temas defendidos por nuestra asociación, en los que la Comunidad tiene responsabilidades legales: las Cocheras de Metro de Cuatro Caminos y el poblado de Navalquejigo, en El Escorial; respecto a los que se han pronunciado los distintos ponentes.

Enlace al vídeo del debate (You Tube)

Enlaces relacionados:

 

 

Tipo de post: 

Temas MCyP: 

LAS COCHERAS Y TALLERES DE CUATRO CAMINOS EN DEMOLICIÓN

El pasado 22 de febrero comenzaron los trabajos de demolición del importante conjunto originario de Metro de Madrid.

Se establecieron dos etapas en la licencia, la segunda supeditada a la resolución final del procedimiento judicial sobre si debía o no incoarse expediente de protección como Bien de Interés Cultural. Sin embargo, la empresa de demoliciones no está cumpliendo esta limitación, incurriendo presuntamente en un delito.

Por desgracia en esta ciudad, en esta comunidad autónoma, y también en resto de este país, estamos malamente acostumbrados a dar muchas malas noticias de acciones contra nuestro Patrimonio Histórico y Cultural.

La ciudadanía, a pesar del ratificado convenio de Faro, se ve despreciada, obviada y aparcada por los responsables políticos en lo que a la conservación del Patrimonio se refiere.

En el caso de las Cocheras y Talleres históricos de Metro, inaugurados hace más de un siglo, es especialmente sangrante. Se trata de un conjunto cuya importancia ha sido reconocida paulatinamente, tanto por instituciones especializadas, como por el propio Metro, que ilustraba su aparatado de “La Memoria” en la exposición del centenario con la icónica imagen de los dientes de sierra.

También ha sido reconocido su valor por algunas de las instituciones que han rechazado protegerlas: la Dirección General de Patrimonio Cultural (DGPC) de la Comunidad de Madrid dijo haber encontrado “valores volumétricos, constructivos y formales”, indudables pero insuficientes a su juicio para ser declaradas BIC. A todo esto, no olvidemos que la DGPC es un puesto designado libremente por el gobierno autonómico, mismo responsable de la venta de este bien público. Es decir, son los mismos responsables que deciden “hacer caja” con la venta de esta propiedad, quienes aprueban las determinaciones urbanísticas y la edificabilidad, los que igualmente deciden si se ha de proteger o no. Obviamente no iban a contradecirse: muerte al Patrimonio si hay que “hacer caja”.

En el contencioso, cuya sentencia desestimatoria nos fue notificada recientemente (y mantenemos recurrida en casación), el propio magistrado no podía obviar el “indudable valor del conjunto de las Cocheras (FJ9º, pág. 19 de la sentencia)”, aun sabiendo que desestimar la pretensión de incoar el expediente como BIC suponía condenar de facto a la desaparición de un bien de “indudable valor”. Una vez más, la ciudadanía se ve desasistida por un sistema garantista a medias, pues nunca garantiza la preservación del Patrimonio cuando se enfrenta a la irreversibilidad que supone un derribo.

Todavía está por ver -lo sabremos próximamente- si el plan urbanístico es legal o por el contrario se anula y la operación no se puede llevar a cabo. Tendremos un solar vacío, una superficie herida en la ciudad que nos hablará de una sociedad que prefiere ser inculta, que prefiere despreciar sus bienes singulares. Ese solar será la metáfora del vacío de cuerpo, vacío de mente y sobre todo vacío de alma que tienen los regidores de nuestra sociedad.

Sin Patrimonio Cultural, sin dignidad, sin memoria.

Madrid, 25 de marzo de 2021

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

RECURRIMOS LA SENTENCIA DEL TSJM QUE NO PROTEGE COMO BIC LAS COCHERAS DE CUATRO CAMINOS

-Tras examinar el pronunciamiento judicial sobre las históricas Cocheras y Talleres del Metropolitano en Cuatro Caminos, nuestro equipo jurídico ha encontrado motivos de peso para recurrir la sentencia que desestimaba su incoación como Bien de Interés Cultural.

-La licencia de demolición no permite demoler el tercio norte del conjunto, que corresponde a la parte histórica, hasta que este asunto no quede definitivamente resuelto.

-También se espera próximamente el veredicto sobre si cumplen o no la legalidad urbanística, por lo que la demolición precipitada del conjunto podría suponer un daño a los intereses generales.

 

La segunda sentencia sobre nuestra demanda instando la incoación de expediente BIC, notificada el pasado mes de febrero, denegaba de nuevo nuestras pretensiones de proteger un elemento de nuestro Patrimonio Industrial, único en España.

La sala resolvía en los mismos términos que la primera sentencia, que fue anulada por el TSJM en casación por haberse dictado con argumentos expulsados del ordenamiento jurídico.

Nuestro equipo jurídico estima que la nueva sentencia es prácticamente un ajuste de la sentencia anulada; ello implica que la nueva resolución sea todavía cuestionable, toda vez que la sala asume que “excepcionalidad” y “mayor relevancia” son términos intercambiables de una a otra sentencia. Es decir, precisamente el motivo por el que fue declarada inconstitucional la definición de BIC de la Ley autonómica de Patrimonio, ha servido para adaptar la sentencia anulada a una nueva presuntamente legal.

Negando el tribunal que posean un valor relevante, termina por reconocer en su propio discurso el “indudable valor del conjunto de las cocheras”, aun sabiendo que la decisión de no instar su protección implica su desaparición, dejando en desamparo total a la acción pública y el interés general, a los que asiste el artículo 46 de la Constitución Española.

Por su parte, la licencia de demolición concedida por el Ayuntamiento de Madrid no permite el derribo del tercio norte del conjunto -la parte primigenia- hasta que no haya una resolución final del pleito que se ha recurrido por parte de esta asociación.

Asimismo, hemos detectado -gracias a vecinos cercanos con vistas al lugar- que precisamente hoy ha habido movimientos en la parte que no deberían tocar según las condiciones fijadas, por lo que se lo notificaremos oficialmente a los responsables municipales.

 

Si bien el TSJM se ha pronunciado en su reciente sentencia, esta es sólo una instancia dentro del propio tribunal, que habrá de resolver la casación en su seno, por lo que no se puede considerar a efectos jurídicos que se haya producido el pronunciamiento final -y firme- del TSJM acerca del contencioso.

Para terminar, queremos recordar que el contencioso administrativo referente al planeamiento urbanístico se encuentra en un estado muy avanzado y a punto de fallarse, por lo que resulta arriesgado proceder con una demolición de un elemento que aún podría ser incoado como Bien de Interés Cultural por orden judicial y su planeamiento anulado.

No se puede seguir sosteniendo desde lo público, desde los poderes públicos, que este modelo urbanístico sea de interés general. No a costa del Patrimonio Cultural de forma sistemática.

 

Madrid, 16 de marzo de 2021

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

Las Cocheras de Cuatro Caminos recogidas en un inventario de 2018 de Patrimonio Industrial becado por el Ayto y la RABASF

El Museo de Historia de Madrid con la colaboración de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF) coordinaron una beca de investigación en 2018 que produjo una propuesta de inventario del Patrimonio Industrial del siglo XX en Madrid capital.

Las Cocheras de Cuatro Caminos fueron incluidas en dicho inventario, mucho después de la instrucción judicial que deniega su protección, por lo que la sentencia actual del TSJM obvia la creciente valoración social del conjunto fundacional de Metro de Madrid.

Recientemente hemos tenido noticia en Madrid Ciudadanía y Patrimonio de un informe y un inventario realizados en 2018 en el que se incluyeron las Cocheras históricas de Metro en Cuatro Caminos como Patrimonio Industrial del siglo XX, dentro de una beca de investigación coordinada por el Museo de Historia de Madrid con la colaboración de la RABASF y titulada “Proyecto de investigación sobre el Patrimonio Industrial de Madrid en el siglo XX”. El objetivo propuesto para el mismo fue crear una base de datos para actuaciones museográficas y de difusión con un enfoque de preservación y recuperación patrimonial. El documento concluye con una propuesta de inventario del Patrimonio Industrial de la ciudad.

Es muy notorio el reconocimiento otorgado por este informe al papel de los movimientos sociales y civiles sin ánimo de lucro a la hora de reivindicar este tipo de Patrimonio tan amenazado y desprotegido: “la movilización ciudadana ha sido y es en muchos casos la responsable de la conservación del patrimonio industrial de la ciudad, especialmente inmueble, como forma de preservar la memoria colectiva, la identidad social y económica del territorio”. La autora presenta en su informe la necesidad de proteger el Patrimonio Industrial y plantea la necesidad de “una mayor sensibilidad hacia los bienes industriales de la ciudad que, sin duda, son de los más vulnerables”.

El trabajo trata de “llevar a cabo el Inventario del Patrimonio Industrial Inmueble de Madrid en el siglo XX (IPIIM) […] destinado a concienciar sobre la necesidad de reconocer y proteger las huellas físicas de la actividad industrial. […] y señala la invisibilidad del Patrimonio Industrial como una de las principales causas que lo amenazan: “El objetivo principal de este proyecto de documentación del Patrimonio Industrial de Madrid es que sirva para recuperar, aún más, el sustrato de la civilización industrial madrileña, oculta en numerosos casos por escombros, derribos, polvo y, sobre todo, por silencios”, proponiéndose también “rescatar y conservar los archivos de la industria, los restos materiales y los testimonios de la cotidianeidad del trabajo desempeñado por técnicos, oficiales, obreros y obreras”.

Cabe señalar que, de los 255 Bienes Culturales reconocidos en el municipio de Madrid, tan sólo 15 son industriales, y de estos sólo 2 han sido incorporados en los últimos 25 años. La desatención de la Comunidad de Madrid hacia el Patrimonio Industrial madrileño es evidente, y máxime cuando en 2016 la Asamblea de Madrid aprobó por mayoría una Proposición No de Ley encaminada a la protección de las Cocheras históricas de Metro, hoy ya centenarias.

En resumen, hay muchos nuevos motivos para reiterar su valor como Patrimonio Cultural tanto por su autoría -como obra del genial arquitecto Antonio Palacios (corroborada documentalmente)- como por su inmenso e insustituible valor como Patrimonio Industrial de Madrid.

#SalvemosLasCocheras

 

ENLACES

Documentación del Patrimonio industrial de Madrid en el siglo XX:

Tomo primero. Contextualización

Tomo segundo. Inventario y atlas Patrimonio Industrial.

Foto tuiter, durante la nevada Filomena, 2021.

 

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

Aparecen nuevos documentos de Antonio Palacios sobre las Cocheras de Cuatro Caminos mientras se deniega su protección injustificadamente

Nuestra línea de investigación en archivos ha desvelado un nuevo expediente de obras en las Cocheras firmado por Antonio Palacios, como arquitecto responsable.

La misma sala del TSJM ha vuelto a fallar a principios de mes el contencioso en el mismo sentido que hace dos años, denegando la pretensión de Madrid Ciudadanía y Patrimonio de proteger el histórico conjunto industrial como BIC.

Desde que en 2014 comenzamos en MCyP la investigación sobre el conjunto histórico de las Cocheras y Talleres de Metro en Cuatro Caminos, ha pasado ya un tiempo; tiempo en el que de ser un lugar olvidado -por falta de luz y focos- ha pasado a ser un emblema del despertar de la conciencia, del reconocimiento social y colectivo al Patrimonio Industrial, en este caso del transporte. El Patrimonio Industrial es una disciplina tardía, incomprendida en muchos casos, y que trata de bienes amenazados -casi- por naturaleza; todas aquellas instalaciones con un eminente carácter funcional, relacionado con el espacio del trabajo, suelen ser sometidas al continuo juicio de su aprovechamiento y a la presión urbanística.

Los Talleres y Cocheras del Metropolitano de Madrid en Cuatro Caminos han sido redescubiertos. No es que no tuvieran valor y repentinamente lo tengan, es que era un Patrimonio Industrial por descubrir, sumido en el letargo y en el olvido. Que se haya vuelto objeto de atención es en parte resultado de haber puesto el punto de mira en ese lugar como posibilidad, antes inmobiliaria y crematística que como oportunidad cultural, democrática y social para la ciudad.

Las Cocheras son obra de Antonio Palacios, como arquitecto oficial de la compañía de Metro. Siempre lo fueron, como el resto de piezas que componen y conforman el Metropolitano de Madrid, el primero de la Península. Hasta ahora no han aparecido los planos de licitación de la obra, y la copia de planos de Metro sólo lleva la del ingeniero supervisor, que por cierto es quien firma también el templete de Gran Vía (que carece de la rúbrica de Palacios).

 

Sin embargo, ya tenemos una referencia más a la traza de Antonio Palacios, quien no sólo fue autor en el origen, sino que se mantuvo al frente de tal cometido el resto de su vida.

Palacios solicitó, tal y como consta en el registro municipal el inicio de obra en 1917, licitó un taller provisional de herrería en 1918 para intendencia de la construcción del edificio, en 1920 solicita las alineaciones traseras de la parcela para terminar de configurar el conjunto y su cerramiento. En 1932 supervisa el recrecimiento del cerramiento, elevándolo de pretil a tapia por el frente visible de la Avenida de Reina Victoria, y guardando el diseño original. Y por último, pasada la Guerra Civil diseña un edificio de sede social en el mismo frente principal, con grandes miradores volcados hacia las Cocheras, e incluyendo un museo, archivo y biblioteca de Metro. Ese edificio, licitado y comenzado en 1940 no llegaría a concluirse, pero no hemos de olvidar que su estructura fue encomendada al gran Eduardo Torroja.

Es por tanto necesario reivindicar esta imprescindible memoria. Las Cocheras de Metro atesoran y representan el progreso de Madrid y de nuestro país y el tránsito hacia la modernidad. Es un Patrimonio Cultural Público y debe conservarse.

La sala que ha instruido el caso de las Cocheras de Cuatro Caminos nos deniega su protección como BIC, porque cuestiona su valor y su autoría, redundando en la sensación de abandono y desamparo que cunde en la ciudadanía cuando ve desaparecer edificios singulares por distintos motivos, sin que se advierta ningún síntoma de cambio que frene esta arrolladora destrucción sistemática.

Es preciso un cambio de mirada, y un compromiso de nuestras Administraciones Públicas, que no pueden seguir dando la espalda a estas cuestiones de forma generalizada.

Madrid, 13 de febrero de 2021

#SalvemosLasCocheras

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

Temas MCyP: 

ENTREVISTAS sobre el patrimonio en peligro o desaparecido en Hoy por Hoy Madrid (Cadena SER)

Páginas

Suscribirse a RSS - Metro de Madrid