Informes MCyP

Madrid, Ciudadanía y Patrimonio manifiesta su inquietud ante las obras que se efectúan en la histórica Casa de la Carnicería de la Plaza Mayor

La aparición de un forjado intermedio que recorta el vano de la entrada monumental al edificio desde la calle Imperial desata la alarma (fig. 1).

 

Fig. 1 - La Portada de la casa de la carnicería hacia la calle Imperial, con el forjado intermedio que interrumpe el vano trazado por Ventura Rodríguez, en una imagen tomada  el 7 de junio de 2018.

Foto: Álvaro Bonet. 


Esta portada es la última obra que trazó –el 8 de octubre de 1784- el insigne arquitecto Ventura Rodríguez como Maestro Mayor de obras de la Villa, mientras que la reja que la cierra es la primera que realizó como tal su no menos insigne sucesor en el cargo, Juan de Villanueva; dándose la paradoja de que la exhibición de los planos conservados de esta intervención (fig. 2) fue una de las principales aportaciones de la muestra Ventura Rodríguez y Madrid en las colecciones municipales 1, organizada el pasado año por el Ayuntamiento madrileño en el Cuartel del Conde Duque para conmemorar el III Centenario de su nacimiento. Dichos planos –entre los que se incluye el último boceto realizado por el arquitecto, sólo un día antes de su muerte el 26 de agosto de 1785- han sido igualmente reproducidos en el catálogo de sus dibujos presentado el pasado 22 de mayo en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, con el título Ventura Rodríguez. El poder del dibujo  2.

 

Fig. 2 - Planta y sección de los “cimientos, y pared de cantería” de la “Carnicería mayor de esta villa”, dibujada por Ventura Rodríguez y su sobrino Manuel Martín Rodríguez. 15 de julio de 1785. AVM. S. 3-95-12.

 

Fig. 3 – La portada de la Casa de la Carnicería hacia la calle Imperial, según un levantamiento anónimo publicado en la revista Reconstrucción. Año IX, nº 82, abril 1948; pág. 162.

 

La cesión de la histórica Casa de la Carnicería para un nuevo hotel fue promovida por la anterior corporación presidida por Ana Botella (fig. 4), siendo confirmada por la actual corporación municipal presidida por Manuela Carmena.

 

Fig. 4 - Noticia publicada en El País Madrid. 4 de marzo de 2015; pág. 2.

 

Esta cesión ha sido denunciada por lo que supone de privatización de un edificio municipal en un entorno tan sensible como la Plaza Mayor, ya sobradamente turistizado; siendo recurrida la licencia de obras por el grupo municipal del PSOE 3, aduciendo defectos de forma y fondo, como la falta de un Plan Especial para el cambio de uso -preceptivo por contar el edificio con protección integral y formar parte del Bien de Interés Cultural (BIC) de la Plaza Mayor-, y por carecer este cambio de toda motivación como uso de interés social.

Volviendo a la portada de la calle Imperial, hay que advertir que en la actualidad falta ya el montante superior fijo de la reja de Villanueva, reproducido todavía en grabados decimonónicos (fig. 5), pero se conservan en perfecto estado la portada y las dos hojas de cierre (fig. 6).

 

Fig. 5 – Vistas interior y exterior de la portada de Ventura Rodríguez con la reja de Juan de Villanueva, cuando aún estaba completa con el montante fijo superior, según un dibujo de Juan Comba grabado por Bernardo Rico y publicado en La Ilustración Española y Americana. Año XXIX, nº 22, 15 de junio de 1885; pág. 356.

 

Fig. 6 - La portada de la Casa de la Carnicería hacia la calle Imperial, en una imagen tomada el 29 de enero de 2018.

Foto: VPAT

 

El recorte del vano altera la proporción del hueco y modifica irremediablemente la percepción de la portada, y elimina la posibilidad de reponer la reja superior con la transparencia debida, por lo que desde Madrid, Ciudadanía y Patrimonio solicitamos que se elimine este elemento y se recupere en su integridad el diseño original de Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva.

Madrid,

7 de junio de 2018

 

1 Esta exposición fue comisariada por Pedro Moleón Gavilanes, Javier Ortega Vidal y José Luis Sancho Gaspar, y estuvo acompañada por un catálogo de igual título donde se recogen los dibujos reseñados. AA.VV.: Ventura Rodríguez y Madrid en las colecciones municipales. Ayuntamiento de Madrid, Área de Cultura y Deportes. Madrid, 2017; págs. 214-217.

2 ORTEGA VIDAL, Javier; SANCHO GASPAR, José Luis; MARÍN PERELLÓN, Francisco José: Ventura Rodríguez - El poder del dibujo. Comunidad de Madrid, Consejería de Cultura, Turismo y Deportes. Madrid, 2018; págs. 536-539.

3 Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

TESIS DOCTORAL: Implantación del juego de pelota en los centros históricos. Grados de implantación del juego en la arquitectura

Fuente: @coavnss

 

Ante el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Madrid para la futura restauración del Frontón Beti-Jai nos gustaría compartir con vosotros la Tesis Doctoral de Daniel Carballo Ostolaza: "Implantación del juego de pelota en los centros históricos. Grados de implantación del juego en la arquitectura"Dicha tesis es una importante aportación para conocer en profundidad el juego de pelota, los frontones y su implantación en los centros de las ciudades desde un punto de vista arquitectónico. Según su descripción la tesis tiene como obtetivo:

"Analizar la evolución de la implantación del juego de pelota en el espacio público, utilizando los niveles de implantación o grados de implantación del juego en la arquitectura. Entender cual ha podido ser el cronograma de los elementos urbanos propios del juego implantado en el espacio público, para entender entre otros, la geometría del espacio característico de la trama urbana de Euskal Herria, la plaza rectangular. Las proporciones de la plaza rectangular y su relación con el juego de pelota, analizando la evolución del juego, desde el más antiguo, el giuoco da palla, jeu de paume, la chaza, bote luzea o juego de pelota, hasta sus transformaciones y variantes, los espacios característicos, los rebotes, las paredes laterales, el solado, la grada, y sus juegos, guante-laxoa, rebote y el actual juego de pelota a blé, como responsables de las transformaciones de la propia plaza".

Creemos que es muy interesante conocer el contenido de ésta tesis doctoral a la hora de redactar cualquier proyecto que se presente al mencionado concurso.

Enlaces relacionados:

 

Tipo de post: 

PARADORES NACIONALES: Una valoración paisajística y ambiental

 

PARADORES NACIONALES: UNA VALORACIÓN PAISAJÍSTICA Y AMBIENTAL

 

Lo primero que habría que decir de los paradores nacionales es que, cumplidos ya más de 90 años desde la apertura del de Gredos, su valoración como iniciativa turística de carácter público resulta bastante positiva e incluso admirable en un país como éste, donde el turismo masificado ha calado más hondo que en ningún otro lugar del mundo. España posee una inacabable cantidad de edificios de interés histórico y artístico que requiere no solo de su conservación y rehabilitación, sino de su vigilancia, algo que supone un reto de  proporciones descomunales al estado, no sólo como poseedor directo, sino como garante de un patrimonio que muchos propietarios privados o a la Iglesia Católica deben mantener o, en último caso, renunciar a su posesión directa si no pudieran hacerse cargo de su conservación. Algunos castillos, monasterios, torres, palacios, pazos, molinos y alcázares han encontrado así la fórmula ideal para seguir conservándose gracias a esta iniciativa. 

Uno de los cambios trascendentales en su gestión fue en el año 1991, cuando pasaron a ser una sociedad anónima (de titularidad pública), siendo entonces cuando se fueron reagrupando como hoteles de 4 estrellas, estableciéndose como uno de sus objetivos principales la rentabilidad económica. Esta rentabilidad se mantuvo hasta el 2008, pero, a partir de entonces, la crisis se cebó con la red acumulando pérdidas millonarias hasta el año 2015, cuando la red obtuvo de nuevo superávit. No es, sin embargo, objetivo de este articulo analizar su gestión ni su viabilidad económica, sino realizar, tras un repaso histórico, un breve diagnóstico arquitectónico y ambiental de estos establecimientos.

El primer parador nacional se construyó en Gredos en el año 1928, en pleno reinado de Alfonso XIII. Años antes, el gobierno había encargado al Marques de Vega Inclán el proyecto de crear una red hostelera que diera hospedaje a los excursionistas para mejorar la imagen turística de España. Se constituyó así la "Junta de Paradores y Hosterías del Reino" inaugurándose tras el de Gredos una serie continúa de paradores (y hosterías como la de Alcalá de Henares) de los cuales no pocos, varias decenas, quedarían por el camino por falta de viabilidad generalmente económica hasta llegar a la actual red: noventa y cinco establecimientos, muchos de los cuales han servido para la restauración de castillos, palacios y conventos; en ocasiones rescatándose de la futura ruina. 

La historia de los paradores nacionales puede subdividirse en varias etapas: La primera llegaría hasta el año 1935, en la que la red se nutre de dieciséis establecimientos (de los cuales siete ya no existen) y donde se compagina la restauración de edificios históricos (Oropesa y Úbeda, 1930; Ciudad Rodrigo, 1931) con edificios de nueva planta (Manzanares, Benicarló). Tras la guerra civil,  se inicia una segunda etapa con la construcción del parador de Antequera en 1940, reanudándose, a partir del año 1944, tanto la rehabilitación como la construcción de hospedajes en zonas de montaña, algunos actualmente desaparecidos (Riaño, Pajares, Ordesa), en capitales de provincia (Granada, Pontevedra, Teruel, Málaga) y un único caso de parador de turismo costero al norte de Torremolinos en el año 1956, construcción que data del año 1925 gracias a una iniciativa británica.

Entre los años 1965 y 1968 la inauguración de paradores nacionales se dispara, construyéndose más de cuarenta en tan corto lapso de tiempo. En este periodo desarrollista se busca claramente cubrir toda la geografía peninsular y ofrecer también  alojamientos unidos al turismo de playa. Posteriormente, una cuarta etapa es identificable a partir de los años 80, muy distinta de la anterior, marcada por la reestructuración, en la que se construyen o rehabilitan edificios, a la vez que se cierran cerca de una veintena de paradores. Esta etapa es de mayor relajo, con inauguraciones salteadas a lo largo de los años 80 y 90 y con intervalos (1989-1993) en los no se inaugura ningún establecimiento. En esta etapa predomina la rehabilitación de edificios históricos e incluso algunos modernos como el de Cádiz (derruido por problemas estructurales), levantándose un nuevo edificio en 1995. Con el nuevo siglo, la actividad pareció acelerarse con un plan de inauguración de seis nuevos paradores, pero finalmente este nuevo impulso se redujo a rehabilitar la Casa de los Infantes en La Granja en el año 2007,  el Monasterio de Corias en el año 2013, reconfigurar el de Cruz de Tejeda en Gran Canaria en el año 2009 (cerrado desde 1983) y construir los paradores de Lorca y Alcalá de Henares. La crisis antes mencionada obligó, por otro lado, a un plan de reestructuración de plantillas con el despido de 350 empleados, cierres de temporada en 10 establecimientos y cierre definitivo del parador de Puerto Lumbreras, en Murcia.  

Como resultado, actualmente sólo dos territorios no poseen un parador nacional: Vizcaya y las Islas Baleares, que curiosamente no posee ningún parador a pesar de su indudable carácter turístico (un proyecto en el Castillo de Ibiza lleva 7 años medio paralizado). Tampoco existe ningún establecimiento en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, aunque en su momento si los hubo, al igual que dos (Muñatones y Lekeitio) en Vizcaya.

Valores arquitectónicos

Desde un punto de vista arquitectónico, son evidentes dos grandes tipos de paradores, los que se establecen rehabilitando edificios históricos y los de nueva planta, a los que se podría añadir un tercero: las ampliaciones realizadas a partir de esos edificios históricos, quedando como resultado alojamientos de carácter mixto. El valor arquitectónico de los paradores es prácticamente indiscutible en lo que se refiere a edificios de carácter patrimonial, ya sean grandes castillos o simples caserones. Dentro de estos estilos clásicos, predomina la arquitectura renacentista junto con algunos edificios de estilos regionales generalmente muy acogedores, destacando por su singularidad paradores como la mansión marinera de El Ferrol, un antiguo molino de principios del siglo XX en Gijón o una masía en Vic, éstos dos últimos con sus respectivas ampliaciones. También existen ejemplos de arquitectura neo regional (a veces funcional con detalles regionalistas) entre los que cabría destacar el parador de La Gomera, la casona emparrada de Villafranca del Bierzo o el parador de Albacete. En cuanto a la arquitectura de montaña destaca los paradores situados en los Pirineos, donde se impone la arquitectura alpina con sus típicas cubiertas a dos aguas fuertemente inclinadas y su aspecto rústico.

En cuanto a los paradores de nueva planta más modernos, hay que decir que existen ejemplos de gran brillantez o al menos de una apreciable claridad de ideas. Bien es cierto que a partir de los años 60 algunas arquitecturas de paradores se confunden con apartamentos playeros de baja densidad (Nerja o Jávea), pero eso no sería lo más reseñable. Fue a partir de los años 70 cuando aparecieron propuesta arquitectónicas que muestran cierta duda o desconcierto, al menos para ser aplicables al “modelo parador”. Los anodinas construcciones de Melilla, Calahorra o Cervera de Pisuerga, el cromáticamente impactante parador de Soria, o el brutalista (un estilo por entonces de moda y ciertamente rompedor) parador de Segovia  podrían ser los más –digamos- inquietantes ejemplos de una arquitectura paradorista que, a partir de los 80, se torna más elegante, con edificios de toques postmodernos (Salamanca) o de toques regionalistas (Ceuta), cayendo posteriormente en una quizás excesiva frialdad o convencionalismo en casos como el parador de Alcalá de Henares. El también reciente parador de Lorca, por el contrario, puede considerarse como un brillante ejemplo de integración, aunque no fue ajeno a protestas ciudadanas por el cambio del cambio visual y, sobre todo, por impactos sobre restos arqueológicos. 

Existen, por último, disarmonías parciales o de detalle en paradores como el de Seu d´urgell, con una aparatosa entrada que contrasta con su entorno histórico, aunque en este caso la propuesta arquitectónica funcional tenga cierto interés en lo que se refiere a su patio interior. Disarmónica también, por ejemplo, sería la cristalera instalada dentro de un sólido patio gótico en el castillo-parador de Ciudad Rodrigo.

 

 

Impactos paisajísticos y ambientales  

Según el diagnóstico realizado, de los 95 paradores, diez al menos presentan algún impacto de este tipo. El más común es la invasión del dominio público costero; son los casos de Jávea, Aiguablava (en este caso un entorno acantilado), Benicarló y el de la isla de El Hierro, éste último casi rozando el agua del mar. En cuanto a invasiones del dominio público hidráulico, aunque existe alguno, no se trata de casos realmente relevantes. 

Otro impacto es el golf, no tanto por las instalaciones en sí, sino por sus efectos en ecosistemas frágiles como en el caso del parador de El Saler. Este establecimiento no solo ocupa un campo de dunas, sino que además se nutre de las aguas de la albufera de Valencia. Existen en la red otros dos paradores con campos de golf propios: Albacete (muy humilde) y el así llamado Málaga Golf, pero éstos ni de lejos provocan un impacto  como el valenciano. 

 

 

Por otro lado, tenemos paradores situados en parajes naturales de muy alto valor ecológico, como el de Fuente Dé, Cazorla, Cervera de Pisuerga, Las Cañadas y Cruz de Tejeda. En los dos primeros casos, los impacto de los establecimientos se pueden considerar leves, e incluso muy leve en el caso de Cazorla, al tratarse de un edificio no solo elegante sino de dimensiones muy discretas. Algo más impactante desde un punto de vista sobre todo paisajístico es el de Fuente Dé, no tanto por el edificio en sí sino por su situación muy interna en la cabecera de un valle montañés. En cuanto al parador de Las Cañadas de El Teide, hoy en día no podría construirse al estar dentro de un Parque Nacional, quedando de esta forma como la única construcción relevante dentro de este espacio protegido. Se ha tratado, tras una rehabilitación reciente, de armonizar sus fachadas con el entorno a base de un tratamiento cromático que se mimetice con paisaje circundante, algo que se consigue también con el de Cruz de Tejeda (salvo un pabellón adosado). En todo caso, son, de nuevo, los paradores de Cervera de Pisuerga y Soria los que más impactan en el paisaje circundante, pues en ambos casos no parece existir intento alguno de mimetización con su entorno.

 

 

Conclusiones     

De todos los paradores, 96 en total hasta la fecha sin contar con la franquicia portuguesa en el distrito de Viseu, estimamos que no más de 8 se salen de la norma de excelencia arquitectónica, de los cuales tres: Soria, Cervera de Pisuerga y Segovia, presentan una estética cuanto menos dudosa, mientras que otros tres: Melilla, Calahorra y Ceuta (fachada principal), aunque más discretos, resultan anodinos en comparación con el alto baremo conseguido por los restantes establecimientos. Los impactos paisajísticos más reseñables estarían de nuevo en los de Soria y Cervera, aparte de Aiguablava, al alzarse solitario al pie de un acantilado. En cuanto a los impactos puramente ambientales, destaca el campo de golf de El Saler (con un excelente edificio, por cierto) e invasiones costeras como la del parador de Jávea, repitiendo, una vez más, Cervera y Soria al hacerse hueco entre superficies arboladas. Ninguno de estos impactos debería, de todas formas, calificarse nunca como graves; al fin y al cabo se trata de edificios residenciales de tamaño medio. 

No deja de ser una lástima, visto lo visto, que ciudades de gran riqueza patrimonial, como Salamanca, Segovia, Córdoba o Soria, no tengan un edificio histórico como parador. En ciudades como en el de Salamanca no fue posible (se intentó rehabilitar el colegio mayor Fonseca), pero en otras probablemente no ha existido la suficiente voluntad de búsqueda, apostando por edificios de nueva planta que aprovechan con gran eficacia, eso sí, las vistas de la ciudad. 

El balance, en todo caso, resulta francamente positivo, algo que nos permite por una vez sentir orgullo por unos equipamientos turísticos en un país como éste, donde la sinrazón arquitectónica y urbanística ha imperado durante décadas cebándose tanto en cascos históricos como en el litoral. Conviene destacar que los proyectos más desafortunados o polémicos se sitúan todos cronológicamente durante el periodo franquista, en concreto dentro del periodo desarrollista en los años 60 y 70. Durante todo el  periodo democrático, solo serían criticables algunas actuaciones puntuales o, como mucho, integraciones no del todo convincentes. 

Como dato final, es interesante resaltar que la rehabilitación o adaptación de edificios históricos se impone por cuatro a uno sobre los edificios de nueva planta; adaptaciones que nunca han generado protestas (al menos conocidas) hasta la inauguración precisamente de los dos últimos paradores en Monterrey y Lérida. Por primera vez, el impacto de unos paradores no ha sido ni por razones arquitectónicas, ni ambientales, ni paisajísticas, sino de carácter socio-identitario. La pérdida del uso público fue una de las principales quejas en el caso del parador incrustado en el Castillo de Monterrey (cerca de Verín), mientras que el caso del Convento de El Roser las protestas vinieron, además del uso público, por la consideración que tiene este edificio en la ciudad de Lérida como símbolo de la memoria histórica de Cataluña. Un lugar donde los leridanos celebraban aquí todos los años La Diada.

 

Álvaro Blázquez  

 
ANEXO. LISTADO PARA LA EVALUACIÓN DE LOS PARADORES NACIONALES

 

Nota: En negrita los paradores actualmente abiertos. Si existe algún impacto de tipo paisajístico (IM/PAI) (del propio edificio y su relación con el entorno) o ambiental (IM/AM), se califica con tres niveles, según su importancia, con unos signos de interrogación (¿?) o exclamación (¡!) (¡¡!!).

 

PARADOR

PROVINCIA

FECHA

ARQUITECTURA

IM/PAI

IM/AM

1

Gredos

Ávila

1928

Regional

 

 

2

Cádiz

Cádiz

   29-09/12

Funcional

 

 

3

Oropesa

Toledo

1930

Castillo s. XIV

 

 

 

Áliva

Santander

1930

Clausurado

 

 

4

Úbeda

Jaén

1930

Palacio s. XVI

 

 

 

Alcalá de H. (host.)

Madrid

1930

Incorporado al n.p.

 

 

5

Ciudad Rodrigo

Salamanca

1931

Castillo s. XIV

 

 

 

Bailén

Jaén

1932

Clausurado

 

 

6

Manzanares

Ciudad Real

1932

Regional

 

 

 

Quintanar de la O.

Toledo

1933

Clausurado

 

 

7

Mérida

Badajoz

1933

barroco s. XVIII

 

 

 

Almazán

Soria

1933

Clausurado

 

 

 

Aranda del Duero

Burgos

1935

Clausurado

 

 

 

La Bañeza

León

1935

Clausurado

 

 

8

Benicarló

Castellón

1935

Racionalista

 

 

 

Medinaceli

Soria

1935

Clausurado

 

 

9

Antequera

Málaga

1940

Regional

 

 

 

Andújar

Jaén

1944

Clausurado

 

 

10

Puebla Sanabria

Zamora

1945

Funcional

 

 

11

Granada

Granada

1945

Convento s. XV

 

 

12

Cruz de Tejeda 

Gran Canaria

45-83/09

Neo regional/funcional

 

 

13

Santillana  Gil Blas

Cantabria

1946

Casona regional

 

 

 

Pto. Lumbreras

Murcia

 1946

Clausurado

 

 

14

Málaga Gibralf.

Málaga

1948

Rústico

 

 

 

El Paular

Segovia

 1949

Clausurado

 

 

 

Arrecife

Lanzarote

 1951

Clausurado

 

 

15

La Palma

La Palma

1951

Neo regional

 

 

 

Riaño

León

1951

Clausurado

 

 

 

Pajares

Asturias

 1952

Clausurado

 

 

 

Ordesa

Huesca

 1953

Clausurado

 

 

16

Pontevedra

Pontevedra

1955

Palacete s.XVI

 

 

17

(Torremolinos)

Málaga

1956

Racionalista

 

 

18

Teruel

Teruel

1956

p. mudéjar

 

 

19

Ribadeo

Lugo

1958

Neo regional

 

 

20

Tordesillas

Valladolid

1958

Casa solariega

 

 

21

Villafranca Bierzo

León

1959

Neo regional

 

 

22

Córdoba

Córdoba

1960

Funcional orgánico

 

 

23

Cañadas Teide

Tenerife

1960

Neo regional

 

¿?

24

Ferrol

La Coruña

1960

Mansión marinera

 

 

 

Villacastín

Segovia

1961

Clausurado

 

 

 

Madrid (Club d Prensa)

Madrid

1963

Clausurado

 

 

 

Madrigal Altas Torres

Ávila

1964

Clausurado

 

 

 

Ojén (Juanar)

Málaga

1965

Clausurado

 

 

 

Ribadelago

Zamora

1965

Clausurado

 

 

 

Sta M. de la Huerta

Soria

1965

Clausurado

 

 

 

Burgo de las  Naciones (Santiago de Compos.)

La Coruña

1965

Clausurado

 

 

25

Nerja

Málaga

1965

Funcional playa

 

 

26

Guadalupe

Cáceres

1965

Hospital siglo XV

 

 

27

Jáen

Jaén

1965

Fortaleza árabe s. XIII

 

 

28

Cazorla

Jaén

1965

Neo regional (cortijo)

 

 

29

Jávea

Alicante

1965

Funcional playa

 

 

30

Sto. Domingo Calzada

La Rioja

1965

Hospital siglo XII

 

 

31

Ayamonte

Huelva

1966

Neo regional

 

 

32

Aiguablava

Gerona

1966

Funcional

 

¿?

33

Mojácar

Almería

1966

Neo regional

 

 

34

Alarcón

Cuenca

1966

Castillo árabe s VIII

 

 

35

Jarandilla

Cáceres

1966

Cast/pal s. XV

 

 

 

Puertomarín

Lugo

1966

Clausurado

 

 

36

Cambados

Pontevedra

1966

Pazo XVII

 

 

37

Ávila

Ávila

1966

Palacio torreado s XVI

 

 

38

Vielha

Lleida

1966

Alpino/funcional

 

 

39

Fuente Dé

Cantabria

1966

Neo regional

 

¿?

40

Baiona

Pontevedra

1966

Fortaleza palacio

 

 

41

Olite

Navarra

1966

Castillo s XV

 

 

42

El Saler

Valencia

1966

Racionalista estilo “Le Corbusier”

 

¡¡!!

43

Arcos de la Frontera

Cádiz

1966

Casa regional

 

 

44

Soria

Soria

1966

Funcional compacto

¡¡!!

¡!

 

Sierra Nevada

Granada

1966

Clausurado

 

 

45

Verín

Ourense

1967

Pazo

 

 

 

Fuentes de Oñoro

Salamanca

1967

Clausurado

 

 

46

Gijón

Asturias

1967

Molino ps XX

 

 

47

Artíes

Lleida

1967

Alpino

 

 

48

Vilalba

Lugo

1967

Torreón s XV

 

 

 

Pedraza

Segovia

1967

Clausurado

 

 

 

Muñatones

Vizcaya

1968

Clausurado

 

 

49

Alcañiz

Teruel

1968

Castill/convent s XII

 

 

 

Lekeitio

Vizcaya

1968

Clausurado

 

 

50

Tui

Pontevedra

1968

Pazo

 

 

51

Zamora

Zamora

1968

Palacio s XV

 

 

52

Toledo

Toledo

1968

Cigarral toledano

 

 

53

Hondarribia

Guipúzcoa

1968

Castillo s X

 

 

 

El Aaiún

Sahara Occ.

1968

Clausurado

 

 

 

(Puerto del Rosario) Fuerteventura

Fuerteventura

1968

Clausurado

 

 

54

Zafra

Badajoz

1968

Castillo s XV

 

 

55

Mazagón

Huelva

1968

Neo rústico

 

 

56

Bielsa

Huesca

1968

Alpino en piedra

 

 

57

Albacete

Albacete

1970

Quinta manchega

 

 

 

Cáceres (hostería)

Cáceres

1971

Clausurado

 

 

 

Madrid (Pal. Congresos)

Madrid

1972

Clausurado

 

 

58

Benavente

Zamora

1972

Castillo palacio s XV

 

 

59

Vic-Sau

Barcelona

1972

Masía (ampliada)

 

 

60

La Gomera

La Gomera

1972

Mansión est. regional

 

 

61

Melilla

Melilla

1973

Funcional compacto

¿?

 

62

Calahorra

La Rioja

1975

Fun/reg. compacto

¿?

 

63

Cervera del Pisuerga

Palencia

1975

Funcional compacto

¡¡!!

¡!

 

Monzón de Campos

Palencia

1975

Clausurado

 

 

64

Sos del Rey Católico

Zaragoza

1975

Regional

 

 

65

Cardona

Barcelona

1976

Castillo románico

 

 

66

Carmona

Sevilla

1976

Alcazar árabe XIV

 

 

67

Sigüenza

Guadalajara

1976

Castillo s. XII

 

 

68

Tortosa

Tarragona

1976

Castillo s. X

 

 

69

Argomáriz

Álava

1978

Palacio renancentista

 

 

70

Segovia

Segovia

1978

f. brutalista

¡¡!!

 

71

Seo d´ urgell

Lérida

1979

Claustro renancentista modif.

¡!

 

72

Almagro

Ciudad Real

1979

Convento s XVI

 

 

73

El Hierro

Hierro

1981

Neo regional

 

¡!

74

Salamanca

Salamanca

1981

F. postmoderno

 

 

75

Chinchón

Madrid

1982

Convento s XVII

 

 

76

Trujillo

Cáceres

1984

Convento s. XVI

 

 

77

Ceuta

Ceuta

1986

Funcional/Regional

¿?

 

78

León

León

1986

Monasterio s. XVI

 

 

79

Santiago

Coruña

1986

Albergue pereg s XV

 

 

80

Cáceres

Cáceres

1989

Palacio s XIV

 

 

81

Cuenca

Cuenca

1993

Convento s. XVI

 

 

82

Ronda

Málaga

1994

Casa consistorial

 

 

83

Cangas de Onís

Asturias

1998

Monasterio s. XII mod.

 

 

84

Plasencia

Cáceres

2000

Convento s.XV

 

 

85

Santillana del Mar

Cantabria

2000

Casona cántabra

 

 

86

Lerma

Burgos

2003

Palacio ducal s. XVII

 

 

87

Monforte de Lemos

Lugo

2003

Monast/palac s. XVII

 

 

88

Limpias

Cantabria

2004

Palacio s.XIX

 

 

89

Santo Estevo

Orense

2004

Monasterio s. X

 

 

90

Sto. Domingo II

La Rioja

2005

Convento s. XVI

 

 

91

La Granja

Segovia

2007

Casa de Infantes s.XVIII

 

 

92

Alcalá de Henares

Madrid

2009

Funcional

¿?

 

93

Lorca

Murcia

2012

Funcional sobre castillo

 

 

94

Cangas de Narcea (Corias)

Asturias

2013

Monasterio s. XI

 

 

95

Monterrey (Verín)

Orense

2015

Castillo

 

 

96

Casa de Insua (Penalva do Castelo)

Viseu (Portugal)

2015

Casa barroca

 

 

97

Lleida

Lérida

2017

Convento s. XVII

 

¿? (soc)

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

MCyP expone ante la Asamblea de Madrid su opinión sobre la nueva Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad

El pasado 14 de mayo, Amparo Berlinches, presidente de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, compareció ante la Comisión de Cultura, Turismo y Deportes de la Asamblea de Madrid para explicar la posición de la asociación frente a la nueva Ley de Patrimonio Histórico promovida por la Comunidad.

 

Enlace relacionado:

 

Tipo de post: 

La Asociación Cultural Dolmen de Dalí denuncia las irregularidades administrativas cometidas entre 2002 y 2005 para reformar la plaza dedicada al genial pintor

Un completo informe elaborado por la asociación documenta todo el proceso que condujo a la injustificable alteración de un conjunto artístico único.

Enlace relacionado:

 

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: 

MCyP solicita a la DGPC que proteja los Jardines de Sabatini y el Monumento a Cervantes

OTRO GRAN ERROR

 

Cómo si no hubiese mañana, el Ayuntamiento de Madrid ataca uno tras otro los lugares más sensibles de la ciudad para dejar su impronta antes de su predecible salida.

Y es sintomático ese afán de seguir el camino del anterior y denostado equipo de gobierno para incidir en aquellos lugares y propuestas inquietantes que tanta preocupación causaron, no con el supuesto ánimo de mejorar sino de culminar con su peor hacer aquellas iniciativas.

Operación Chamartín, Cocheras de Metro de Cuatro Caminos, Taller de Precisión de Artillería, Gran Vía…, y ahora la plaza de España y Jardines de Sabatini.

En el informe redactado por Alberto Tellería y que presentamos en la web de Madrid Ciudadanía y Patrimonio, se hace una historia de estos Jardines de Sabatini desde su origen hasta el momento actual. Todos los espacios urbanos a lo largo de la historia han sido motivo de transformaciones más o menos afortunadas; en este entorno se destruyeron en su momento las caballerizas reales para dar lugar tras el paso del tiempo y sendos concursos a la ordenación actual obra del arquitecto Mercadal. Esos procesos fueron largos y recapacitados y su resultado ha sido la imagen consolidada de unos jardines cerrados, palaciegos y sugerentes que están en la memoria de todos nosotros y forman parte indiscutible del entorno del monumento Palacio Real, Bien de Interés Cultural por excelencia.

El proyecto actual incluye este delicado recinto en una operación que también surgió de un concurso para plaza de España, heredado e innecesario en cuanto a su alcance y que no respondió al carácter participativo que el ayuntamiento promovió en su día. Ello motivó por su planteamiento erróneo el alejamiento de su proceso de varias entidades ciudadanas, entre ellas MCyP.

La actuación que este proyecto plantea arrasa con el cerramiento de Bailén, su cerrajería, sus accesos que desaparecen subsumidos bajo una losa de hormigón que ampara unas instalaciones públicas, hemeroteca y pequeño restaurante, en un intento de aprovechar el espacio residual fruto de la desaparición de parte del túnel actual. 

El proyecto, en un inusual alarde de sentido común, rechaza la idea inicial de demoler el muro de Cuesta de San Vicente, fantástico e imprescindible; y por otra parte, acomodándose a ciertas prescripciones administrativas, cambia parterres, corta la losa de hormigón inicial en función de facilitar una accesibilidad que nunca fue negada en los puntos en que pretende facilitarla. Y así, este proyecto que elimina la claridad de los ejes de los Jardines de Sabatini, nos sustituye estos espacios por otros que serían adecuados en otro lugar menos sensible pero no en el centro neurálgico de nuestra ciudad. Dejar aquí tan marcada impronta es una imposición vanidosa y rompedora, cuando a nuestro juicio lo que este espacio necesita es humildad y un diseño acompasado con el entorno.

¿Cómo justificar que un jardín recoleto, íntimo, que invita a la contemplación de este entorno palaciego, quede abierto sin discriminación de hora ni uso?

¿Se eliminarán igualmente las actividades que se programan en este espacio al quedar abierto sin solución de continuidad? 

Esta actuación al parecer ha sido aprobada por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid (DGPC) salvo en lo que afecta a la actividad arqueológica. Su impacto urbano e histórico es de enorme trascendencia, más allá de los restos que puedan excavarse y que, no nos engañemos, quedarán en el mejor de los casos como los que se exponen vergonzantemente en el aparcamiento de la plaza de Oriente. 

Por otra parte, esta actuación no viene sola. Viene acompañada de otras modificaciones en el recinto de la plaza de España. Nada más que decir, ya se ha dicho bastante, a la transformación de ese espacio ordenado, arbolado, con un diseño urbano clásico, en un parque “orgánico” que dice respetar el arbolado existente y que distribuye los espacios en amorfos parterres…, nada que decir que no pueda resolver el tiempo y alguna futura actuación. Sí hay que decir, y mucho, de girar 180 grados el monumento a Cervantes. Esta delirante decisión que dará al traste con el mismo monumento, no tiene justificación alguna más que la explicitada por los autores de que los paseantes vean desde el gran espacio propuesto al norte de la ordenación las dos figuras de D.Quijote y Sancho para que puedan ser fotografiados por los turistas y viandantes. Para ello, sitúan a Cervantes en el pedestal que corresponde a la alegoría de la Literatura acompañada de los escudos de los países hispanohablantes, en semejante trastoque no se corresponden ni las alegorías ni la escala de tales esculturas ni qué decir de la fuente Castalia, que aparece en los dibujos del proyecto con una apariencia evanescente que la desdibuja.

Dicho todo esto y aún en la confianza de que la DGPC, que es quien tiene el deber y la competencia de velar por nuestro patrimonio, emita una resolución que no perjudique a este sensible entorno.

Para ello esta asociación MCyP aporta el informe de referencia acerca de los Jardines de Sabatini por si pudiera motivar una mejor fundada decisión, y simultáneamente solicita de la DGPC que incoe expediente de declaración como Bien de Interés Patrimonial para el monumento a Cervantes sito en la plaza de España.

Madrid, 1 mayo 2018.

Amparo Berlinches
Presidente Madrid Ciudadanía y Patrimonio
 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Sobre la casa 'Vallet de Goytisolo' de J.A. Coderch de Sentmenat (por Jaime Nadal)

 

Sobre la casa 'Vallet de Goytisolo' de J.A. Coderch de Sentmenat


Hacia 1972 conocí la Casa Vallet.

Era la casa donde vivía la novia de un compañero de la Escuela de Arquitectura de Madrid. Una tarde nos invitaron a tomar café a un grupo de amigos de la Escuela. Era evidente que aunque la amabilidad de la familia se mostraba en obsequiarnos con una magnífica merienda, el hecho de que la casa fuese obra de Coderch pesaba mucho en la invitación.

Coderch para nosotros en aquel momento era 'el otro' gran referente del panorama arquitectónico español. Oiza, Sota, Carvajal y el elenco de los 'grandes' arquitectos españoles que conocíamos desde la Escuela, se movían dentro del panorama madrileño, sus obras nos eran ampliamente conocidas y sus nombres repetidos continuamente en clases, conversaciones y comentarios. Coderch era otra cosa, era ese arquitecto catalán  que nos asombraba con su forma de hacer que conocíamos a través de las revistas ya que sus obras eran difícilmente accesibles para los que vivíamos en Madrid.

Cuando se construyó en 1966 el Edificio Girasol se produjo una sensible convulsión en el mundo de la arquitectura de Madrid. Había otra forma de hacer las cosas.

El paralelo 40 no es el paralelo 41 y este hecho unido a una diferencia de 5º de longitud a orillas del Mediterráneo hacía que la arquitectura del catalán, aunque en cierto grado ligado a Madrid por su relación con las estructuras políticas centrales, arrastrase una sensibilidad mas próxima a los problemas mediterráneos que a los mesetarios.

Este hecho hacía que su arquitectura madura, desligada ya del costumbrismo vernacular que en cierto modo guió sus primeros pasos como profesional, hubiese seguido unos derroteros que desde Madrid se seguían con el interés de lo exótico, inaplicable pero atractivo. Pertenecían en cierto modo a otra cultura.

Cuando se ha suscitado la relación de ciertas obras y gestos de Coderch con las de Ponti o Gardella siempre se ha tratado de obviar una relación de 'atracción fatal' por una consecuencia lógica de abordar unos problemas singulares. Es una manera de verlo.

El hecho es que la edificación del Edificio Girasol produjo una cierta convulsión y aproximó a Coderch a los medios madrileños. Ahora se podía tocar una obra suya sin salir de Madrid. La obra era asiduamente visitada por estudiantes de arquitectura y supongo que también por profesionales. Yo tuve la ocasión de poder visitar el edificio en obras o recientemente finalizado con un grupo de compañeros de la Escuela y la experiencia fue equivalente a la que sentimos cuando pudimos visitar el Edificio Torres Blancas que se construía por esa época en la Avenida de America.

Hago expreso hincapié en haber visitado Girasol y Torres Blancas durante la obra o recientemente finalizadas, cuando la arquitectura se encuentra en estado prístino, sin la contaminación que necesariamente introducen los usuarios para hacerlas suyas, pero no nuestras.

Cuando nuestros amigos nos invitaron a ver una casa de Coderch en Madrid que no era la Girasol casi no nos lo podíamos creer. Como era posible que desde hacía más de una década hubiese una obra representativa del arquitecto que había pasado desapercibida en el pequeño universo de las obras de vanguardia? No lo sé pero era evidente que la casa de la Ciudad Lineal, no era muy conocida a pesar de haber sido publicada en la Revista Nacional de Arquitectura el mismo año de su finalización y de hecho nunca ha sido una referencia sino de paso en los múltiples escritos que sobre la obra del autor se han realizado hasta el día que se anunció su posible derribo.

De la visita recuerdo el impacto de la calidad y articulación de los espacios, los 'novedosos' semiexteriores entre persianas y carpinterías, el cuidado de los acabados y el diseño de los elementos discretos. La chimenea 'Polo' y la lámpara 'Disa' habían sido diseñadas más o menos cuando se empezó a proyectar la casa.

'Coderch lo ha proyectado así', orgullosos los dueños de la autoría de su vivienda todo se justificaba y engrandecía.

Impactados tanto por la experiencia arquitectónica como por la opípara merienda con la que fuimos obsequiados y la amabilidad de nuestros anfitriones, en los siguientes 45 años no recuerdo haber tenido alguna relación o leído alguna referencia sustancial sobre la casa.

Hasta que salta la noticia, la condena de muerte, la inacción, la destrucción. Como siempre.

Decidí profundizar sobre el conocimiento de la casa que en cualquier momento puede desaparecer, la vieja amiga. He pedido información a la Fundación Coderch y al especialista Carles Fochs que amablemente me han ayudado enviándome material y referencias. He consultado otras fuentes también pero no hay tanto, en cierto modo todo se repite. Es posible que haya más material de origen pero lo desconozco, no lo sé.

He leído alguna peregrina declaración emitida en mesa pública sobre el origen y la vida de la casa, alguna bajo el amparo, (por qué?), de una declaración notarial. Todo aquello que en su momento fue positivo hoy es negativo, Coderch parece apartarse de su obra, además la edificación se deteriora y encima a la calefacción no se que le pasa y la cubierta tenia una cámara de aire que no se hizo o se demolió. Peregrineces.

He vuelto a la calle Belisana 5. La casa esta integra, perfecta en lo que ella puede ofrecer, maltratada con saña con heridas infringidas por la falta de entendimiento y por el amor perdido. Pero solo eso, el resto, perfecto. En lo que he podido ver desde la calle, supongo que han hecho barbaridades pero la casa aguanta y presenta sus mediterráneas fachadas dignas invitando a que alguien se tome interés por ella.

Para mejor entenderla en lo que no he podido ver, ni falta que hace, he realizado un modelo en 3d tal y como la proyectó Coderch, basándome solamente en los planos que me proporcionó la Fundación. Es genial. Una delicia ir construyendo de nuevo la casa, con sus inteligencias su bien pensadas fábricas, alineaciones espacios, articulaciones, genial, repito, merece la pena resobarla como se resoba a los objetos queridos, descubrir detrás de cada inflexión a su autor, la cantidad de horas y de inteligencia, eso no se puede valorar, está por encima de todo. 'Quien tenga ojos que vea', y si no no vale ni para acercarte a ella. Cualquier cosa dicha sin sintonía, sin entendimiento no vale nada.

 

 

Es evidente que la casa se construyó simétricamente a la orientación del plano, y qué? pues muy bien, problemas de implantación, no le resta ni un ápice de interés, repito, se puede construir solamente con los planos de Coderch no hay que tocar nada. Un giro, 180º, no un número raro o cabalístico, 180º, los de siempre, media vuelta y ya. La orientación Norte Sur hace que las condiciones de luz no cambien, el Norte sigue siendo Norte y el Sur, Sur y el Este y Oeste son equivalentes y además para más abundar todo el sistema de rejillas crean ambientes protegidos, íntimos, da igual en el Este que en su orientación antagónica, da igual.

Cuando el terreno original se permutó en parte para permitir el alojo de la construcción se hizo un acto de respeto, de deseo de mantener su integridad y se ha podido hacer exactamente como se proyectó. Además los espacios interiorizados con las rejillas protegen a sus habitantes de la vista de los desastres edilicios que se han realizado en sus proximidades y que se continúan haciendo sin que nadie ponga orden a esa descomposición de la ciudad. Hasta en eso es buena la casa. Hay que conservarla, es un magnífico ejemplo.

Sobre la 'Casa Vallet y Goytisolo' pesa una licencia de derribo detectada gracias a la utilización de la obra 'Arquitectura de Madrid', que no el inútil catálogo del Ayuntamiento, se comienza a movilizar la comunidad ciudadana que pretende que de una vez por todas se de solución al problema de la catalogación del legado arquitectónico para poder tener un panorama completo sobre la forma que se deben tratar cada uno de los elementos que lo componen.

El presente y el futuro inmediato lo componen Informaciones y manifiestos en las redes, mesas redondas y discusiones en foros diversos, paralizaciones temporales sobre la licencia de derribo y una espera sin fecha sobre una decisión final que se tomará basada en pareceres, y arbitrariedades. 

Cuando se derribó la Casa 'Guzmán' de Alejandro de la Sota o los laboratorios 'Jorba' de Fisac y tantos edificios que habían constituido la base de la arquitectura contemporánea en nuestro país y otros como la fábrica 'Clesa' quedaban en suspenso esperando que pasase el tiempo que todo lo olvida, quedó suficientemente demostrado que no existen limites para los desmanes de la administración que no quiere asumir una responsabilidad que le cortaría las alas para actuar arbitrariamente y le obligaría a cumplir inexcusablemente la ley cuyo fin es acabar con el estado de indefensión de la ciudadanía. Hay que seguir luchando por ello, parece mentira. 

Quosque tandem?


Jaime Nadal

130318

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

La nueva estación de Gran Vía amenaza el Patrimonio Histórico de Metro en su centenario

Descarga (PDF): Solicitud urgente de protección de elementos originales de la estación de Gran Vía al gozar de amparo como Bien de Interés Patrimonial según la disposición transitorio primera de la ley 3/2013 de patrimonio de la Comunidad de Madrid

 

NOTA DE PRENSA - Madrid, 17 de noviembre de 2017

 

LA NUEVA ESTACIÓN DE GRAN VÍA AMENAZA EL PATRIMONIO HISTÓRICO DE METRO EN SU CENTENARIO

 

MCyP denuncia ante la Dirección General de Patrimonio la reforma de la estación de Metro de Gran Vía, que amenaza con destruir los restos originales del ascensor de Antonio Palacios.

Las obras supondrían la destrucción completa del antiguo acceso de la estación y sus vestíbulos subterráneos de 1919 y 1934, que no forman parte del recorrido actual, y por cuya antigüedad les ampara la disposición transitoria primera de la Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico.

A principios de octubre pasado, Metro de Madrid anunciaba que próximamente se acometería la reforma de la estación de Gran Vía para dotarla de accesibilidad con ascensores, ilustrando gráficamente la propuesta con un dossier con perspectivas renderizadas y planimetría que indica las modificaciones planteadas. En una superposición básica de la planimetría histórica, actual y prevista, se aprecia cómo el proyecto de reforma supone la destrucción del pozo de acceso con ascensor y escaleras original de 1919 y del vestíbulo subterráneo complementario construido en 1934 a raíz del incremento de viajeros.

El diseño original Metro de Madrid, trazado por el arquitecto Antonio Palacios de manera decisiva, se ha desdibujado hasta casi la extinción, banalizando sus elementos históricos, barriendo decoraciones y poniendo en peligro incluso sus elementos más auténticos conservados como son las Cocheras de Cuatro Caminos.

La estación de Gran Vía fue una de las ocho que se inauguraron en octubre de 1919, y su acceso con ascensor fue uno de los iconos de la compañía diseñado por Palacios. A pesar de ser uno de los arquitectos más reconocidos de la arquitectura española del siglo XX -y muy especialmente en Madrid, donde se aglutina el grueso de su obra- pasa por ser también uno de los más maltratados y ultrajados. Varios de sus edificios han sido ya destruidos, incluyendo el que fue su propio estudio, el Hotel Florida o el palacete de los Condes de Maza; otros por el contrario han sido gravemente alterados.

El ascensor estuvo en funcionamiento hasta 1970. La construcción de la línea 5, con correspondencia en la estación de Gran Vía supuso la conexión con la línea existente y la creación de nuevos accesos para los que se implantaron las -entonces modernas y novedosas- escaleras mecánicas. Estos nuevos accesos conllevaron el cierre y desuso de los originales de 1919 y 1934, quedando condenados tras tabiques que cegaron sus conexiones iniciales con la estación de la línea 1.

En la actualidad, con el Metro a punto de cumplir su centenario de inauguración en octubre de 2019, habiendo cumplido el pasado 23 de abril de 2017 el del inicio de las obras, vemos nuevamente peligrar una de sus edificaciones más singulares, como fue la estación de la Red de San Luis, finalmente llamada Gran Vía.

La Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, contempla en su disposición transitoria primera, la protección cautelar de diversos bienes, entre los que se incluyen las estaciones de ferrocarril anteriores a 1936. En ese sentido la estación de Gran Vía cumpliría en fechas -tanto la parte inicial de 1917-19 como su ampliación de 1934- los requisitos para ser amparada por esta disposición.

Desde MCyP consideramos imprescindible que se acometan reformas en las estaciones carentes de accesibilidad para personas con diversidad funcional, dado que la movilidad es un derecho que ha de garantizar un servicio público de transporte como es el Metro. Sin embargo, no se ha hecho ninguna consideración sobre las preexistencias que a priori están o pueden estar.

Junto a la estación de Sol, fueron las dos únicas que tuvieron históricamente ascensores; y si bien la de Sol ha sido ya completamente desfigurada, Gran Vía por el contrario es recuperable en su sentido original. Podría -de cara al centenario- recuperar su parte histórica con uso funcional y su configuración original, conectándola hábilmente a unos accesos universales y adaptados.

Se trata de hacer del patrimonio algo vivo y conectado con nuestra realidad, afrontando su conservación a la par que resolviendo necesidades de justicia social.

Superposición de planta del proyecto (2017) con la estación actual y los elementos originales (1917-1934).

 

Modelo 3D de la estación histórica en grisalla (1917-1934) y pantalla de pilotes en rojo que destruiría la estación.

 

Otro detalle del modelo 3D anterior, en el que se aprecia la afección al conjunto.

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

La protección de la Arquitectura Contemporánea en Madrid (1939-1975)

 

LA PROTECCIÓN DE LA ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA EN MADRID

 

Con respecto a la protección de la Arquitectura Contemporánea en nuestra Comunidad y tras los repetidos incidentes de destrucción de varios elementos notables, se hace imprescindible un estudio serio que devenga en la protección legal de estos edificios ya consolidados por el tiempo y de ya indiscutible valoración.

Desde la aprobación del Catálogo del PGOUM 1997, se vislumbraba la carencia que éste tenía en cuanto a la protección de la Arquitectura del SXX. Fueron varios los intentos de redacción de listados que llegaron a consensuarse y no dieron el fruto de su validación legal en una ampliación del tal Catálogo.

Hace pocos meses hemos visto la desaparición de la Casa Guzmán de Sota en el municipio de Alpedrete. Este triste e imperdonable suceso motivó que el COAM decidiese felizmente establecer una cautela ante aquellos proyectos de intervención o demolición de edificios que estuvieran recogidos en la publicación “Arquitectura de Madrid”, lo que denominamos Guía de Madrid del COAM y los contenidos en “Arquitectura y Desarrollo Urbano”, los 17 tomos que tratan monográficamente todos y cada uno de los pueblos de nuestra comunidad.

Pero estos contenidos no tienen más virtualidad que la información, que siendo muy importante, no genera en sí misma protección legal alguna. Y seguimos viendo peligrar edificios como la Casa Vallet de Coderch que, recogida en la Guía, inexplicablemente no está contenida en el Catálogo municipal mencionado ni goza de protección específica como Bien de Interés Cultural o Bien de Interés Patrimonial, las figuras de la legislación de Patrimonio Cultural que podrían salvaguardarla.

Tampoco en el Catálogo se recoge el Convento de las Damas Apostólicas, también en la Guía, a pesar de estar protegido legalmente por la ley 3/2013 de Patrimonio Histórico, que ha sido parcialmente demolido por desidia y/o ignorancia

Entendiendo la necesidad de coadyuvar a la elaboración de un Catálogo de protección Urbanístico y su paralelo en el catálogo Geográfico con sus figuras de BIC y BIP de la legislación de Patrimonio Cultural, se hace necesaria la colaboración de todos en este objetivo.

Por ello recogemos aquí el trabajo de Jaime Nadal -arquitecto- y su propuesta de reconocimiento a una arquitectura de la Dictadura entre los años 1939-1975. Acompaña su trabajo de una descripción personal de las circunstancias históricas en las que y por las que se desarrolló esta arquitectura y un análisis de los elementos reseñados, así como un archivo Access de todos ellos con datos, valoración y enlaces para su visualización, gran parte de ellos a la Guía de Madrid.

Este trabajo, como tantos otros que podrían hacerse, esperamos inciten y ayuden a nuestras administraciones a realizar un Catálogo coherente del PGOUM con ejemplos del SXX y una protección legal pertinente de los elementos que la ley de Patrimonio debe proteger.

 

 

Enlaces relacionados:

 

Tipo de post: 

El desaparecido frontón Euskal-Jai de Madrid fue reformado por Joaquín Rucoba, autor del Beti-Jai

Gracias al plano recibido de nuestra amiga Isabel Ordieres, autora de la biografía de Joaquín Rucoba y Octavio de Toledo (1844-1919), hemos podido saber que el arquitecto del frontón Beti-Jai de Madrid estuvo también involucrado en la reforma del desaparecido frontón Euskal-Jai de Madrid.

 

El frontón Euskal-Jai fue proyectado en 1893 por el arquitecto Eugenio Jiménez Correra, construido por el maestro Luis María Castiñeira e inaugurado oficialmente el 22 de Octubre de 1893. Constaba de entre 2000 y 2500 localidades, y estaba localizado en la calle Marqués de la Ensenada. Os trasladamos el reportaje publicado el el Diario Oficial de Avisos de Madrid en el que se describe el Frontón Euskal-Jai:

 

Fuente: Diario Oficial de Avisos de Madrid (1893)

 

Para ampliar la información anterior y además contemplar el único grabado conocido que hay sobre el Frontón Euskal-Jai, reproducimos el artículo que la revista Actualidades publicaba en 1893: 

 

Fuente: Revista Actualidades (1893)

 

Reproducimos también el plano del Archivo de la Villa de Madrid que nos ha hecho llegar Ignacio Ramos, y que publicó en 2013 en su libro "Frontones Madrileños", donde se puede observar la sección transversal del frontón Euskal-Jai.

 

 

Sin embargo, y a pesar de la elegancia y las comodidades recogidas en el artículo de la revista Actualidades y el Diario Oficial de Avisos de Madrid sobre el frontón Euskal-Jai, su calidad constructiva dejaba bastante que desear. Los accesos eran incómodos e insuficientes, la cubierta endeble y muy baja, y además desde las localidades no se podía seguir bien el espectáculo de pelota. A continuación reflejamos el artículo de la revista La Época en la que se describen en detalle los males del frontón Euskal-Jai.

 

Fuente: La Época (1893)

 

Tal y como refleja el plano que os trasladamos a continuación, y como anunciábamos al comienzo de éste artículo, la reforma del fronton Euskal-Jai fue encargada a Joaquín Rucoba, que por aquel entonces acababa de inaugurar con gran éxito el Frontón Beti-Jai de Madrid. 

 

Fuente: Archivo de Isabel Ordieres sobre Joaquín Rucoba

 

Finalmente, en 1901 fue derribado parcialmente y sobre su solar se construyó el Teatro Lírico que a su vez fue pasto de las llamas en un desafortunado incendio en 1920. Actualmente en el edificio reconstruido como viviendas tras el incendio se encuentra la sede el Consejo General del Poder Judicial.

 

Fuente: Alrrededor del Mundo (1901)

 

Teatro Lírico

Fuente: Wikipedia

Incendio del teatro Lírico

Fuente: Diario ABC

 

Trasladar nuestro agradecimiento tanto a Isabel Ordieres como a Nacho Ramos por los planos que nos han remitido y que han servido para documentar la información que os trasladamos sobre el desaparecido Frontón Euskal-Jai de Madrid.

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: 

Páginas