Obras en Corredera 20 y Barco 39 en pleno agosto

Los edificios protegidos de Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39, que habían sido prometidos al barrio como equimamiento social, pero fueron vendidos por el anterior ayuntamiento a la empresa PRIME CITIES, vuelve a tener movimiento de obras. Hace unos meses desde esta asociación cultural remitimos información a la Fiscalía de Medio Ambiente para que preservase sus elementos protegidos.

Os dejamos el mensaje con la denuncia y las fotografías en redes sociales y web de la Asamblea Ciudadana del Barrio Universidad (ACiBU):

Vuelve el clásico de agosto: obras en edificios protegidos. Hace unos días nos enteramos por SOMOSCHUECA de que el Edificio Lamarca Hermanos (C/ Fernando VI, 10) iba a ser parcialmente demolido. Y hoy hemos visto que han comenzado obras ¿de rehabilitación? en los edificios de la Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39. Estos dos edificios fueron comprados hace 24 años por el Ayuntamiento para subsanar el déficit dotacional que padece la zona.Tras dos proyectos anunciados a bombo y platillo por Ruiz Gallardón y sucesivamente dejados de lado, los edificios se vendieron el año pasado a Prime Cities Spain S.L. Esta sociedad se constituyó el 23 de abril del año pasado a nombre de Moser Barak, dándose de baja el 23 de julio. No constaba que tuviese actividad alguna y en su momento se señaló que la empresa fue creada sólo para hacer esta operación especulativa. Los dos edificios se vendieron por dos millones de euros.

A pesar de que se comentó que la propiedad pasó a una empresa radicada en Amsterdam (Prime Cities Besloten Vennootschap) de la que no se conocían datos, en los carteles colgados ahora en las fachadas figura como promotor PRIME CITIES SPAIN, S.L.
Esperamos que el proyecto de rehabilitación encargado a COT & PARTNERS y dirigido por el arquitecto Federico Sotomayor Jauregui, sea respetuoso con el grado de protección que tienen los dos edificios y que el Ayuntamiento vigile que se cumpla la legalidad.

Por otra parte, el comienzo de las obras es la excusa perfecta para que el Ayuntamiento aclare algunas dudas sobre estos edificios, como a qué van ser destinados, la identidad real del comprador, el gasto que supuso su mantenimiento durante tantos años, las indemnizaciones que se tuvieron que hacer efectivas a los inquilinos y sobre todo ¿dónde van a ubicar las dotaciones que necesita el barrio?

 

Noticias Relacionadas

- Alarma ante la venta de Corredera 20 y su posible derribo (19/09/2014)

- Corredera 20 en la memoria de sus moradores (16/09/2014)

- ABIERTO, una propuesta para Corredera 20 y Barco 30 (VÍDEO)

Tipo de post: 

Asociacion o Plataforma: