Resumen de las actividades de este fin de semana en defensa del patrimonio

La primera se produjo en el jardín de la casa de Vicente Aleixandre, bajo el cedro que hace 84 años plantó el propio poeta. La organizaron los Amigos de Vicente Aleixandre en colaboración con el Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra, como segunda parte del homenaje dedicado al centenario del poeta José Luis Cano, que tuvo en el Ateneo de Madrid su primer acto.

La presentación de Alejandro Sanz, presidente de esa asociación, fue el inicio de un rosario de intervenciones de estudiosos, poetas, familiares y allegados de José Luis y de Vicente, y otras personalidades del mundo del arte literario, que dieron al numeroso público instalado en las clásicas sillas de tijera un emotivo paisaje humano y literario, puntuado por la lectura de los poemas del autor y por el incesante canto de los pájaros anidados en el monumental cedro que ampara todo el jardín.

A continuación de este acto se hizo una visita al interior de la casa, que mostró, tanto su poder evocador, como su holgado potencial para alojar un museo y un centro de estudios de dignas dimensiones.

Por la noche, los Amigos del Palacio de Boadilla del Monte, y en coincidencia con la noche de los museos, programaron una sesión reivindicativa musical frente al Palacio iluminada con velas y con la música de Boccherini, que tanta relación tuvo con el Infante D. Luis, creador de esta obra y lugar. El cambio climatológico que se produjo a pimera hora de la tarde, aconsejó trasladar el acto a la cercana parroquia de San Cristóbal y a su espléndida iglesia mudéjar, recién restaurada. La sorpresa fue la de la música en directo de un joven y prometedor quinteto de cuerda que interpretó varias piezas de este músico italiano pero madrileño por vocación.

Fue una noche mágica, con muchas velas y con la iglesia abarrotada de público que pudo disfrutar un anticipo de lo que sería el Palacio de Boadilla dedicado a usos culturales y públicos. Tras el concierto, parte del público, presidido por la presidenta de la asociación, Paloma Olmedo, se trasladó a la plaza del palacio donde se colocaron las velas y se hizo un testimonio fotográfico del acontecimiento.

Enlaces relacionados:

Tipo de post: