El TSJM anula el Plan Especial sobre Torre Arias que aprobó el consistorio de Ana Botella

El TSJM declara la “nulidad de pleno derecho del Plan Especial impugnado”. Rotunda victoria judicial de la Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias, integrada en Madrid Ciudadanía y Patrimonio.

En sentencia de 18 de Marzo, el TSJM declara nulo de pleno de derecho el “Plan Especial de Protección y Ordenación para la finca Torre Arias”, aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 30 de Julio de 2014. La demanda fue presentada el 22 de Octubre de 2014 por asociaciones y personas particulares en nombre de la Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias, que entonces no tenía entidad jurídica. En la Plataforma están representadas asociaciones del Distrito, partidos políticos y particulares. Está integrada en Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, a la que queremos agradecer su trabajo técnico-artístico y su apoyo imprescindible en defensa de la cultura.

En un texto demoledor para el Ayuntamiento, el Tribunal critica la falta de evaluación ambiental integral, la ausencia de informe de la Confederación Hidrográfica, una evaluación económica de la actuación claramente insuficiente, y –sobre todo- que no se cumple con la conservación, protección y rehabilitación del patrimonio histórico-artístico. Es decir que, como lleva denunciando la ciudadanía desde Febrero de 2014, articulada en la Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias, este era un plan de desprotección. El Ayuntamiento dirigido por Ana Botella, con mayoría absoluta de del Partido Popular, no cumplió el mandato constitucional (Art. 46) de “garantizar la conservación y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran”; en un ejercicio de cinismo institucional para favorecer a la Universidad de Navarrase dedicó a vaciar de contenido histórico-artístico la Quinta de Torre Arias, convirtiendo una finca -cuyo valor reside en la unidad del conjunto- en una simple relación de elementos patrimoniales seleccionados de forma burda y cuando aún no estaba ni siquiera desbrozado el parque, con la intención evidente de facilitar metros cuadrados a la universidad y cubrir el expediente patrimonial. El Tribunal menciona expresamente la escultura de terracota del escultor barroco Slodtz, identificada por Alberto Tellería (vocal técnico de Madrid Ciudadanía y Patrimonio) como ejemplo de lo mal que se había hecho el trabajo de catalogación de la Comisión Local de Patrimonio Histórico. Y sobre todo refuerza el concepto de unidad patrimonial histórico-artística que la Plataforma y Madrid Ciudadanía y Patrimonio vienen reivindicando para la Quinta, que no se puede reducir a una relación de elementos independientes.

La Quinta de Torre Arias es un patrimonio excepcional de Madrid, que ha llegado a nuestros días desde prácticamente el inicio de su capitalidad, de categoría europea. La Plataforma sigue trabajando para el futuro de la Quinta, aportando iniciativas para que sea un modelo medioambiental, social y cultural.

Enlaces relacionados:

Tipo de post: