Cocheras: Finaliza el plazo con más de un millar de alegaciones

Ocho colectivos madrileños hemos hecho entrega por registro de tres paquetes de alegaciones. Junto con las alegaciones individuales de apoyo recogidas estos días, se ha superado el millar de alegaciones durante este proceso. El plazo de exposición pública ha sido el mínimo legal, un mes.

El Plan Parcial de Cocheras no cumple ciertos requisitos: excede la altura máxima, no soterra las instalaciones ferroviarias, la losa ajardinada no cumple los requisitos mínimos y la protección del patrimonio es arbitraria, reduciéndose a un par de elementos inconexos.

 

El 6 de agosto de 2018 era la fecha límite de plazo para presentar alegaciones contra el Plan Parcial de Reforma Interior de la parcela de las Cocheras Históricas de Metro en Cuatro Caminos. A pesar de haber solicitado ampliación de plazo al Ayuntamiento de Madrid, éste ha desoído -una vez más- a los movimientos sociales, continuando la ya larga tradición de aprobar los planes urbanísticos y otros desmanes en pleno veraneo y período vacacional, sometiendo a exposición pública el plan urbanístico el mínimo legal indispensable.

Aunque se trataba de revisar un expediente de más de 4000 folios que han tardado años en preparar, el público madrileño sólo ha tenido el mes de julio para examinarlo, lo que incide en una falta de transparencia deliberada, pues tampoco se ha querido dar más tiempo para poder desgranar a fondo la cuestión. Con todo y con eso, ha sido posible detectar multitud de contradicciones y errores de concepto, algunos de los cuales podrían contravenir la ley, siendo errores de fondo y no de forma.

El contenido de las alegaciones colectivas se ha formalizado en tres documentos, separando las alegaciones parciales de las realizadas a la totalidad contra la tramitación del PPRI, y contra el propio APR, que entendemos es nulo de pleno derecho.

Los aspectos que se incumplen son respecto a la protección del patrimonio y respecto a las condiciones urbanísticas. En primer lugar no se protege el edificio histórico como tal, y cuyo valor como Patrimonio Industrial ha quedado acreditado por el apoyo e interés de instituciones especializadas, como el Plan Nacional de Patrimonio Industrial, DoCoMoMo, TICCIH-España o la Federación Europea de Asociaciones de Patrimonio Industrial, así como World Monuments Fund. De las protecciones sólo se seleccionan unos elementos perimetrales que convienen para disfrazar el incumplimiento de soterramiento y que no entorpecen, sino al contrario, la formalización del proyecto. Estos elementos, descritos por la Comisión Local de Patrimonio Histórico con gran dechado de elogios para concluir que son de "notable interés", son idénticos a otros elementos que sin embargo no quedan protegidos, cuando es una máxima jurídica que se ha de dar idéntico tratamiento a situaciones idénticas.

Respecto a los detalles urbanísticos se ha señalado que las condiciones vinculantes definidas por el Plan General son de obligado cumplimiento, así la torre de 31 plantas más ático, debería tener 20 más ático como máximo. Este exceso entendemos que no puede ser autorizado por la CLPH o la CPPHAN, ya que excede sus compentencias orgánicas.

Por su parte, la losa ajardinada tampoco puede cumplir la condición de soterramiento y bajo rasante que consigna la ficha del APR, superando el metro y medio de margen que da la ley en la mayoría de sus puntos. Este incumplimiento se agudiza en la parte sur de la parcela, quedando la losa a unos 10 m de altura sobre la calle, como si fuera un tercer piso, y a donde se accede por una rampa de 180 m de longitud; esto no sólo no se puede considerar bajo rasante, sino que además crea una grave situación de desigualdad ante personas con movilidad reducida. La accesibilidad ha sido otro de los motivos que se han alegado.

En resumen, la "Operación Cocheras" no está bien definida, incurriendo en múltiples faltas o saliéndose del marco legal vigente. Consideramos que se debe frenar ahora, y no obligar a la ciudadanía a que se tenga que defender en los tribunales.Han sido más de un millar las personas que han suscrito las alegaciones tipo, ocho los colectivos sociales que nos hemos unido con un mismo argumento, y tenemos constacia, aunque sin poder saber cuántas más, de alegaciones otras personas que han registrado de motu propio.

El Ayuntamiento tiene ahora la obligación legal de contestar todas las alegaciones, y en caso de seguir adelante -incluso asumiendo el incumplimiento de la legalidad vigente- se arriesgan a que el plan sea tumbado en tribunales, como ha sucedido en tantas ocasiones (Torre Arias, jardines del Seminario en las Vistillas, Palacio de Congresos, Operación Mahou Calderón, Operación Bernabeu, el Golf del Tercer Depósito del Canal...), la última hace apenas unos días, con el planeamiento del Wanda Metropolitano tumbado por el TSJM.

 

Las entidades firmantes de las alegaciones han sido la FRAVM, Ecologistas en Acción Madrid, Parque Sí en Chamberí, Corazón Verde de Chamberí, la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos-Tetuán, Plataforma Salvemos Cuatro Caminos y Madrid Ciudadanía y Patrimonio.

 

ENLACES A NOTICIAS EN MEDIOS:

EL PAÍS: Ocho asociaciones alegan que el proyecto de Cuatro Caminos incumple el plan general

Madridiario: Ocho asociaciones denuncian que el proyecto de las cocheras de Cuatro Caminos incumple la ley

Somos Chamberí: Ocho asociaciones denunciarán al Ayuntamiento si permite la “Horrotorre” de Cocheras

La Vanguardia: Colectivos alegan que la torre de 31 alturas en cocheras incumple el PGOU

Madrid actual: Varios colectivos alegan que la torre de 31 alturas en las cocheras incumple el PGOU

Tipo de post: