MCyP expone múltiples razones para NO eliminar el cerramiento de los Jardines de Sabatini

Histórico-artísticas:

  • Las rejas que se pretenden eliminar son las originales creadas expresamente para estos jardines; fueron ya previstas por el arquitecto Fernando García Mercadal durante la Segunda República, y ejecutadas por Manuel Herrero Palacios al terminar la Guerra Civil.
  • Al retirar el cerramiento se desdibuja el límite original del jardín, siendo este cerramiento un elemento fundamental para su comprensión y valoración, según establecen las propias Normas Urbanísticas municipales.
  • Al eliminar las puertas que dan paso al recinto se eliminan también los recorridos previstos por su autor, establecidos a partir de las mismas para permitir una lectura correcta del jardín. De hecho, el último plano publicado de la reforma prevista elimina incluso el gran paseo en diagonal que conducía directamente desde la entrada principal por la plaza de España hasta la plaza circular centrada por una fuente para situarnos directamente en eje con la fachada norte del Palacio Real.

 

Proyecto de terminación de las obras de los jardines de Sabatini, 1945. AVM 36-89-6

 

Prácticas, porque al eliminar las verjas de cerramiento se impide también el cierre selectivo de los jardines:

  • Por razones de mantenimiento; ya sean habituales -como podas, recorte de seros, enarenado de paseos, etc.- o excepcionales -como talas, arreglos de pavimentos y mobiliario, etc.-.
  • Porque se celebra en su interior algún acto cultural, con aforo limitado por razones de seguridad o simplemente de conservación del jardín; como cine al aire libre, teatro y/o conciertos de los Veranos de la Villa, o espectáculos de Luz y Sonido (por citar sólo actividades que ya han tenido acomodo en este recinto).
  • Por razones de seguridad del vecino Palacio Real, donde se celebran actos protocolarios con asistencia de jefes de estado extranjeros, que exigen crear un perímetro controlado.
  • Por la propia seguridad de los viandantes en días de temporal. De hecho, el jardín se cerró -junto con otros muchos- en esta primavera, algo que pudo hacerse gracias a tener el enverjado que se quiere eliminar; mientras que en otros parques sin cerramiento, como el de Berlín, sólo se pudieron lanzar avisos.

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: