El Ayto. de Madrid desestima todas las alegaciones contra la Modificación del PGOU en el Edificio España

El Ayuntamiento de Madrid desestima todas las alegaciones contra la

Modificación del Plan General de Ordenación Urbana en el Edificio España

Ninguna de las alegaciones efectuadas contra la modificación del Plan General que permitirá el derribo casi total del Edificio España, salvo la fachada principal, parte de las laterales y alguno de los elementos decorativos de la galería comercial interior, ha sido admitida por este Ayuntamiento. El informe emitido, que ha servido de base para la aprobación que se efectuará en Pleno de 26 de noviembre, es tajante. Ninguno de los múltiples y fundamentados razonamientos que se han dado desde distintas asociaciones, plataformas o expertos ciudadanos han valido de nada contra una decisión que ya se tomó cuando el 18 de febrero de 2014, “Santander Real Estate formuló ante el Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda, una consulta urbanística especial sobre la viabilidad de una Modificación del Catálogo General de Edificios Protegidos del Plan General, en el que se incluye el Edificio España” (pág. 1 del informe de desestimación de alegaciones que adjuntamos). Esa consulta del departamento inmobiliario del banco de Santander desencadenó una reacción en cadena de descatalogación de un elemento protegido con valor estructural para facilitar su derribo y venta a un multimillonario empresario chino. Para lograr este resultado el Ayuntamiento solicitó dos informes de parte, a un reputado académico y a un reputado urbanista, el primero de los cuales abogaba por la desaparición total y definitiva del edificio, y el segundo daba sus parabienes a la reforma solicitada por el banco de Santander. Ambos están publicados en la web de MCyP, así como las alegaciones y documentados contrainformes elaborados de forma libre y gratuita por MCyP, que han sido desdeñados sin la menor apreciación en el documento de desestimación que adjuntamos. Quien tenga la paciencia de mirar el documento podrá apreciar la facilidad con la que este Ayuntamiento acepta o rechaza argumentos urbanísticos a su parecer y conveniencia, y la fragilidad en que queda todo el aparato protector del catálogo tras decir que:  “El valor real de un edificio desde la perspectiva del patrimonio histórico, no es inmutable, sino que viene condicionado por toda una serie de valores ambientales e intrínsecos, tanto de carácter positivo como negativo” (pág. 10). Esto acaba de demoler toda la política de protección de bienes que se estableció a partir del Plan General de 1985, y que había sido mantenida y consensuada hasta ahora por los diferentes gobiernos que han ocupado la municipalidad, pues si las valoraciones no son inmutables sin haber ocurrido pérdidas de elementos fundamentales en el bien, todo queda a partir de ahora en precario. Tal como la injustificable descatalogación de dos BIC en el conjunto Canalejas (a iniciativa igualmente del banco de Santander) puso en riesgo a todos los monumentos Bien de Interés Cultural, esta modificación del Plan General deja a los pies de los caballos todos los catálogos municipales de protección. A partir de ahora, cualquier elemento protegido puede dejar de estarlo sin más que solicitar un par de informes  convenientemente escogidos, sin el menor contraste con otros informes u opiniones y sin el menor debate ciudadano.

En cuanto a la reacción ciudadana plasmada en la recogida de firmas en contra del proyecto, de la página Change.org, este es el único merecimiento que ha tenido en la desestimación de alegaciones: “D.- Sobre las 44.000 firmas en contra de este proyecto. Contestación: No consta en el presente expediente que la plataforma a la que se hace referencia haya presentado alegaciones.” (pág. 27). Sin tener en cuenta y sin querer enterarse que no hablamos de una plataforma sino de ciudadanos individuales y libres que han expresado su opinión en una reconocida página web de opinión. Por supuesto, el organismo supervisor de esta modificación del Plan, que es la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, ha dado –igual que hizo con el complejo de Canalejas- todas sus bendiciones a la operación de cambio planificada.

Cuando estos días tanto se habla de riesgos para la democracia y de crisis del sistema, habría que dilucidar de donde vienen los principales ataques a una y a otro. Nos quieren convencer desde los medios que amenazan los tártaros, pero sospechamos que el enemigo ya estaba dentro y muy bien instalado.

NOTA DE PRENSA PACTADA POR LOS GRUPOS DE LA PLATAFORMA “NO A ESTE PLAN URBANÍSTICO”:

Enlaces relacionados:

Tipo de post: