Sabatini, testigo del experimento

VEREDA CAMINO DE LAS CARRERAS y el denominado "Pegamento Ecológico"

Pensábamos que la experiencia piloto, publicada el pasado día 13 en el diario ABC, estaba en un lugar escondido e incluso que no había empezado, pero no era así. Va a ser en un lugar muy conocido y de mucho paso de personas, justo con Sabatini de testigo.

La sorpresa nos viene dada por la noticia de que se va a invertir la nada despreciable cantidad de 10 millones de euros en un programa de mejora de las Vías Pecuarias (VVPP)  de la Comunidad de Madrid.  A primera vista el hecho habría que darlo como un notición de los buenos, pero luego caemos  en la melancolía y casi en la depresión. Se trata de utilizar un compuesto químico para evitar el deterioro (???) del firme de estos antiguos caminos ganaderos.

La Vereda Camino de las Carreras forma parte de la tupida red de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid que suman, sumaban,  4200 kms y que ocupan, ocupaban,  una superficie total de unas 13.000 Has. es el espacio físico similar que ocupa el El Monte de El Pardo. Por lo tanto el valor del patrimonio físico de este recurso es bien considerable en un territorio- no le llamaremos región- como es el de Madrid. Se pueden hacer cuentas.

Hablamos en pasado para establecer las dimensiones de las VVPP de Madrid ya que se estima que  un 30 % de ellas ya no lo son tales por el propio e inevitable desarrollo urbano muchas veces, pero en su mayor parte por una falta de criterios conservacionistas que se mantienen a estas alturas del s. XXI.

Los robos y ocupaciones de VVPP son la tónica general por toda la geografía española y tenemos este panorama en el que las administraciones, casi siempre, eluden su responsabilidad para mantener, recuperar y reponer su patrimonio, que es de todo el mundo, por cierto.


EXPERIMENTANDO FRENTE A SABATINI

La experiencia piloto, en unos 80 metros, está más cercana que lo que hubiéramos creído, justo en el límite de Pozuelo con Madrid. Allí donde el maltratado Arroyo Meaques entra, a la vez, en la Casa de Campo y en Madrid a través de un notable ingenio hidráulico : la Reja del Zarzón.

Sabatini ideó este ingenio que permitía el paso de las aguas a través de tres ojos realizados en el muro perimetral de la Casa de Campo, los tres ojos disponían cada uno de ellos de una reja abatible que permitía el paso de las aguas y elementos que estas arrastraran por gravedad, pero que evitaban la salida de la fauna del cazadero real al exterior del recinto.

Justo allí se va a proceder al experimento de "mejora" del firme, ante los ojos- nunca mejor dicho- de la obra de Sabatini.

Si ya la idea es chusca, lo resulta mucho más por el espantoso marco que rodea a esta singular obra. Pensamos que han caído en una trampa ya que en escasos metros de este experimento se conjugan un sinnúmero de patochadas que darían para una tesis por lo grotesco. En las fotos podemos apreciar el maltrato que recibe la reja de Sabatini y el propio Arroyo Meaques, nadie de las administraciones competentes parece ver nada más que “argamasa y ladrillo” en este ingenio, como dijo un edil madrileño para intentar devaluar las conducciones cerámicas del jardín renacentista de la Casa de Campo destrozadas tras la acción de palas excavadoras en los felices 1990s.

Desde estas líneas, las asociaciones  Plataforma Salvemos la Casa de Campo y Entorno Meaques- Campamento invitamos a una visita a esta zona para apreciar los valores patrimoniales, tanto arquitectónicos como naturales, que venimos reivindicando desde hace decenios. Eso sí, estaremos a la vez dentro de una amplia  cámara de los horrores con desmanes, desidia y abandono que deseamos y esperamos desaparezcan lo antes posible. Nos ponemos fecha: en 2015 creemos que esto va a empezar a cambiar.


Plataforma Salvemos la Casa de Campo
Plataforma Ciudadana Entorno Meaques- Campamento

Madrid  15  de Agosto 2015

En los años 1990s, tras la histórica tormenta del 24 de junio de 1994, que inundó la M-30 durante una semana, se hicieron muchas obras para evitar la repetición de aquellos hechos. Un enorme colector apareció delante de la reja de Sabatini, sin el menor respeto por la obra del arquitecto barroco. 

Aprovechamos el muro, en disputa con los grafiteros, para poner “literatura”. Hasta ahora, respetan la pintada. La pintada queremos sea revulsivo para eliminar ese pegote.

Estamos en el término de Pozuelo de Alarcón. Solemos repintar el muro con la celebración de la anual Marcha por la Senda de las Merinas, en el mes de abril. La próxima de 2015 serála XIIIª edición. Madrid >> San Lorenzo de El Escorial en 2 días. 

Tenemos una obra de un señalado arquitecto con un entorno en el que reina la cutrez y el abandono más lamentable. No se nota que Pozuelo esté a la cabeza de municipios con mayor renta per capita de España. Sabatini le trae sin cuidado, aquí y en otros sitios de la tapia perimetral donde hay varias rejas con la misión de dejar el paso de las aguas de los diversos arroyos, algunos desaparecidos por aberraciones urbanísticas.

Aquí mismo, a los pies de la Reja va a realizarse la prueba, aquí comienza la Vereda Camino de las Carreras. Han aplanado el terreno para poner el producto “mágico”, esa resina bituminosa.  

Esta es la anchura de la actuación, que no coincide con la medida reglamentaria de 20,89 metros de ancha, apenas tiene 8 metros. Mal empiezan.

Al fondo vemos la tapia y la Reja de Sabatini, tapada por el bodrio del talud que cubre el colector. Todo un proyecto cuidadoso con la obra de Sabatini.

La tormenta del 24 de junio 1994 supuso que la gran cantidad de residuos arrastrados por las aguas, se acumularan en este lugar y la tapia sirviera como dique. Las aguas del arroyo Meaques inundaron la zona limítrofe. Justo la tapia de ladrillo marrón era una vaquería cuyos  animales tuvieron que ser traladados.

Vista, o no vista, de la Reja con el pegote del colector como molesto vecino. Los diversos alcaldes de Pozuelo, incluido el honorable Sr. Sepúlveda, ex de la Sra. Mato, actual Ministra de Sanidad, tuvieron otra iniciativa en este entorno que permitir la construcción de chalets de lujo apoyados o sirviéndose del muro histórico de la Casa de Campo, a escasos 30 metros de la Reja. Se acumulan los despropósitos en esta zona. 

El horroroso tratamiento (????) del arrollado Arroyo Meaques no puede ser peor. La opaca Confederación Hidrográfica del Tajo pasa de este asunto y permite que el Arroyo “desaparezca”, cual Guadiana,  en lugar de obligar a Pozuelo a mantener el cauce del  mismo aún sabiendo que es estacional, como miles de cursos fluviales en España y muchos otros lugares. 

No falta de nada,  a escasos metros de la Reja tenemos la señal de una conducción de gas así como la marca de delimitación de los términos de Madrid y Pozuelo.

Como seguiremos la experiencia piloto haremos crónica de los acontecimientos.

 

Enlace a la noticia (pincha en la imagen):

ABC - 13 de agosto

Tipo de post: