De nuevo la hipocresía ... Casa Vallet de Goytisolo

DE NUEVO LA HIPOCRESÍA…

 

 

Seguimos contemplando como nuestras administraciones llegan tarde, no llegan o no quieren llegar. La desaparición de la Casa Guzmán del arquitecto Alejandro de la Sota, la casi demolición de las Damas Apostólicas…, y ahora la posible desaparición de la Casa Vallet de Goytisolo del arquitecto José Antonio Coderch; tantos ejemplos que se vienen sucediendo mientras nuestros responsables no se enteran, no se quieren enterar o miran para otro lado.

Cuando fuimos conscientes de la desaparición de la Casa Guzmán en Algete, todos sufrimos una especie de colapso intelectual, personal e institucional. Era sencillo dolerse de lo desaparecido porque ya no tenía remedio y fueron unánimes las voces de los estamentos académicos, profesionales y administrativos a favor de un verdadero y contundente catálogo municipal que impidiera en el futuro casos semejantes.

 

 

El Colegio de Arquitectos recurrió acertadamente a hacer uso de las publicaciones que tanto de Madrid –Arquitectura de Madrid-, como de la Comunidad

Arquitectura y Desarrollo Urbano- estaban redactadas hacía años y patrocinadas entre otros organismos por el propio COAM. Estableció una cautela a los proyectos de demolición de los elementos comprendidos en esas guías, dando cuenta de su posible desaparición o transformación a los organismos legalmente responsables de la protección de nuestra arquitectura: Ayuntamiento y Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Y de nuevo tenemos un edificio en peligro: la Casa Vallet , en la calle Belisana 5 de Madrid. Obra del arquitecto catalán Coderch y que está recogida en el enlace de la guía que se transcribe: http://fcoam.ingra.es/#inm.F3.88, y al que cualquier ciudadano puede acceder.

 

 

Sin embargo comprobamos que esta molesta cautela sólo sirve para debatir y lamentar la “falta de protección legal”, aludiendo a lo inevitable de la desaparición de la finca con el argumento de que no deben “conculcarse” los derechos de una propiedad.

¿Es ésa la respuesta que debe dar el organismo que debe velar por nuestro patrimonio?, ¿es que se valora más el rendimiento económico de su solar que la arquitectura que se debe proteger?, ¿es que el valor patrimonial que pertenece a todos como un bien común debe quedar por detrás de los intereses particulares?

Y ante este caso no vemos que nadie pida responsabilidad al Ayuntamiento de Madrid, ¡que debía revisar su Catálogo de edificios protegidos desde el año 2001!.

¿Por qué tal falta de responsabilidad, tal falta de recursos, tal falta de agilidad en las soluciones para proteger efectivamente nuestra Arquitectura?. Muchas veces se han manejado soluciones, quizás cuando interesaba el rendimiento económico de una propiedad: edificabilidad concentrada en el resto de la parcela, permuta por otra parcela edificable, etc.

Habría que tener voluntad política.

Madrid, Ciudadanía y Patrimonio solicitará al Ayuntamiento de Madrid la catalogación como Singular de este ejemplo de nuestra arquitectura contemporánea y a la Dirección General de Patrimonio Cultural su inclusión como Bien de Interés Patrimonial.

 

Madrid, 2 de agosto de 2017

 

Enlaces relacionados:

Tipo de post: