El Ayuntamiento derriba una casa histórica y blasonada de su propiedad, en Embajadores, 18

La actual corporación municipal no quiere ni esperar al nuevo Plan General, y ya está derribando el caserío histórico sin miramientos, en el Centro y en barrios históricos como Chamberí. La protección de esta magnífica casa (parcial) era baja para su categoría, singularidad tipológica y antigüedad, y debía afectar sólo a la portada, escudo y elementos de fachada. Su uso está definido como equipamiento básico, y la opacidad municipal no ofrece datos de los motivos ni intenciones de este acelerado derribo.

Álvaro Bonet ha hecho una reflexión sobre esta casa de propiedad municipal, que enciende la alarma hacia lo que pueda pasar con otras propiedades municipales parecidas como es el caso de Corredera, 20 - Barco, 39.

Tipo de post: 

Comentarios

A propósito del edificio de la calle Embajadores, 18, os comento que, cuando era pequeña, hace unas cuantas décadas, este edificio ya estaba amenazado de ruina. Lo que parece mentira es que estando en el entorno de San Cayetano se haya tenido tan poco respeto. El solar es de categoría, eso levanta muchas intenciones..

Solamente quería comentar que, si no recuerdo mal, el palacete estaba señalado con una placa municipal -en la calle Embajadores-, de las amarillo-doradas, que lo identificaba como casa natal del arquitecto Pedro de Ribera. En su momento me llamó la atención que arramblaran también con una casa histórica con placa y todo.
Enhorabuena a MCP por su trabajo. Sigan así.