Nueva concentración vecinal ante la Quinta de Torre Arias

Texto: Mª Luisa García, arqueóloga y presidenta de AMTTA

Antes de la llegada de los vecinos al punto de encuentro, la Plataforma vecinal de Torre Arias colgó en la puerta de metal que cierra esta finca una serie de fotografías de los elementos que encierra en su interior: palacete, fuentes, invernadero, etc., como una manera de ilustrar qué es lo que se está defendiendo y de lo que la Administración nos quiere privar.

Bajo un cielo nublado, amenazante de lluvia, poco a poco se fue concentrando más de un centenar de personas frente a la puerta de la finca, bajo la mirada atenta de los policías municipales que velaban por nuestra seguridad. Pasadas las 12, Andrés Cabrera, portavoz de la Plataforma Vecinal de la Quinta de Torre Arias, abrió el acto mencionando la situación en la que se encuentra la Finca: la Administración municipal ha rechazado las casi 1.200 alegaciones presentadas al nuevo Plan Especial de “protección y ordenación”; desde hace meses se vienen realizando concentraciones en contra de este Plan todos los domingos últimos de mes; y se destacó el acto organizado en el Ateneo el pasado 15 de septiembre.

Visitas guiadas de 25 personas, previa solicitud

A continuación tomó la palabra Juan Antonio Nicolás, de CC.OO., que alabó el trabajo que está llevando a cabo el grupo de jardineros municipales que trabaja en el interior e hizo hincapié en que, aunque descuidada, la finca no presenta tantos problemas como quiere hacer ver la Administración para negar el acceso. Insistió en que hay ramas caídas, acequias, etc., pero que tienen un peligro discutible. Puso el acento también en la apertura al público a partir del día 2 de octubre, los jueves de 16 a 20 h. y los domingos de 11 a 13 h, en grupos de 25 personas previa solicitud (tel. 91 639 78 69 de lunes a viernes, de 10:00 a 13:00 horas), o a través del correo electrónico paa@talher.com). Se insistió igualmente en la cesión que el Ayuntamiento de Madrid quiere hacer a la Universidad de Navarra -dependiente del Opus Dei- durante 80 años, y la necesidad de parar dichas pretensiones para que la finca acabe en manos de la ciudadanía, como está establecido en el convenio de 1986 entre el Ayuntamiento y los antiguos propietarios. 

La concentración también quería servir cómo asamblea, por lo que Andrés Cabrera dio la palabra a todos los allí presentes para que manifestaran lo que creyeran oportuno. Uno a uno fueron expresando sus inquietudes y preguntas acerca del tema. Uno de ellos, Juan Antonio Aguilera, miembro de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, tomó la palabra y expresó las singularidades y características de la Finca, para hacer un llamamiento de movilización ciudadana a favor de su defensa, además de insistir en que un terreno perteneciente a la ciudadanía madrileña no puede darse en explotación a una universidad privada. Otra persona que cogió el turno de palabra indicó la necesidad de ser más contundentes en las acciones que se estaban llevando a cabo.

Bajo una lluvia intermitente -y tras corear un fuerte ¡SÍ SE PUEDE!- se dio por finalizada la concentración, quedando invitados todos los manifestantes a participar en las asambleas que lleva a cabo la Plataforma vecinal de la Quinta de Torre Arias.

NOTA DE PRENSA DISTRIBUIDA POR LA PLATAFORMA VECINAL

Tipo de post: