Primera reunión con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid

Por fin, el pasado jueves 23 de Julio a las 16’00 h tuvo lugar la reunión con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible que Madrid, Ciudadanía y Patrimonio había solicitado por registro el día 7. Por desgracia, el titular del Área, José Manuel Calvo del Olmo, sólo la presidió breves momentos, excusando su asistencia por tener que preparar su ponencia en el debate sobre la Operación Chamartín convocado en el Centro Cultural La Vaguada para las 18’30, por lo que no pudo oír las reivindicaciones y planteamientos expresados por los ocho miembros de MCyP que asistieron, ni tampoco asumir los compromisos que esperábamos de él.

En su lugar, los responsables de atender a nuestros representantes fueron Pilar Pereda, José Luis Infanzón, y Pablo Carralero Orti, que demostraron tener un buen conocimiento del Área y de los temas planteados.

Se abrió la reunión planteando la necesidad de incluir las Cocheras de Cuatro Caminos en el catálogo de edificios protegidos del Plan General (PGOUM), a lo que respondió Infanzón aconsejándonos que solicitásemos a la Comunidad de Madrid su declaración como Bien de Interés Cultural (B.I.C.); pero tras informarle de que dicha declaración ya estaba pedida y de que el edificio contaba con valores más que sobrados para merecer protección, Carralero propuso que se iniciasen de inmediato los trámites para llevar el asunto a Pleno en la primera fecha disponible.

El segundo tema tratado fue el Paseo de la Dirección, haciendo ver a los asistentes la absoluta falta de adecuación del Plan que se está ejecutando a los condicionantes topográficos, urbanísticos y patrimoniales del lugar, así como las innumerables alegaciones presentadas por los vecinos. Esta situación fue asumida por los representantes municipales, que admitieron los problemas que genera el Plan aprobado, pero cuya modificación en este momento consideran muy dificultosa por ser una concesión prorrogada de la anterior administración, a la que todavía le quedan dieciséis meses de vigencia de la última prorroga.

En tercer lugar se planteó la situación de Torre Arias, cuyo Plan Especial de Protección ha sido recurrido por los vecinos, estando paralizada cautelarmente su aplicación. En este caso, al tratarse de una propiedad municipal, se consideró que no habrá problema en consensuar con la ciudadanía su futura restauración y gestión, a falta sólo de encontrar la solución técnica más adecuada para modificar el Plan actual.

Se pasó después a cuestionar el Plan para la Plaza de España que presentó el consistorio saliente a pocos meses de las elecciones, y que –a falta de una recusación oficial- los ciudadanos creíamos que estaba en proceso de elaboración. Se nos informó de que dicho Plan había sido abandonado, y que en su lugar se propondría un concurso arquitectónico de ideas para la superficie de la plaza sobre unas bases consensuadas con los vecinos, y que en nuestra opinión deben imponer la conservación tanto de los elementos monumentales y urbanísticos más destacados como del arbolado y vegetación existentes.

Como es de suponer, el siguiente punto tratado fue el Edificio España; mostrándose los representantes municipales contrarios tanto a la rebaja de protección acordada en la pasada legislatura como a su previsto derribo, pero sin ofrecer ninguna decisión al respecto; quizás inconscientes de que dicha desprotección heredada sigue siendo defendida en los tribunales por el actual Ayto. -en continuidad absoluta con la política del PP- frente al recurso interpuesto por Ecologistas en Acción.

A este tema polémico siguió otro no menos conflictivo: la Operación Canalejas, denunciando los representantes de MCyP el derribo ilegal –sin licencia municipal- de dos inmuebles que gozaban de la más alta protección posible al estar declarados B.I.C. Al igual que en el caso anterior, los responsables municipales lamentaron la situación creada pero se mostraron renuentes a exigir responsabilidades a los causantes del destrozo.

Después se expuso la necesidad de establecer un Plan Director para la Casa de Campo que termine con la dispersión actual de competencias, pues son innumerables los organismos administrativos que tienen afecciones sobre la misma, dificultando su entendimiento como un conjunto único, cuyo extraordinario valor medioambiental debería potenciarse mediante la creación de un Corredor Ecológico del Suroeste sobre los terrenos en torno al arroyo Meaques afectados por la Operación Campamento.

Inmediatamente se informó a los representantes municipales de cómo en el último pleno de la anterior corporación se aprobó la cesión sin contrapartidas al Ministerio del Interior de 17.000 m2 adicionales que habrían pasado a ser de titularidad municipal en el solar de la antigua Cárcel de Carabanchel.

Por último, ya casi sin tiempo tras dos horas y media de reunión, se inquirió sobre los proyectos municipales respecto a la abortada revisión del Plan General, se planteó la necesidad de reformar el funcionamiento de la Comisión Institucional para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural, y se solicitó que las autoridades municipales interviniesen para frenar la degradación del Colegio Mayor San Juan Evangelista por ser un edificio que goza de un elevado nivel de protección.

Terminada la exposición de estos temas, les entregamos una copia de la Carta abierta de MCyP a los partidos, en la que hay una relación extensa de los asuntos de Patrimonio que más nos preocupan, y se planteó la necesidad de retomar los contactos en septiembre para establecer reuniones periódicas en las que tratar de manera monográfica los temas que sean competencia de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio. En conjunto, los representantes municipales admitieron estar en un 99% de acuerdo con los planteamientos y objetivos de MCyP, aunque pretextaron innumerables dificultades administrativas, legales y económicas para poder asumirlos.

Enlaces relacionados:

Tipo de post: